Anuncios

Demian Bichir se estrena en el cine como abuelo

CIUDAD DE MÉXICO, abril 4 (EL UNIVERSAL).- "Es una locura, pero hay mucha alegría", dice de buen humor Demian Bichir, al estrenarse como abuelo en el cine, tras más de 30 años de carrera.

Ha sido "Chupa", una película que retoma la figura del mítico chupacabras, aquel ente que presuntamente, hace 30 años, asesinó a varios rumiantes extrayéndoles la sangre, quien lo atrajo.

Fue Jonás Cuarón ("Desierto"), el director a quien Demian conoció cuando éste contaba con cinco años de edad, el que lo dirigió en esta historia.

"Ha pasado todo muy rápido en la vida. Recuerdo cuando salía yo a jugar como niño, luego ya sabes, pasé de eso a ser papá y ahora soy abuelo, pero esta es una historia hermosa. Así, que me traigan a todos los abuelos que quieran", asegura Demian sonriente.

Bichir, quien en 2012 fuera nominado al Oscar para mejor actor por su participación en el drama "Una vida mejor", ahora coprotagoniza esta cinta que se estrena el próximo viernes en Netflix.

Ubicada en los años 90, la trama inicia con un grupo que es liderado por un estadounidense (Christian Slater, "Mr. Robot") que está en busca de la criatura en suelo mexicano, y encuentra a uno pequeño, el cual logra escapar, ayudado por un adulto de su misma especie.

El chupacabras llega entonces a un rancho en donde el personaje de Demian Bichir, un luchador profesional retirado, vive con sus nietos y recibe a otro, pero que ha vivido en Estados Unidos (Evan Whitten, Penny Dreadful).

"Es la historia de un niño que conecta con una criatura mágica. Y yo lo que quería era hacer una película que pudiera ser vista por mis hijos", comenta por su parte el realizador Jonás Cuarón.

"Yo crecí en los años 90 y eso era muy divertido, contar algo sobre la época que viví y poder llenarlo con todos los símbolos de mi infancia, por eso una de mis escenas favoritas es cuando los niños cantan una canción de La Maldita Vecindad", detalla el cineasta.

Para diseñar visualmente al chupacabras, el equipo de producción, comandado por el hijo del también realizador Alfonso Cuarón ("ROMA" y "Gravedad") tomó como base la descripción de supuestos avistamientos que decían se trataba de un cuadrúpedo con alas.

Un perrito llamado Harper fue habilitado para que el niño protagonista interactuara con un ser tangible, pero que sería sustituido digitalmente.

"A mí me gusta mucho que en estas películas se habla de la relación entre un animal y un niño, que es muy honesta y mágica y, en ese sentido, teníamos a este perrito que era muy tierno y con él actuaba Evan, así podía ver y sentir algo", revela Jonás.

La relación entre Demian Bichir y Evan se dio de manera natural. Desde un inicio, comenta Jonás, compaginaron, aunque en pantalla se vea al principio una relación distante porque al pequeño no le gusta México.

Aun así, como buen abuelo, el personaje de Bichir no deja de aconsejarle que no olvide sus raíces, algo que para el histrión mexicano, quien lleva más de una década radicando en Estados Unidos, pero sin descuidar trabajo en su país natal, es fundamental.

"De eso se trata la vida: cuando realmente sabes quién eres, cuando sepas de dónde vienes, entonces se tendrá un futuro más brillante. Siempre hay que volver a las raíces, a la familia, que siempre apoyará", subraya el actor.