Indignación entre demócratas y veteranos ante bloqueo de proyecto de ley de pozos de combustión

·8  min de lectura

Los senadores republicanos fueron acusados de “condenar a muerte a los veteranos” después de que bloquearan la aprobación de un proyecto de ley histórico que finalmente daría a los miembros del servicio de EE.UU. enfermos y moribundos por la exposición tóxica a los pozos de combustión el acceso a la asistencia sanitaria que necesitan.

Legisladores demócratas, veteranos y defensores de los derechos humanos, como el presentador de televisión Jon Stewart, hablaron en una emotiva rueda de prensa el jueves por la mañana, cuando el proyecto de ley, que se esperaba que se convirtiera en ley a finales de la semana, fue repentinamente desbaratado por el partido republicano.

“Es una mier*a, la verdad”, gritó la senadora Kristen Gillibrand. “Acaban de condenar a muerte a los veteranos”.

El miércoles, la ley SFC Heath Robinson Honoring our PACT se derrumbó en el Senado de EE.UU. cuando docenas de republicanos que anteriormente apoyaban el proyecto cambiaron de súbito de opinión y decidieron votar en contra.

El proyecto de ley solo recibió 55 de los 60 votos necesarios para aprobar una moción de clausura el miércoles, ya que solo ocho republicanos votaron para que saliera adelante.

La asombrosa cifra de 25 de los que votaron en contra había votado a favor del mismo proyecto de ley apenas un mes antes.

El 16 de junio, el Senado de EE.UU. había votado de manera aplastante a favor del proyecto de ley, con 84 votos a favor y 14 en contra para ampliar el acceso a la asistencia sanitaria de miles de veteranos que han servido a EE.UU. en el extranjero.

Pero ahora, cuando el Senado tiene previsto entrar en un receso de un mes el 5 de agosto, miles de veteranos que necesitan desesperadamente asistencia sanitaria y prestaciones por discapacidad se han quedado en la incertidumbre durante más tiempo.

Gran parte de la culpa de sabotear la aprobación del proyecto de ley recayó en el senador Pat Toomey, quien -antes de la votación- se pronunció en contra del proyecto y dijo que quería añadir una enmienda sobre el gasto provisional.

En la rueda de prensa del jueves, Rosie Torres -cofundadora de BurnPits360 y esposa del veterano Le Roy Torres, que padece una rara enfermedad terminal causada por los pozos de combustión- fustigó al senador que morirán más veteranos por su culpa.

“Senador Toomey, ¿cuántos veteranos van a morir por su culpa?”, preguntó.

“Por favor, explíquenos: ¿cuál es una cantidad aceptable de muertes?”.

Torres tachó a los senadores republicanos que cambiaron su voto de “25 villanos” mientras decía que la comunidad de veteranos “exige respuestas, merecemos justicia”.

La senadora demócrata de Nueva York, Kirsten Gillibrand, califica la acción del Partido Republicano de “mier*a” (EPA)
La senadora demócrata de Nueva York, Kirsten Gillibrand, califica la acción del Partido Republicano de “mier*a” (EPA)

Stewart, quien ha estado presionando al gobierno para que apruebe el proyecto de ley, arremetió contra la “crueldad abyecta” de los legisladores del Partido Republicano que habían votado en contra y les advirtió que retrasar la aprobación de la Ley PACT está costando vidas.

Arremetió contra los senadores que planean irse de receso la próxima semana, cuando los veteranos que están enfermos y muriendo no tienen tiempo para esperar.

“No están en el tiempo del Senado. Están en tiempo humano. Están en tiempo de cáncer”, aseveró.

“¿No tienen familias? ¿No tienen personas que están decidiendo cómo vivir sus últimos momentos?”, preguntó a los legisladores.

Stewart puso en evidencia a los senadores Toomey, Rick Scott y Mitch McConnell, al tiempo que destacaba la hipocresía de los legisladores que dicen apoyar a los veteranos, pero que votaron en contra de la Ley PACT.

Leyó un tuit en particular publicado por Scott el miércoles, en el que el republicano de Florida mostraba fotos suyas entregando paquetes de atención a los hombres y mujeres del servicio, el mismo día que votó en contra del proyecto de ley.

“Tuve el honor de unirme a @the_uso hoy y entregar paquetes de atención para nuestros valientes miembros militares en agradecimiento a su sacrificio y servicio a nuestra nación”, decía el tuit.

Stewart se burló del tuit diciendo “qué hermosa imagen”.

“¿Recibiste el paquete? Creo que tiene algunos M&Ms y algunas galletas”, se burló.

También imitó la voz de McConnell al revelar que un mes antes había dicho a los veteranos “lo conseguiremos”.

“Mitch McConnell ayer dio un vuelco”, dijo, refiriéndose a la repentina decisión del senador de votar entonces en contra del proyecto de ley.

Toomey, por su parte, “no se sienta” con los veteranos a los que afecta, mientras afirma que cuenta con el respaldo de varios grupos de veteranos.

“Pat Toomey afirma que tiene el respaldo de grupos de veteranos”, subrayó.

El cómico Jon Stewart abraza a Susan Zeier en la rueda de prensa del 28 de julio (REUTERS)
El cómico Jon Stewart abraza a Susan Zeier en la rueda de prensa del 28 de julio (REUTERS)

“Me parece una mier*a: estos son los grupos de veteranos”, dijo señalando a los múltiples veteranos y representantes de grupos de veteranos que se habían reunido en la rueda de prensa para condenar el estancamiento del proyecto de ley.

“Están todos aquí. No están detrás de usted, de hecho, no les deja ponerse delante”, señaló, tachando a Toomey de “pu*o cobarde”.

El presentador de televisión afirmó que -después de haber pasado más de una década presionando al gobierno de EE.UU., primero en favor de los intervinientes en el 11-S y luego en favor de los veteranos- está “acostumbrado a la hipocresía” y a las “mentiras”.

“Todo tipo de responsabilidad se muere en el Senado”, manifestó.

“Nunca van a perder sus puestos de trabajo. Nunca van a perder su asistencia sanitaria”.

Y añadió: “Esto es una vergüenza para el Senado, para el país y para los fundadores y para todo lo que confiesan tener en cuenta. Si esto es América primero, entonces esto es América jod*da”.

En marzo, el proyecto de ley fue rebautizado con el nombre del difunto sargento Heath Robinson, quien murió en mayo de 2020 a causa de un raro cáncer provocado por la inhalación de gases tóxicos procedentes de pozos de combustión mientras servía en Irak en la Guardia Nacional de Ohio. Tenía 39 años.

Su suegra, Susan Zeier, se ahogó en lágrimas al tachar de “reprobables” a los senadores que votaron en contra, mientras se vestía con la chamarra militar de su difunto yerno.

Apenas un mes antes se había quitado simbólicamente la chamarra diciendo que ya no necesitaba “llevar” a Heath “sobre sus hombros” después de que el Senado aprobara la ley.

La votación del 16 de junio fue celebrada por los veteranos, sus familias y los defensores que llevan años luchando para que el gobierno de EE.UU. se tome en serio el tema de los pozos de combustión, ya que la aprobación significaba que el proyecto estaba a semanas de convertirse en ley.

El proyecto de ley fue devuelto a la Cámara de Representantes para su votación final, en la que se aprobó por 342 votos a favor y 88 en contra el 14 de julio.

Debido a una pequeña corrección técnica de la Cámara, el Senado tuvo que volver a votar antes de que pudiera ser enviada a la mesa del Presidente Joe Biden para ser firmada como ley.

Pero, entre un mes y otro, decenas de senadores republicanos decidieron que ya no apoyaban la ampliación del acceso a la asistencia sanitaria y a la discapacidad de los miembros del servicio de EE.UU. y decidieron cambiar su voto.

El presidente de la Comisión de Asuntos de los Veteranos del Senado, Jon Tester, criticó la medida en el pleno del Senado el miércoles por la noche.

Los veteranos y los defensores de los derechos humanos condenaron a los legisladores del Partido Republicano que ahora impiden que los veteranos reciban asistencia sanitaria (Getty Images)
Los veteranos y los defensores de los derechos humanos condenaron a los legisladores del Partido Republicano que ahora impiden que los veteranos reciban asistencia sanitaria (Getty Images)

“Este acto de cobardía de última hora perjudicará activamente a los veteranos de este país y a sus familias”, afirmó.

“Los republicanos han elegido hoy robar a generaciones de veteranos expuestos a tóxicos en todo este país la atención sanitaria y las prestaciones que tan desesperadamente necesitan”.

“Y que no quede duda, más veteranos sufrirán y morirán como resultado”.

En virtud de la legislación, 23 tipos de cáncer, enfermedades respiratorias y otras afecciones estarán ahora presuntamente relacionadas con la exposición de los veteranos a pozos de combustión durante su despliegue en el extranjero.

Esto significa que los hombres y mujeres en servicio que hayan regresado a casa después de servir a su país y hayan desarrollado una de estas enfermedades tendrán acceso automático a la asistencia sanitaria y a las prestaciones por discapacidad.

También financiará la investigación federal sobre el impacto de los pozos de combustión en las tropas de la nación.

Se calcula que 3,5 millones de militares y veteranos han estado expuestos a pozos de combustión y toxinas en el aire mientras servían a EE.UU. en el extranjero, según el Departamento de VA (Asuntos de los Veteranos).

Durante las guerras estadounidenses posteriores al 11-S en Irak y Afganistán, se utilizaron enormes pozos de combustión al aire libre para quemar montañas de basura, incluidos envases de alimentos, desechos humanos y equipos militares en las bases militares de EE.UU.

Miles de militares de EE.UU. volvieron a casa después de su despliegue y desarrollaron problemas de salud, como cánceres raros, afecciones pulmonares, enfermedades respiratorias y lesiones cerebrales tóxicas causadas por la inhalación de los humos tóxicos de las fosas.

Pero, hasta ahora, la carga de la prueba siempre ha recaído en los veteranos para demostrar que la exposición tóxica sea la causa de su condición.

En septiembre de 2020, un alto funcionario del VA testificó ante el Congreso que casi el 80 por ciento de las reclamaciones por discapacidad que mencionaban pozos de combustión fueron rechazadas entre 2007 y 2020.

En los últimos seis meses, el presidente ha hecho de la cuestión de los pozos de combustión una prioridad mayor y ha instado repetidamente a los legisladores de la Cámara de Representantes y del Senado a que aprueben leyes para apoyar a los veteranos.

Durante su discurso sobre el Estado de la Unión en marzo, declaró que cree que su hijo Beau Biden puede haber muerto como resultado de la exposición tóxica a pozos de combustión durante su despliegue en Irak.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.