Todos los demócratas y ocho republicanos de la Cámara votan para proteger la anticoncepción

·4  min de lectura

La Cámara de Representantes de los EE.UU. aprobó un proyecto de ley para proteger el acceso a la anticoncepción, luego de las advertencias de los demócratas del Congreso de que los legisladores estatales republicanos, envalentonados, y la mayoría conservadora de la Corte Suprema de los EE.UU., podrían socavar los derechos constitucionales a la atención médica reproductiva después de derogar Roe vs. Wade.

La Ley del Derecho a la Anticoncepción afirma el derecho de los estadounidenses a la atención anticonceptiva, incluidos los anticonceptivos orales, los dispositivos intrauterinos o DIU y la anticoncepción de emergencia, como la píldora del día después, así como el derecho de los médicos a brindarlos.

Con una votación de 228 a 195 este 21 de julio, solo ocho republicanos se unieron a los demócratas de la Cámara de Representantes. Los representantes republicanos Liz Cheney de Wyoming, Nancy Mace de Carolina del Sur, Fred Upton de Michigan, Adam Kinzinger de Illinois, John Katko de Nueva York, Brian Fitzpatrick de Pennsylvania, Maria Elvira Salazar de Florida y Anthony González de Ohio votaron a favor.

La mitad de los republicanos que votaron a favor (Upton, Kinzinger, Katko y González) no buscan la reelección, mientras que Cheney enfrenta unas elecciones primarias difíciles en su estado natal, después de sus repetidas críticas contra el expresidente Donald Trump. Otros, como Fitzpatrick y Salazar, representan distritos que votaron por el presidente Joe Biden.

Mace, sobreviviente de violación, vestía una chaqueta con etiquetas que decían “Mi estado prohíbe las EXCEPCIONES. Protejan la anticoncepción”.

Carolina del Sur está debatiendo actualmente una legislación para prohibir casi todos los abortos en el estado, sin excepciones por violación e incesto. Mace recientemente ganó su elección primaria contra un contrincante respaldado por el expresidente Donald Trump.

Después de que la Corte Suprema revocara el derecho constitucional a la atención del aborto en Dobbs vs. Jackson Women's Health Organization, los legisladores estatales republicanos de todo el país promulgaron severas leyes antiaborto que anteriormente eran consideradas anticonstitucionales, mientras que los grupos legales conservadores y los cabilderos cristianos de derecha, que han pasado años desafiando los derechos LGBT+ y las medidas de atención reproductiva, buscan aumentar su influencia en las legislaturas estatales.

En un fallo concurrente en el caso Dobbs, el juez Clarence Thomas sugirió que el tribunal debería “reconsiderar todos los precedentes sustantivos del debido proceso de este tribunal”, como los casos históricos relacionados con la anticoncepción y el matrimonio igualitario.

Sin protecciones federales explícitas, los legisladores demócratas temen que, al igual que el aborto, el acceso a la anticoncepción y el reconocimiento de los matrimonios entre personas del mismo sexo dependan solo de las protecciones dentro de cada estado.

“Este proyecto de ley no podría ser más importante”, dijo la representante demócrata Sara Jacobs de California a la Cámara durante el debate. “Para mí y para decenas de millones de estadounidenses, estas amenazas del juez Thomas y la Corte Suprema de quitarnos nuestros anticonceptivos no son abstractas”.

Jacobs compartió los impactos personales del acceso al control de la natalidad cuando era adolescente, así como un DIU y el Plan B.

“Deberíamos estar hablando de períodos y control de la natalidad y la atención médica que millones de estadounidenses necesitan para su vida cotidiana”, expuso. “La decisión de cómo, cuándo y si formar una familia son decisiones personales y privadas y nunca deben ser decididas por la Corte Suprema o el Congreso”.

Los republicanos de la Cámara criticaron el proyecto de ley por apresurar al pleno a votar y afirmaron que la legislación es un “caballo de Troya para [permitir] más abortos”, según la representante Cathy McMorris Rodgers de Washington, quien llamó al proyecto ”Ley de Pagos por la Planificación de la Familia”.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, condenó la retórica republicana en torno al proyecto de ley.

“Seamos claros, castigar y controlar a las mujeres por usar métodos anticonceptivos es solo otra política en la agenda extrema de los republicanos para Estados Unidos”, aseveró.

Dijo que las objeciones del Partido Republicano reflejan un “oscuro deseo” de controlar y castigar la toma de decisiones íntimas de los estadounidenses.

“Esto se trata de esclavitud”, sentenció.

La representante demócrata de EE.UU. Judy Chu, autora de la legislación para codificar el derecho al aborto, apuntó que “el control de la natalidad es atención médica, simple y llanamente”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.