Los demócratas instan a Google a que deje de mostrar “clínicas falsas” de aborto en los resultados de búsqueda

·4  min de lectura

Algunos miembros del Congreso han instado a Google a bloquear los resultados de búsqueda engañosos y los anuncios en la plataforma que dirigen a los usuarios hacia clínicas de aborto “falsas” y los llamados “centros de embarazo en crisis”, instalaciones no médicas destinadas a disuadir a las personas de buscar un aborto.

Una carta de 20 legisladores dirigida a Alphabet y al gerente general de Google, Sundar Pichai, indica que el 37 por ciento de los resultados de Google Maps y el 11 por ciento de los resultados de búsqueda en la plataforma para combinaciones de palabras como “clínica de aborto cerca de mí” en los estados que han buscado prohibir el aborto dirigen a los usuarios hacia las clínicas antiaborto.

La carta dice que el 28 por ciento de los anuncios de Google en la parte superior de esos resultados eran para clínicas contra el aborto. Esto confirma los informes del Centro para contrarrestar el odio digital.

“Dirigir a las mujeres a clínicas falsas que trafican con información errónea y no brindan servicios de salud integrales es peligroso para la salud de las mujeres y socava la integridad de los resultados de búsqueda de Google”, escribieron los legisladores en su carta del 17 de junio.

Los legisladores dijeron que “Google no debería mostrar clínicas falsas contra el aborto o centros de embarazo en crisis en los resultados de búsqueda para los usuarios que buscan una ‘clínica de aborto’ o una ‘píldora abortiva’”.

Al senador estadounidense Mark Warner y a la representante estadounidense Elissa Slotkin se unieron los senadores Amy Klobuchar, Bernie Sanders, Elizabeth Warren, Richard Blumenthal, Dianne Feinstein, Chris Van Hollen, John Hickenlooper, Alex Padilla, Kirsten Gillibrand, Ed Markey, Michael Bennet y Tina Smith. Los representantes demócratas estadounidenses Don Beyer, Suzanne Bonamici, Jason Crow, Carolyn Maloney, Katie Porter, Jan Schakowsky y Jackie Speier también firmaron la carta.

Ellos instaron a Pichai a responder con un plan de la empresa para limitar los centros antiaborto en los resultados, agregar descargos de responsabilidad cuando corresponda y con información sobre los intentos de la empresa de proporcionar “resultados de búsqueda precisos relacionados con la atención médica”.

Se espera que una decisión inminente de la Corte Suprema de EE.UU. que involucra una ley de Mississippi revoque las protecciones de 50 años de antigüedad afirmadas en la constitución en el caso de Roe vs. Wade y reafirmadas por la decisión en Planned Parenthood vs. Casey.

La Casa Blanca y los miembros del Congreso están pidiendo a las empresas de tecnología que dejen de almacenar o vender datos de salud confidenciales e información de ubicación de aplicaciones que podrían ser adquiridas por activistas contra el aborto y agencias de aplicación de la ley para enjuiciar a los proveedores en los estados donde se espera que el aborto esté prohibido.

La vicepresidenta Kamala Harris dijo que teme que los estados que criminalizan la atención del aborto puedan exigir por la vía legal que se les proporcionen los datos personales de las pacientes, incluidas las aplicaciones de seguimiento de periodos y los resultados de los motores de búsqueda de clínicas de aborto, que podrían usarse contra ellas o sus médicos.

En una reunión con expertos legales sobre las amenazas a las protecciones de la privacidad, la vicepresidenta dijo que teme la “vulnerabilidad de las mujeres que usan aplicaciones de seguimiento menstrual, aquellas que usan un motor de búsqueda para encontrar ciertos lugares o cierta ayuda... y qué tan vulnerables esas búsquedas serán para los malos que intentan rastrear su historial, y ni hablar de las fuerzas gubernamentales que puedan estar interesadas en investigar eso con cualquier propósito”.

La legislación propuesta por varios miembros del Congreso bloquearía los datos íntimos recopilados en los teléfonos inteligentes, incluidos, en términos más generales, los datos de ubicación, para que no lleguen a manos de las empresas que los recopilan y las empresas que quieren comprarlos.

Un proyecto de ley de la congresista de California Sara Jacobs limitaría estrictamente los datos de salud sexual que las empresas pueden recopilar, almacenar y divulgar, mientras que una propuesta radical de la senadora Elizabeth Warren prohibiría a los corredores de datos vender o transferir datos de ubicación y salud.

El mes pasado, la Senadora Warren y un grupo de 13 senadores criticaron a dos corredores de datos por recopilar y vender datos de ubicación basados en teléfonos de personas que viajaron a clínicas de aborto.

Un grupo de senadores demócratas también le escribió a Pichai el mes pasado para exigir que la empresa “deje de recopilar y conservar innecesariamente datos de ubicación de clientes, para evitar que los fiscales de derecha utilicen esa información para identificar a las personas que han abortado”.

Un portavoz de Google dirigió la solicitud de comentarios de The Independent a un comunicado anterior.

“En todos nuestros productos, trabajamos para hacer que la información de alta calidad sea fácilmente accesible, particularmente sobre temas críticos de salud”, dijo Google a principios de este mes . “Cualquier organización que desee anunciarse a las personas que buscan información sobre los servicios de aborto en Google debe estar certificada y mostrar en los anuncios una indicación clara de si ofrecen o no abortos. Siempre buscamos formas de mejorar nuestros resultados para ayudar a las personas a encontrar lo que buscan o a comprender si es posible que lo que buscan no esté disponible”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.