Demócratas de Florida: con Cuba es mejor usar el bisturí que el machete

·2  min de lectura

Miami, 17 may (EFE).- El Partido Demócrata de Florida afirmó que los cambios anunciados por el Gobierno de EE.UU. en la política hacia Cuba buscan mantener la presión sobre el régimen y a la vez evitar que los ciudadanos de la isla se conviertan en "daños colaterales".

"La política hacia Cuba se lleva a cabo mejor con un bisturí, no con un machete", dijo Manny Díaz, presidente del Partido Demócrata de Florida, en un comunicado.

En un estado dominado por el Partido Republicano, que tiene como aliado a un exilio cubano defensor de la mano dura contra el régimen de Cuba, las medidas anunciadas este lunes, que revierten parte de las restricciones impuestas durante la Presidencia de Donald Trump (2017-2021), provocaron reacciones encontradas.

El gobierno del demócrata Joseph Biden anunció el levantamiento de las restricciones a los vuelos comerciales a Cuba, hasta ahora limitados a la capital, y al envío de remesas, y la reanudación del programa que permite a cubanos en EE.UU. "reclamar" a sus familiares de la isla.

"Las medidas anunciadas por la Administración Biden son alentadoras, especialmente para las miles de familias que siguen separadas por la política draconiana de la pasada administración de prácticamente cancelar los acuerdos migratorios y eliminar el Parole de Reunificación Familiar Cubana", dijo Díaz.

"La separación de las familias cubanas ha sido el resultado más trágico de la dictadura cubana y este paso ayudará a aliviar la carga de miles de cubanos", agregó.

El dirigente demócrata, llegado a EE.UU. de niño junto a su madre mientras su padre estaba encarcelado en Cuba, hizo referencia a su propia historia familiar para subrayar que es la misma de "miles de familias cubanas" que "merecen ser reunificadas".

A juicio de Díaz, la nueva política también "evitará cientos de muertes en el Estrecho de Florida y salvará a innumerables cubanos de la peligrosa travesía por Centroamérica y México que puede conducir a innumerables tragedias".

Desde las protestas del 11 de julio pasado en Cuba y la represión de los participantes, la afluencia de cubanos hacia EE.UU., tanto por mar como por tierra, se ha disparado.

Sobre las remesas, que ya no estarán limitadas a mil dólares por trimestre, destacó que van a fluir "más libremente" para el pueblo cubano, pero excluyendo a "entidades del régimen como FINCIMEX" para que no puedan "aprovechar" ese flujo de dinero.

La reanudación del programa de reunificación familiar y el aumento de los vuelos recibieron el apoyo de dirigentes del exilio como Ramón Saúl Sánchez, del Movimiento Democracia, pero otros como Orlando Gutiérrez, del Directorio Democrático, rechazaron totalmente el cambio de política que consideran una claudicación.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.