Declaran inimputable al militante de ultraderecha platense que celebró ataque a Cristina Kirchner

·4  min de lectura
José Derman, el hombre detenido, cuando grabó el video para reivindicar el ataque
José Derman, el hombre detenido, cuando grabó el video para reivindicar el ataque - Créditos: @Captura

La justicia federal platense declaró inimputable a José Derman, el integrante del espacio de ultraderecha detenido ayer en la capital bonaerense, por intimidación pública tras celebrar el intento de asesinato contra la vicepresidenta Cristina Kirchner, y dispuso su traslado hacia un establecimiento especializado en salud mental para que sea examinado por un equipo profesional.

Fuentes judiciales indicaron que el juez federal de La Plata Ernesto Kreplak dispuso que Derman sea sometido a una evaluación en el Hospital Interzonal Especializado en Agudos y Crónicos Neuropsiquiátrico “Dr. Alejandro Korn” de Melchor Romero.

Luego, un magistrado del fuero civil tendrá que decidir el tratamiento que debe seguir, tal como lo dispone la Ley de Salud Mental.

Derman, estudiante de sociología de 38 años que forma parte de un espacio político-cultural con orientación libertaria y negacionista, fue detenido en una investigación por intimidación pública, tras haber celebrado en redes sociales el intento de magnicidio contra Kirchner.

Se trata del “Centro Cultural Rittenhouse”, una agrupación que se autodefine como “un espacio de carácter anti-comunista” y desde donde Derman, a través de un video de Youtube, lamentó que no hubiera salido el disparo del arma esgrimida por Fernando Sabag Montiel contra la Vicepresidenta.

Derman fue detenido a partir de la investigación de la Dirección de Contraterrorismo de la Policía Bonaerense, que accedió a un video donde el hombre convocaba a tomar las armas “para arrancar de raíz al marxismo”, al mismo tiempo que apuntó contra el actual Gobierno.

En este marco, el juez Kreplak dispuso tres allanamientos en la capital bonaerense, en uno de los cuales fue detenido Derman.

En el fallo al que accedió la agencia Télam se indicó que “la presente causa fue radicada e ingresada el día 4 de septiembre del año curso a partir de la prevención de la Dirección de Contraterrorismo del Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires”, a lo que luego se sumó la denuncia de la Subsecretaría de Derechos Humanos bonaerense.

“ En base a los elementos reunidos hasta ese momento, el tenor de los hechos puestos en conocimiento , y teniendo en cuenta no sólo la urgencia del caso, sino también las particulares circunstancias que atraviesa el país y la índole del delito presuntamente cometido que pone en riesgo el orden público, se ordenó el allanamiento del inmueble donde reside Derman y del domicilio donde funcionaría el centro cultural “Kyle Rittenhouse” (linderos entre sí) y se dispuso la detención del sospechoso”, se recordó.

En los allanamientos fueron secuestraron: un proyectil de mortero de 83 mm, una Netbook, 3 CPU, un dron con control remoto, tres celulares, dos pendrives y dos handys.

Antes de fijar una indagatoria, “atendiendo a las circunstancias emergentes de la investigación sobre el estado de salud mental del imputado, se dispusieron medidas urgentes para determinar la aptitud de Derman de comprender la criminalidad de sus actos y para ser sometido a proceso penal”.

Tras los informes médicos, el juez decretó la inimputabilidad de Derman y dispuso su sobreseimiento, mientras sigue la investigación por intimidación pública “en miras a determinar la eventual implicancia de terceras personas en los sucesos que conforman la plataforma fáctica de la causa”.

Derman integra una agrupación que montó un local en La Plata cuyos fundadores e integrantes fomentan el negacionismo de los crímenes cometidos por la última dictadura, atacan las políticas de género y las diversidades y promueven públicamente discursos de odio, intolerancia y negacionismo.

El espacio abraza la figura de Kyle Rittenhouse, un joven de Illinois, Estados Unidos , quien con un rifle semiautomático asesinó a dos personas en protestas contra la brutalidad policial en 2020, promociona las tendencias negacionistas en torno al genocidio de la última dictadura y utiliza insignias neonazis.

Desde redes sociales, en apariciones públicas o mediante videos y textos, hace referencia al 24 de marzo como “el Día de Lucha contra la Subversión” o afirma mediante pintadas en la ciudad que las víctimas del genocidio no fueron 30.000.

En sus comunicados, el grupo se refiere a las personas detenidas-desaparecidas como “terroristas”, reflota en sus redes la teoría de los “dos demonios”, “la guerra sucia” y “la amenaza subversiva” y comparte materiales de reivindicación a represores militares.

Desde el espacio, además, dañaron y pintaron murales platenses por la Memoria, Verdad y Justicia con expresiones como “Muerte” sobre rostros de Madres de Plaza de Mayo o escribieron “Zurdos comunistas” sobre el mural-homenaje al histórico dirigente del Partido Comunista Revolucionario (PCR) Otto Vargas.

Al mismo tiempo, se presenta como “un espacio cultural-político de carácter anticomunista y antiideología de género”, reivindica la lucha contra lo que denominan una “coalición femimarxista”, hace referencia a una supuesta crisis de los “valores occidentales y cristianos” y señala a la visibilidad de minorías y al avance en políticas de derechos humanos como los culpables del declive de la civilización.