Declaran estado de prevención en un municipio guatemalteco fronterizo con México

Agencia EFE
·2  min de lectura

Guatemala, 4 mar (EFE).- El Gobierno de Guatemala declaró este jueves un estado de prevención en el municipio de Malacatán, del departamento de San Marcos, fronterizo con México, debido a la conflictividad social en el lugar provocada por el contrabando.

El acuerdo publicado en el diario oficial con carácter de "urgencia", firmado por el presidente guatemalteco, Alejandro Giammattei, en consejo de Ministros, establece que la medida es por un periodo de 15 días, pero prorrogable.

El Gobierno señaló que Malacatán, por su ubicación geográfica, es "epicentro de conflictividad social debido al contrabando aduanero" y justifica que la medida se deriva por los disturbios registrados el pasado 24 de febrero cuando vecinos se enfrentaron a las fuerzas de seguridad.

Aquel día, alrededor de 2.000 pobladores tomaron las instalaciones del Instituto Nacional de Electrificación (INDE) de Malacatán y quebraron vidrios de la municipalidad, entre otros hechos, supuestamente en protesta por la falta de energía, hechos que "perturbaron gravemente la paz", según la decisión oficial.

En el acuerdo se justifica que en el municipio de Malacatán puede verse afectado el orden, la gobernabilidad y la seguridad de sus habitantes en virtud de que personas o grupos pueden poner en riesgo la vida, la libertad y la justicia.

El municipio de Malacatán se encuentra 300 kilómetros al oeste de la Ciudad de Guatemala.

Con la medida se limita la celebración de reuniones al aire libre, las manifestaciones públicas y cualquier otro tipo de espectáculos que afecten la locomoción y los servicios principales.

También se prohíbe la circulación o estacionamiento de vehículos en zonas o lugares que pongan en riesgo la vida de las personas y el funcionamiento de los servicios básicos.

Con el estado de prevención en Malacatán, las fuerzas de seguridad pueden impedir la salida de las poblaciones, someterlas a registro, disolver las manifestaciones por la fuerza y exigir a quienes viajen por ese territorio una declaración y documentos del itinerario del viaje.

El municipio de Malacatán cuenta con varios complejos comerciales por el movimiento económico que produce su cercanía con el territorio mexicano y el río Suchiate, que divide la frontera entre los dos países.

El alcalde de ese municipio, Emilio Gálvez, aseguró a medios locales que el contrabando es el mayor dolor de cabeza de la comunidad porque la gente entra de México y sale de Guatemala por el río de forma ilegal.

(c) Agencia EFE