La decepción marca 55 cumpleaños del rey Guillermo Alejandro de Países Bajos

·4  min de lectura

La Haya, 26 abr (EFE).- El rey Guillermo Alejandro de Países Bajos celebrará este miércoles su 55 cumpleaños, una jornada festiva que moviliza a todo el país y que se ha cancelado en los últimos dos años por la covid-19, pero que vuelve en 2022 marcada por datos de popularidad en su mínimo histórico, tras varias controversias registradas durantek la pandemia.

Los escenarios que la noche de este martes y la jornada de mañana harán bailar a Países Bajos ya ocupan todos los rincones del país. El color naranja teñirá las prendas de los neerlandeses que, apasionados del rey o simplemente de la fiesta, se entregan cada 27 de abril al día más festivo del año, en el que la alegría, la música y el alcohol son los grandes protagonistas. Es, quizás, la fiesta de cumpleaños con más invitados del mundo.

Las tiendas venden hoy sus últimas pelucas, pajaritas, diademas y demás detalles de color naranja que recuerden el motivo de la celebración; los supermercados y panaderías ofrecen bombones con crema naranja, un pastel típico de hojaldre que no falta en esta ocasión, y los canales se preparan para ver desfilar cientos de barcos escenario de fiestas.

Es un día en el que pocos van a trabajar, los niños no acuden a la escuela, y Guillermo Alejandro visita una ciudad nueva cada año para soplar las velas.

Con una previsión de cielos despejados y 14 grados de temperatura, este año estará en Maastricht con toda su familia: la última vez que se hizo esta visita especial de Koningsdag (Día del Rey) fue en 2019, a Amersfoort, movilizando a 45.000 curiosos que recibieron al monarca con numerosas actividades.

GOLPE A SU POPULARIDAD

Pero este año la celebración será la primera de su reinado que se convoca con datos de popularidad preocupantes: las encuestas publicadas en vísperas del cumpleaños muestran que los neerlandeses aún guardan resentimiento a la familia real por la sucesión de polémicas en las que se han visto envueltos por violar las medidas dictadas en la pandemia.

El apoyo a los reyes Guillermo Alejandro y Máxima llegó a ser del 80 % cuando el monarca reemplazó a su madre Beatriz en 2013, pero el estudio que elabora cada Día del Rey el programa EenVandaag, de la televisión pública NPO, señala que la confianza de los ciudadanos en el rey se sitúa en el 54 %, y en la reina en un 61 %.

Su popularidad cae así por segundo año consecutivo y, según la mayoría de los más de 26.000 encuestados, el rey puede mantener la jefatura del Estado (56 % a favor), pero “es hora de que la pareja real aprenda de sus errores y esté más al lado de su pueblo, en lugar de por encima de la gente”, señala el estudio. Solo un 36 % prefiere una república.

Ni siquiera cuando Guillermo Alejandro era príncipe heredero registraba una puntuación tan baja, lo que se explica con la serie de incidentes muy reprobados por los medios neerlandeses.

La reina Máxima, tradicionalmente el miembro mejor valorado de esta familia real, también nota las polémicas: su 61 % en confianza es el dato más bajo que le dan los encuestados desde que aterrizó en Países Bajos hace más de dos décadas, aunque sigue siendo la preferida.

LOS ESCÁNDALOS

El desplome en la popularidad se agravó tras un viaje a Grecia en otoño de 2020: los reyes tuvieron entonces que abortar sus vacaciones nada más aterrizar en el país heleno debido a la consternación pública por marcharse cuando el Gobierno desaconsejaba los viajes turísticos.

Ese escándalo, por el que los reyes pidieron disculpas en un vídeo, empeoró las críticas por una controversia anterior: la pareja real se fotografió en verano de 2020 sin mantener la distancia interpersonal con el dueño de un restaurante, violando las restricciones.

El pasado diciembre se agregó un nuevo incidente, cuando la princesa heredera Amalia celebró su 18 cumpleaños con numerosos invitados, en plenas restricciones a las visitas a los hogares para evitar contagios.

En abril de 2020 (a principios de la pandemia), el apoyo a la monarquía era del 74 % y la confianza en Guillermo Alejandro ascendía al 76 %, a pesar de las críticas entonces por el nivel de vida de la pareja real, incluida su compensación anual del millón de euros y los más de 5 millones para personal y gastos.

No obstante, los encuestados han destacado este año también algunos gestos positivos: el 69 % aplaude que el rey reciba a refugiados ucranianos en uno de sus castillos, y el 88 % agradece que Amalia devuelva su asignación oficial hasta terminar sus estudios.

Imane Rachidi

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.