La DEA vs. el Cártel Jalisco Nueva Generación; la lucha por capturar a sus operadores en EE.UU.

·2  min de lectura

El pasado 6 de febrero, agentes de la DEA (Agencia Antidrogas de EE.UU, por su siglas en inglés) interceptaron llamadas telefónicas entre dos personas, al parecer de origen mexicano. Se trataba de Claudia Salinas e Isidro Durán, quienes debatían acerca de depósitos bancarios y envíos de dinero al país azteca.

De acuerdo con el portal de noticias de Univision, Salinas y Durán fueron identificados por la DEA como miembros del CJNG (Cártel Jalisco Nueva Generación) que operaban en el estado de Virginia, a más de 3.300 kilómetros de distancia del estado sede de la organización criminal.

Los oficiales estadounidenses llevaban varios meses escuchando las conversaciones, y descubrieron que uno de sus métodos de envío era a través de las tiendas comerciales de México llamadas Elektra, las cuales realizan envíos de dinero internacionales a través de la filial Western Union.

En cada llamada, los hispanos discutían las quejas de algunos clientes, ya que la mercancía enviada no era de tan buena calidad. Se referían a la cocaína provista por algunos de sus socios en México.

“Los tipos dicen que no vino igual que la otra”, reclamaba Durán; a la par que Salinas le respondía: “No, no, no. La eficiencia es la misma”, apunta el medio antes citado.

En esa conspiración, según agentes de la DEA, participaron vendedores, transportistas y otras personas dedicadas al comercio en las ciudades estadounidenses de Axton y Winchester, para lavar más de 4,3 millones de dólares del CJNG a través de transferencias de menos de 1.000 dólares.

Hasta ahora, “Doña Bella”, una de las mujeres más activas que ayudó a crear esta red de lavadores de activos, purga una condena de ocho años en EE.UU. y se prevé su liberación a mediados del año 2025.

Guerra sangrienta en México

Según cifras del gobierno mexicano, los cárteles de la droga en guerra han ocasionado el 40 por ciento de las muertes violentas en el país. Según cifras del SESNSP (Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública), en lo que va del año se han registrado 6.141 asesinatos en 170 municipios más violentos de México, de los cuales, 2.494 han sido efectuados por el crimen organizado.

Las cifras oficiales también revelan que 4.883 asesinatos se suscitaron en 125 territorios que albergan conflictos entre dos o más grupos criminales.

Por si fuera poco, el Cártel de Sinaloa –encabezado por Ismael Zambada García, “El Mayo”; y los hijos de Joaquín “El Chapo” Guzmán– y el CJNG –liderado por Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho”– han provocado cerca del 80 por ciento de asesinatos en los municipios más violentos del país. Lo anterior como consecuencia de la disputa de territorios para el trasiego y venta de drogas.