Daridorexant, un nuevo fármaco contra el insomnio crónico

·5  min de lectura
Daridorexant, un nuevo fármaco contra el insomnio crónico
Daridorexant, un nuevo fármaco contra el insomnio crónico



El insomnio es la dificultad persistente para comenzar o mantener un sueño de calidad.

Es una patología muy frecuente en la población general, se estima que entre 25 y 35% de los adultos ha sufrido insomnio ocasional o transitorio, mientras que entre 10 y 15% padece insomnio crónico. Para estos últimos casos la llegada de un nuevo medicamento al mercado parece ofrecer una solución, y una alternativa a los sedantes hipnóticos como las benzodiacepinas (Valium, Xanax o Clonazepan).

Daridorexant, un medicamento desarrollado y fabricado por Idorsia Pharmaceuticals, con sede en Suiza. Pertenece a una clase de fármacos conocidos como antagonistas duales de los receptores de orexina. En enero de 2022 recibió la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA) para tratar el insomnio crónico en adultos, y comercializarse a partir de mayo bajo el nombre QUVIVIQ.

A esta decisión se llegó tras conocerse los resultados de los  ensayos de fase 3, publicados en The Lancet Neurology, que involucraron a 1854 adultos mayores de 18 años con insomnio en 154 sitios de ensayos clínicos, en 17 países.

La investigación consistió en que los participantes recibieran Daridorexant, en dosis de 10, 25 o 50 mg, o un placebo, una vez al día (en la noche), durante 3 meses. Los criterios para conocer la eficacia del tratamiento fueron el cambio desde el inicio hasta el mes 1 y el mes 3 en medidas para evaluar la calidad del sueño: Latency to Persistent Sleep y Wake After Sleep Onset, controladas objetivamente por polisomnografía en un laboratorio del sueño.

  • Remedios naturales para dormir bien y evitar el insomnio

Tras finalizar el período de tratamiento, los investigadores hallaron que las dosis de 25 y 50 mg mostraron una mejora estadísticamente significativa en las mediciones frente al placebo, tanto en el mes 1 como en el 3. Sin embargo, la dosis de 10 mg no mostró mejoras significativas en las mediciones, por lo que no fue aprobada por la FDA.

La dosis de 50 mg también mostró una reducción significativa de la somnolencia diurna en comparación con el placebo.

Otros trabajos, como los publicados en Neurology, Psychopharmacology y Sleep, también arrojaron resultados positivos tras analizar los efectos de Daridorexant en personas con insomnio crónico. En ellos se detalló que Daridorexant es un fármaco seguro, que no genera tolerancia y no causa somnolencia al día siguiente.

¿Cómo funciona Daridorexant?

Daridorexant sirve para tratar el insomnio crónico a partir de bloquear únicamente la activación de los receptores de la orexina, una hormona que nos mantiene en vigilia. Esto permite que se produzca el sueño, manteniendo intacta la estructura de este en todas sus fases.

Esto representa una gran diferencia con los inductores del sueño tradicionales, como las benzodiacepinas, que provocan una amplia inhibición de la actividad cerebral, acortando el tiempo necesario para quedarse dormido, prolongando el tiempo que se duerme y en general reduciendo el desvelo.

Sin embargo, su uso tiende a empeorar la calidad del sueño incrementando el sueño ligero y disminuyendo el sueño profundo. Otra desventaja de las benzodiazepinas es la posible tolerancia a sus efectos,  la reducción del sueño de onda lenta y el hecho que su abstinencia está caracterizada por insomnio de rebote y un período prolongado de ansiedad y agitación.

Además, por el riesgo de generar dependencia, el uso de las benzodiacepinas suele estar recomendado solo para un período de dos a cuatro semanas, a diferencia de Daridorexant que se probó durante meses en los participantes de las diferentes investigaciones.

La dosis recomendada de Daridorexant es un comprimido de 50 mg que debe tomarse por vía oral durante la noche, alrededor de 30 minutos antes de acostarse. Para los casos de pacientes con insuficiencia hepática moderada o en aquellos que estén tomando otros medicamentos, por ejemplo, inhibidores moderados de la CYP3A4 (una enzima que produce el cuerpo),  la dosis recomendada es de 25 mg por noche.

¿Es seguro tomar Daridorexant?

La aprobación y comercialización de Daridorexant generó una revolución en ciertos ámbitos científicos y mediáticos, ya que es fácil de tomar, se muestra como seguro, no genera tolerancia y no causa somnolencia al día siguiente.

A su vez, estos resultados están respaldados por estudios de buena calidad, con muestras significativas de participantes, aunque con tendencia a concentrarse más en adultos mayores. Pese a esta efectividad, muchos expertos coinciden en que el nuevo medicamento  deberá tratarse con prudencia.

Por ser un tratamiento nuevo, aún se desconocen cuáles pueden ser sus efectos a largo plazo. En las investigaciones se registraron, aunque con poca frecuencia, cefaleas, alucinaciones, somnolencias, mareos, parálisis del sueño, náuseas y fatiga).

Otro aspecto es la interacción con otros medicamentos.  El médico es el que evaluará en cada caso si la nueva droga es una alternativa para una persona que sufre de insomnio.

Otras soluciones

Los especialistas en problemas de sueño señalan que tomar un medicamento no es una solución definitiva. Es necesario trabajar en los factores que generan la falta de sueño, que afecta a millones de personas en el mundo. En este sentido, la terapia cognitiva ha demostrado ser eficaz en muchos casos de insomnio crónico.

Manejar el estrés otro paso para mejorar la calidad del sueño, y para lograrlo, adoptar un estilo de vida saludable es fundamental. Este debe incluir:

  • Una dieta balanceada, rica en frutas vegetales, cereales y legumbres.

  • Hacer ejercicio regularmente.

  • Mantener horarios de sueño (acostarse y levantarse todos los días a la misma hora).

  • Buscar que el ambiente para dormir sea lo más agradable posible.

  • Evitar los dispositivos electrónicos antes de dormir.

  • No comer ni beber en exceso durante la noche.

  • Aprender a reconocer y manejar las situaciones estresantes. Para ello las técnicas o prácticas de relajación, como yoga, respiración profunda o meditación pueden ser muy útiles.

Fuentes consultadas: Academia Estadounidense de Medicina del Sueño, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Clínica Mayo, SleepFoundation.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.