Quién era Daniel Cipolat, el argentino que vivía en México y fue hallado muerto en el jardín de su secretaria

·4  min de lectura
Daniel Cipolat
Facebook

Daniel Cipolat, el argentino radicado en México cuyo cuerpo fue encontrado en el jardín de la casa de su secretaria, tenía 60 años y se dedicaba a dar conferencias sobre energía cósmica, meditación y “el despertar de la conciencia”.

Mientras se investigan las causas de su muerte y se busca intensamente a la secretaria, Linda Uribe, que se fugó luego de confesarle al hijo de la víctima que su padre estaba enterrado en el jardín, los seguidores de Cipolat inundaron las redes sociales de mensajes en los que piden justicia.

Cipolat hacía 10 años se había ido a vivir a Cancún y tenía en la Argentina un hijo, fruto de una relación que ya había terminado. En México, el hombre vivía de sus conferencias. En las redes sociales se presentaba como profesor de meditación de la escuela “Los síntomas del despertar”, utilizaba el apodo Dandelion (diente de león) y contaba con muchos seguidores: más de 70 mil en Facebook y 20 mil en Instagram.

Desde su cuenta de YouTube se pueden ver varios videos de música para meditar y el último, del 22 de agosto, es un audio grabado con la voz del traductor de Google en el que se explica qué ocurre con el cuerpo cuando muere. El material fue visto más de 35 mil veces y la mayoría de los comentarios es de sus seguidores, que lamentan su muerte.

"Mis más sinceras condolencias por el regreso a casa de nuestro hermano Daniel, le amamos y nos unimos a todos los que levantan una oración por El y su familia, buen viaje amado, la luz te acompaña"; "Jamás imaginé que ibas a elegir esa forma de trascender, te necesitamos aquí amigo... qué gran dolor tu partida y una huella imborrable en nuestro corazón, descansa en paz y disfruta tu encuentro celestial, Colombia te honra", son algunos de los mensajes.

Daniel Cipolat
Daniel Cipolat (Facebook/)

Cronología de las últimas semanas

A mediados de agosto, desde su cuenta de Instagram, Cipolet informó que tenía coronavirus. "Esta vez me tocó a mí. Salí positivo de Covid variante Delta. Qué les puedo decir? Ahí viendo al cuerpo a ver qué hace. Por lo pronto, no responde a ninguna medicación. Sigue su proceso tremendamente debilitante y molesto. No tengo miedo, estoy abierto para cualquier desenlace y lo que deba ser. Estoy transitando por mi noveno día. Para mí todo está siendo digitado a través de la tecnología de microondas. Cuando todo haya terminado, si estoy para contarlo, daré mis conclusiones. Los abrazo con mi corazón. Cuídense!”, había escrito.

Semanas más tarde, en la cuenta de Instagram apareció otro posteo en el que informaba que participaría de una conferencia en Cancún los días 30 y 31 de octubre, y 2 de noviembre. Pero el 3 de septiembre, desde sus redes sociales se informó que el hombre había muerto.

“Daniel, nuestro maestro y guía, renació hoy nuevamente en la plenitud e integración de la luz. Renacer, porque él siempre nos enseñó que “nacer” en esta vida en realidad era morir y “morir”, en realidad, era nacer en un plano en el que estamos completamente integrados en la luz, sin la densidad del cuerpo… así como Daniel y Dandelion en este momento. Las palabras se quedan cortas para agradecer enormemente toda la energía que le estuvieron enviando, no duden de que él la estuvo recibiendo y le ayudó enormemente en este proceso. Nos duele la parte humana que somos, pero sabemos y confiamos en que fue decisión de su Ser Superior. Se hizo su voluntad y no la nuestra. ¡Bendiciones a ustedes, querida Familia Quantum Vortex!”, detalló el posteo.

Fue entonces que el hijo de Cipolat, Nicolás, decidió viajar a México e inmediatamente contactó a la secretaria de su padre, quien le admitió que el cuerpo del hombre estaba enterrado en su jardín y que había falsificado el acta de defunción.

Nicolás dio aviso a la Policía y tras el hallazgo del cuerpo comenzó a buscar a la secretaria que aún se encuentra prófuga. Las publicaciones que supuestamente habría realizado Cipolat en sus redes sociales, sobre su enfermedad y las subsiguientes, son analizadas por los investigadores del caso ya que se duda de que hayan sido escritas por el conferencista.

Nicolás publicó en las redes un video en el que pide ayuda para que se devele el misterio en torno a la muerte de su padre. “Hola, mi nombre es Nicolás Cipolat. Quiero contarles que el 13 de septiembre viajé a ver a Linda y ahí ella me confesó que a mi papá lo tenía enterrado en el jardín de su casa. Se negó a llevarme a ver el cuerpo. Le pedí su celular [el de su padre] para investigar, porque hay muchas cosas que huelen muy raro. Se negó a dármelo. También me confesó que falsificó el certificado de defunción”, dice el joven desde las imágenes.

TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Tratamientos extremos: que te entierren vivo para reducir el estrés

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.