El día que murió su madre, Jaime Garza quiso seguir en rodaje

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 15 (EL UNIVERSAL).- Cuando Jaime Garza se encontraba filmando "La caridad", película que se estrenó comercialmente en 2016, recibió la noticia de que su mamá acababa de fallecer y la producción lo llevó a casa. Ese día, que también era 10 de mayo, el director Marcelino Islas le llamó para decirle que iban a parar la producción.

"¿Sabes qué carnalito?", le respondió el actor, "lo que necesito es seguir, no paremos, quiero filmar".

A los dos días, recuerda el realizador, Garza se presentó en el set.

"Era de esos actores con unas tablas impresionantes y muy comprometido. Recuerdo que cuando estuvimos en el festival de Los Cabos, en la fiesta, se la pasó bailando en su silla de ruedas, era muy divertido".

Cuando lo invitaron a ser protagonista de ese filme para encarnar a un hombre que perdía una pierna, mostró su buen humor.

"Me dijo que lo que él quería era volver a un set de filmación, era su necedad y que hasta se tuvo que cortar la pierna para que lo volvieran a invitar", cuenta Marcelino.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.