Tras cumplir suspensión, Hinch firma como manager de Tigres

NOAH TRISTER
·3  min de lectura
ARCHIVO - En imagen de archivo del 15 de octubre de 2019, el manager de los Astros de Houston AJ Hinch atrapa una pelota antes del tercer partido de la serie por el campeonato de la Liga Americana ante los Yanquis, en Nueva York. (AP Foto/Matt Slocum, archivo)
ARCHIVO - En imagen de archivo del 15 de octubre de 2019, el manager de los Astros de Houston AJ Hinch atrapa una pelota antes del tercer partido de la serie por el campeonato de la Liga Americana ante los Yanquis, en Nueva York. (AP Foto/Matt Slocum, archivo)

DETROIT (AP) — Mientras purgaba su suspensión de una campaña, AJ Hinch sabía que deseaba regresar al béisbol. La pregunta era si alguien en este deporte estaría dispuesto a darle la bienvenida.

La respuesta llegó bastante rápido.

Los Tigres de Detroit contrataron a Hinch como su nuevo manager el viernes, lo que le da una oportunidad de regresar a un dugout de Grandes Ligas después de ser despedido por Houston en medio del escándalo de robo de señales de los Astros.

“Unos 30 minutos después del último out de la Serie Mundial, mi teléfono sonó”, relató Hinch.

Era Al Ávila, gerente general de los Tigres, quien le pidió a Hinch tomar un vuelo. Los Tigres indicaron que llegaron a un acuerdo con Hinch sobre un contrato multianual.

El acuerdo se alcanzó rápidamente. Pero se requerirá más tiempo para que Hinch se sobreponga al estigma de lo ocurrido con Houston.

Por lo pronto, el piloto y sus nuevos jefes se mostraron dispuestos a abordar el tema el viernes.

“Entiendo la cuestión y lo mal que estuvo esto. Lo siento”, dijo Hinch. “Lo he dicho antes y lo diré de nuevo. Continuaré diciéndolo: Nunca olvidaré la sensación por la que he pasado en el último año junto con mi familia, pero siempre puede llegar el momento emocionante de volver para encabezar a un grupo de hombres y definir cómo va a jugarse a la pelota en los Tigres. Lamento que esto tenga que ser un tema hoy, pero entiendo por qué”.

Hinch reemplaza a Ron Gardenhire, quien se retiró cerca del final de la temporada, y toma las riendas de un equipo en reconstrucción que espera empezar a escalar en la División Central de la Liga Americana, apoyado en un puñado de lanzadores prospectos altamente pregonados.

Para Hinch, de 46 años, esta es una oportunidad de revivir su carrera como manager. Guio a Houston al título de la Serie Mundial de 2017, pero ese campeonato —y prácticamente todo lo que Hinch logró con el equipo— ahora es visto en una perspectiva distinta después de que una investigación reveló que los Astros usaron imágenes de video tomadas con una cámara en el jardín central para descifrar las señales de los receptores rivales.

Luego, los jugadores de Houston golpeaban un bote de basura para advertir a sus bateadores el lanzamiento que vendría a continuación.

En enero, Grandes Ligas impuso una suspensión para esta temporada a Hinch y al gerente general de los Astros, Jeff Luhnow, y los Astros despidieron a ambos de inmediato.

“El año pasado fue el más difícil de mi vida. Me dio tiempo para reflexionar, que fue una parte importante de este proceso”, señaló Hinch en un comunicado. “Todo lo que ha acontecido en el último año, personal y profesionalmente, ha puesto mucho en perspectiva para mí, y reforzado qué importante es hacer las cosas con integridad y honestidad”.

En esta temporada acortada por la pandemia, Detroit terminó con récord de 23-35 y en el fondo de la división.

Hinch tiene marca de 570-452 como manager en ligas mayores. Su carrera como jugador incluyó periodos con Oakland, Kansas City, Detroit y Filadelfia.

Hinch llega a los Tigres un día después que los Medias Blancas de Chicago, su rival divisional, anunciaran que Tony La Russa sería su nuevo manager .