Cuatro países de América Latina tendrán los primeros barrios del mundo impresos en 3D

Los primeros barrios impresos en 3D en el mundo serán instalados en cuatro países de Latinoamérica. Se trata de un proyecto en el que participan la firma Icon, con su máquina Vulcan II, capaz de imprimir una casa en menos de 24 horas, según su promesa de valor; New Story, una entidad sin ánimo de lucro que trabaja por poblaciones vulnerables con necesidad de una vivienda digna, y Fuseproject, un estudio creativo que aportó el diseño.

Primeras casas impresas en 3D (Foto cortesía Icon)

México, Haití, El Salvador y Bolivia fueron los países elegidos para esta alianza colaborativa, informó en su sitio web la firma Icon. En la reseña se menciona la experiencia que en estos países ha tenido New Story durante los tres años recientes, en los que ha atendido a cerca de 1,400 familias con necesidades de tener un techo.

La población objetivo, señala Fuseproject, son familias que viven con 200 dólares o menos al año, cuyo acceso a una vivienda digna se hace más difícil por sus condiciones sociales y económicas.

“Estas personas, generalmente, son las últimas en beneficiarse de la innovación. Creemos que los diseñadores, fabricantes e innovadores tecnológicos tienen el potencial de brindar, a una velocidad sin precedentes, un diseño de viviendas que puede elevar la calidad de vida de muchas de las poblaciones más pobres del mundo. La impresión en 3D, en particular, ofrece una nueva y poderosa herramienta para cumplir esta misión”.

Interior de la casa impresa en 3D por la firma Icon (Foto cortesía Icon)

El primer prototipo de estas casas fue impreso en 2018 por Icon en Austin, Texas, donde tiene sede la empresa, también en colaboración con New Story. Tiene 350 metros cuadrados y la impresión demoró 47 horas a un costo 10,000 dólares. En el proceso utiliza una mezcla de concreto especial, llamado Icon Lavacrete, como material para la fabricación.

Su desarrollo se potenció con la presentación pública, en marzo de 2019, de la máquina Vulcan II, que iniciará oficialmente labores en el verano de este año para algunos aliados, entre ellos New Story y Fuseproject.

“El equipo de Icon imprimió la casa en su totalidad utilizando la Vulcan 3D, y una vez estuvo completa, los aliados de Alchemy Builders fabricaron los toques finales incluyendo el techo, las ventanas, las puestas y las instalaciones eléctricas con métodos convencionales”, explicó la firma en referencia al primer prototipo hecho en Austin.

Los diseñadores de Fuseproject han estado en contacto con las comunidades para las cuales están elaborando las casas con el propósito de aprender más sobre sus culturas y entornos y asegurarse de que se les están suministrando las opciones que respondan a sus necesidades más allá de lo que lo haría un diseño tradicional.

“Usamos tecnología 3D y con el diseño teníamos que responder cuestiones relacionadas con el clima, la estructura familiar y el rol de las casas en la creación de una comunidad extensa”, indicaron en Fuseproject.

Icon centrará sus esfuerzos en desarrollar proyectos colaborativos en 2019, pero anuncia que a partir de 2020 recibirá propuestas de aquellos interesados en imprimir sus propias casas 3D, con una capacidad de hasta 2,000 metros cuadrados, que les tomaría tres días de impresión.

“Un reto monumental”

New Story calcula que en el mundo son cerca de 1,000 millones de personas las que viven en hogares con situación precaria.

“El reto que enfrentamos es monumental. Para hacerle frente a ese número de personas con necesidades, nuestra habilidad para escalar las soluciones ha cambiado. La impresión en 3D es más rápida, más barata y tiene el potencial de construir casas de mayor calidad que los estándares actuales de la industria”, hasta tres veces más fuertes, señala la entidad.

Respecto a los desafíos que la Vulcan II puede enfrentar en países con limitaciones como Haití y la zona rural de El Salvador (como por ejemplo el suministro de energía, el agua potable no es una garantía y la asistencia técnica escasa), Icon y New Story respondieron que la máquina está diseñada para trabajar bajo esas condiciones.

“Construir la impresora para no depender de esos elementos fue crucial para apostar por la confiabilidad de la impresora en campo”, sostuvieron.

Yahoo Noticias intentó contactar tanto a la firma Icon como a New Story, pero respondieron que no están ofreciendo entrevistas. La información recopilada está disponible en sus sitios web.