Cinco muertos y miles de evacuados por las lluvias torrenciales en España

Por Jon Nazca y Marco Trujillo
1 / 11

Cinco muertos y miles de evacuados por las lluvias torrenciales en España

Rescue workers on a boat rescue a person who was stranded inside a flooded tunnel after heavy floods in Pilar de la Horadada

Por Jon Nazca y Marco Trujillo

PILAR DE LA HORADADA/ORIHUELA, España (Reuters) - Cinco personas han fallecido y unas 3.500 han sido evacuadas en dos jornadas de lluvias torrenciales en el suroeste de España, donde los servicios de emergencias han rescatado a personas atrapadas en túneles inundados mientras muchas carreteras, redes de ferrocarril y un aeropuerto estaban cerrados el viernes.

Las inundaciones se llevaron por delante coches y despojos en las regiones de Valencia, Murcia y el este de Andalucía, mientras algunos túneles de autovías el agua llegaba casi hasta la iluminación, con algunos vehículos parcial o totalmente sumergidos.

El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande Marlaska, dijo que además de los ya evacuados, se estaba procediendo a desalojar a unos 2.000 residentes de una pedanía de Murcia para realizar un posible desbordamiento controlado de la presa de Santomera.

"Las previsiones no son de un empeoramiento de la situación meteorológica pero hay que ser cautos", dijo a periodistas tras la reunión del consejo de ministros.

Un total de 74 carreteras permanecían cortadas, toda la red ferroviaria de Murcia y el aeropuerto de la región. Las comunicaciones por tren entre Alicante con Madrid y Barcelona también estaban interrumpidas, agregó.

El último de los cuatro fallecidos, un hombre de 36 años, ha sido hallado sin vida entre las poblaciones de Jámula y Salazar, tras desaparecer en Baza, en la provincia de Granada, según informó Emergencias de Andalucía.

Esta muerte se suma al fallecimiento de un hombre en Almería que intentaba cruzar con su vehículo por un paso subterráneo, y a los dos hermanos que fallecieron el jueves en la localidad albaceteña de Caudete cuando las lluvias torrenciales arrastraron el coche en el que se encontraban.

Algunas de las zonas afectadas habían sufrido las mayores precipitaciones en un día en un mes de septiembre, según los datos de la agencia de meteorología.

"La situación es crítica, todo el municipio está lleno de agua", dijo Mario Cervera, alcalde de los Alcázares, uno de los pueblos más afectados de Murcia, en declaraciones de TVE.

Los equipos de emergencias, entre los que se encontraba la Unidad de Emergencias del Ejército, usaban helicópteros y lanchas en varias zonas para ayudar en las tareas de rescate.

"Este hombre estaba encima de una señal, aguantando con la punta de los pies. Como estábamos hablando con él y no respondía, nos tiramos el teniente y yo a sacarlo", dijo a Reuters un miembro de los equipos de emergencia en Pilar de la Horadada.

El primer ministro en funciones, Pedro Sánchez, iba a visitar la zona afectada el viernes y pidió en un tuit a la población que "reforzara la precaución" aunque las lluvias torrenciales parecían estar remitiendo.

Aún existía el riesgo de que ríos como el Segura, que ya ha inundado la ciudad de Orihuela, en Alicante, se desborde a su paso por Murcia capital, según la Confederación Hidrográfica de dicho río.

Las autoridades recomiendan a la población que se quede en casa y siga las recomendaciones de los equipos de emergencia.

Cientos de turistas se quedaron varados en el aeropuerto de Alicante, ya que muchos vuelos fueron retrasados o cancelados.

"Llevamos en esta cola cuatro o cinco horas, es muy difícil ir al servicio, imposible conseguir algo de comer", dijo Haydn Harding, un turista diabético de 78 años procedente de Irlanda del Norte en el aeropuerto de Alicante.


(Información adicional de Paola Luelmo, Emma Pinedo y Jesús Aguado y Jose Elías Rodríguez. Escrito por Andrei Khalip. Editado por Frances Kerry)