Anuncios

Un crucero con 1.500 pasajeros es detenido en España por problemas de visa de pasajeros bolivianos

BARCELONA, España (AP) — Un crucero que según los reportes llevaba 1.500 personas a bordo fue detenido el miércoles en el puerto nororiental español de Barcelona debido a problemas con las visas de un grupo de pasajeros bolivianos que tenían previsto desembarcar allí, según las autoridades.

Las autoridades dijeron que 69 bolivianos no habían recibido autorización para salir del barco porque no tenían documentos válidos para entrar en la zona Schengen, una región europea de libre circulación.

El barco había llegado desde Brasil para cubrir una ruta en el mar Mediterráneo. Desde Bolivia se confirmó que los 69 bolivianos, entre ellos 14 menores, permanecen desde el día anterior varados dentro de un crucero frente a las costas de Barcelona sin poder desembarcar por problemas de visado.

El viceministro de gestión Consular, Fernando Pérez, informó a The Associated Press que están esperando la decisión de España sobre la situación de los bolivianos.

“Las autoridades españolas están buscando una solución porque los bolivianos al no tener el documento de ingreso, pueden incurrir en procesos de inadmisión y tendríamos que ver un tema de deportaciones o retornos a Bolivia”, explicó Pérez.

Dijo, además, que España está evaluando cómo va a ser el desembarco.

Sobre si los bolivianos viajan sin visado o con un visado falso, el funcionario indicó que aún no tienen la certeza si hubo una posible “estafa o si hay algún tipo de visado que les hayan puesto”.

“Eso tendremos que ir viendo a medida que las autoridades españolas pues vayan dando los mecanismos, pero hay que hay que analizarlo”, mencionó.

A su vez no descartó que “tal vez” se puedan “revisar los casos de manera particular, ya que puede haber gente que cumpla los requisitos de ingreso”.

El crucero partió desde Brasil con el grupo de bolivianos para atravesar el océano Atlántico hace más de cinco días, informó Pérez. Aseguró que la empresa debe ser la que se haga cargo incluso de un posible retorno.

Por su parte, Solange Terceros, presidenta de la Federación de Entidades Bolivianas en Cataluña, dijo a la AP que su organización ha acompañado a las familias de los bolivianos afectados. Según le contaron, el grupo sí pudo tocar tierra española en Santa Cruz de Tenerife, una de las islas Canarias, pero que en Málaga, ya en la costa del Mar Mediterráneo, tuvieron problemas.

“Su destino final era Barcelona, hasta ahí han contratado el servicio del crucero”, dijo Terceros.

Mencionó que las familias le han hecho conocer denuncias de que varios viajeros han sido estafados. “Hemos pedido a las familias indicar quién o quienes les han tramitado este visado y no hemos conseguido respuestas; también por reiteradas ocasiones la policía Nacional de España les ha preguntado y la respuesta es un silencio”, agregó.

Al momento, varios niños han recibido atención médica porque presentaron fiebre, comentó Terceros.

Representantes del gobierno español en la ciudad dijeron estar en contacto con las autoridades bolivianas y la compañía MSC Cruises Company para resolver la situación.

La agencia española de noticias Efe y otros medios dijeron que unos 1.500 pasajeros permanecerían a bordo del MSC Armony con la esperanza de continuar su viaje hacia Croacia.

Paul Ibarguengoitia, que inició su viaje en el crucero en Málaga junto a sus padres y una tía, contó a la AP que al embarcar la tripulación informó de manera privada a los nuevos pasajeros que había un problema con la documentación de algunos viajeros bolivianos. No tuvieron más información hasta llegar a Barcelona.

“Entonces estamos en una situación de total incertidumbre, no sabemos nada, no sabemos qué va a pasar, cómo dejaremos este camarote, este barco. ¿Qué va a pasar durante el día de mañana? ¿Y posteriores?”, comentó. “Esperemos que esta situación se resuelva cuanto antes”.

MSC Cruises dijo en un comunicado que entre los pasajeros bolivianos había familias y niños.

“Los pasajeros parecía que tuvieran documentación apropiada en su embarque en Brasil. Hemos sido informados por las autoridades de que los visados no son válidos para su entrada en el área Schengen. Como resultado, los pasajeros no han podido desembarcar en Barcelona, que era su destino final”, señaló la firma.

La compañía dijo que el barco permanecía en puerto mientras trabajaba con las autoridades para facilitar el proceso.

La zona Schengen es un área donde se permite viajar sin pasaportes y que abarca 29 países europeos.

——

Las periodistas de The Associated Press Paola Flores, desde Bolivia, e Isabel DeBre, desde Argentina, contribuyeron para este reporte.