Crisis en Bolivia: presos se amotinan en una cárcel de La Paz

LA NACION

BOLIVIA (AFP).- Al grito de "justicia, justicia", los presos del principal penal de La Paz se amotinaron este martes para exigir mejores condiciones y la renuncia de un funcionario penitenciario, en medio de la crisis política en Bolivia.

Los reclusos de la cárcel de San Pedro, situada a 10 cuadras de la casa de gobierno, se rebelaron impidiendo el ingreso de guardias y funcionarios penitenciarios, observó un periodista de la agencia AFP.

Una veintena de presos subió al techo del panel y gritaba consignas, entre ellas "justicia, justicia".

"No tenemos garantías para entrar al centro penitenciario", dijo a la prensa el director regional de régimen penal, Ernesto Vergara, quien renunció este martes satisfaciendo una de las demandas de los amotinados.

Otra de las demandas era el cambio en los horarios de visitas en el penal, con unos 1.500 reclusos, según las últimas cifras conocidas, y con altos niveles de hacinamiento.

Además del hacinamiento y la corrupción policial, los presos en Bolivia son víctimas de la lentitud del sistema judicial: el 75% de ellos no tiene condena judicial firme, según informes de prensa.

La Paz cumplió este martes una semana paralizada por vigilias, bloqueos de calles y el cierre de oficinas públicas y comercios, dos días después de que renunciara el presidente Evo Morales, tras tres semanas de paros y protestas contra su cuestionada reelección en los comicios del 20 de octubre.

La cárcel de mujeres de La Paz se mantenía en calma, según medios locales.