Críticas, lamentos y elogios: las declaraciones de Alberto Fernández dispararon más de una lectura en el oficialismo

·4  min de lectura
Habló Alberto Fernández y profundizó la polémica
Habló Alberto Fernández y profundizó la polémica

“Una oración tiró todo para atrás”. La frase, dicha por uno de los hombres más experimentados en política y comunicación de la coalición de Gobierno, resume lo que pensaron varios de los integrantes del Frente de Todos tras las declaraciones del presidente Alberto Fernández durante una entrevista en TN. “Hasta acá lo que le pasó a Nisman es que suicidó. Hasta acá no se probó otra cosa. Espero que no haga algo así el fiscal Luciani”, fue la frase lamentada, aunque cerca de las filas de Fernández la lectura no fue unívoca.

El día después de los dichos del jefe de Estado también hubo funcionarios que criticaron el momento y lugar en el que habló Fernández. Y no faltaron quienes recordaron otros traspiés presidenciales, como cuando se refirió al origen de brasileños y mexicanos, o la invitación hecha a Vladimir Putin en Rusia, que terminó generando un malestar con los Estados Unidos.

La frase de la polémica llegó después de que el Presidente defendiera con vehemencia a Cristina Kirchner por las acusaciones en la causa Vialidad. “Alberto la defendió jurídicamente a Cristina, fue incluso mucho más allá de lo que ella misma hizo el martes”, aseguró un hombre del entorno presidencial, quien también lamentó la frase que vinculó a lo fiscales de las causa AMIA y Vialidad. En el mismo sentido se manifestó un funcionario kirchnerista, quien sintetizó ante LA NACION: “No me pareció feliz”. En tanto, Hebe de Bonafini, titular de las Madres de Plaza de Mayo y cercana a la vicepresidenta, apuntó: “Señor Presidente, hable lo menos posible” . Pero no se detuvo ahí. “Sacó cosas a relucir cosas que no tenían nada que ver, la verdad que es una desilusión cada vez que habla”, agregó.

Cerca del ala dura del oficialismo sumaron a las críticas el timing del Presidente y el canal de televisión elegido. “No se entiende ni el momento ni el lugar que eligió para salir a hablar. ¿Cuánto hace que no da notas? Para hacer algo así hay que tener training, más aún en una coyuntura complicada y antes de la reunión del PJ. No fue atinado para nada salir en este contexto, menos cuando estaba virtualmente desaparecido de los medios”, completó la fuente, cercana a la vicepresidenta. “Cristina no necesita que la defiendan, lo hace sola mejor que nadie”, explicó.

En contraposición, otro de los consultados, sostuvo: “Venía haciendo una de las mejores notas en mucho tiempo, en medio de una situación compleja, sosteniendo con muchos argumentos, hasta que en un momento y con una oración tiró todo para atrás”.

El propio Fernández buscó defenderse de las críticas y contextualizar sus dichos, hoy, en una entrevista radial. “[Alberto] Nisman se suicidó y no encuentro ningún motivo para que eso ocurra con [Diego] Luciani”, aseveró el mandatario en diálogo con El Destape Radio. Y agregó que el fiscal Luciani “tiene que estar tranquilo” porque “no recibió ningún llamado ni presión del gobierno nacional”.

La muerte de Nisman, ocurrida en enero de 2015, cuatro días después de haber denunciado a la entonces presidenta, Cristina Kirchner, por el presunto encubrimiento del atentado a la AMIA a través del Pacto con Irán, es considerada un asesinato para la justicia desde septiembre de 2017. Así lo estableció el juez Julián Ercolini, quien tiene a su cargo la investigación del caso desde su llegada al fuero federal. El magistrado lo estableció tras recibir un informe de Gendarmería que sostenía ese punto. En 2018, la Cámara Federal porteña ratificó que se investiga un asesinato , no un suicidio.

El punto se contrapone no solo con los dichos de Fernández, sino también con lo que dijo esta mañana en conferencia de prensa Gabriela Cerruti, al ser consultada por el caso. “¿La Justicia argentina tiene probado que Nisman fue asesinado? ¿En qué causa y en qué juzgado? Hasta donde yo sé, esa información no es así. No hay ninguna instancia judicial que diga que el fiscal Nisman fue asesinado. No vamos a resucitar la causa Nisman cada vez que la oposición quiera y cuando nosotros estamos hablando de la persecución a Cristina”, manifestó la portavoz.

Cerruti también consideró que “el Presidente no hizo ninguna comparación anoche, la hicieron los periodistas”. El punto generó discrepancias con otras fuentes del Gobierno que insistieron, con una mirada más benévola, en que la frase fue “desafortunada”, y los que son menos contemplativos. “Fernández se metió solo, porque incluso si se lo hubieran preguntado, él no tendría que haber ido por ahí. Menos aún teniendo cuenta su investidura y la coyuntura actual”, resumió una fuente.

En tanto, quienes defendieron a Fernández resaltaron que ofreció la entrevista a un canal “opositor”, según su definición. “Siempre voy a creer que tiene que dar notas, no sé si muchas, pero los mejores ámbitos son en los que no está con la guardia baja”, completó uno de los consultados por LA NACION. “Sacando lo de la ‘oración’, para mí era una muy buena nota”, concluyó.