Coronavirus: qué dijo Johnson & Johnson tras el pedido de pausar el uso de su vacuna

·3  min de lectura
Desde la empresa indicaron que estaban al tanto del tema pero intentaron bajarle el tono a la preocupación; mañana habrá una reunión especial de autoridades sanitarias en EE.UU.
Desde la empresa indicaron que estaban al tanto del tema pero intentaron bajarle el tono a la preocupación; mañana habrá una reunión especial de autoridades sanitarias en EE.UU.

WASHINGTON.- Las autoridades sanitarias de Estados Unidos y también de otros países se pusieron en alerta hoy luego de que se confirmaran seis casos de coágulos sanguíneos en personas que se vacunaron contra el coronavirus con la dosis de la estadounidense Johnson & Johnson. Tras ello, recomendaron una pausa en su aplicación hasta que se conozca más información al respecto de estos eventos. Ahora la empresa emitió un comunicado en un intento para bajar la intensidad a la alarma.

Preocupado por los contagios, el Gobierno define medidas sobre el transporte público

Ante la calificación de estos efectos adversos como “poco comunes y graves” por parte de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) y la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA), Johnson & Johnson afirmó que estaba al tanto de los coágulos, pero insistió en que aún no se estableció inequívocamente un vínculo con su vacuna contra el Covid-19.

“Estamos enterados de los eventos tromboembólicos, incluso algunos con trombocitopenia, han sido reportados en relación con las vacunas contra el Covid-19”, afirmó la compañía, que desarrolla el fármaco junto con su subsidiaria belga Janssen. Además insistió en un comunicado que “hasta el momento no ha sido establecida una relación causal clara entre estos eventos inusuales y la vacuna”.

La vacuna de Johnson & Johnson fue autorizada como recurso de emergencia por la FDA a fines de febrero y con esperanza, dado que al requerir una sola dosis y condiciones de almacenamiento relativamente fáciles impulsaría la campaña de vacunación en todo el país. Sin embargo, constituye apenas un pequeño porcentaje de las dos administradas en Estados Unidos, debido a demoras y errores en la planta de uno de sus contratistas en Baltimore.

Hasta el momento se administraron más de 6,8 millones de dosis.

La decisión de Johnson & Johnson se asemeja a la interrupción que realizó AstraZeneca en septiembre.
La decisión de Johnson & Johnson se asemeja a la interrupción que realizó AstraZeneca en septiembre.


La dosis de Johnson & Johnson

¿Cuáles fueron los efectos adversos registrados?

La data oficial detalla que los trombos se detectaron en seis mujeres de entre 18 y 48 años en los días posteriores a la vacunación. Además se percibió un reducido conteo de plaquetas.

De acuerdo con lo publicado por el diario The New York Times, una de las afectadas por estos coágulos falleció.

“Hasta que el proceso esté completo, recomendamos una pausa en el uso de esta vacuna por precaución”, dijeron los doctores Anne Schuchat, subdirectora de los CDC, y Peter Marks, director del Centro de Evaluación e Investigación Biológica de la FDA.

Coronavirus y suero equino: una revista de The Lancet publicó el estudio

Además, luego de esta noticia, las autoridades pidieron a quienes hayan recibido la vacuna y experimentado dolores de cabeza, dolores abdominales, dolores en la pierna o dificultades para respirar tres semanas después de la inyección que contacten a su médico.

De todos modos, en Estados Unidos intentaron no aumentar la preocupación al respecto y dijeron que están estudiando lo ocurrido para saber bien cómo reaccionar.

Campaña de vacunación
Joao Silva


Campaña de vacunación (Joao Silva/)

En diálogo con el canal de noticias CNN Carlos del Río, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Emory, afirmó que se trata de seis casos “extraños”, que representan uno en un millón y afirmó que no podría haberse previsto en los ensayos antes de la aprobación debido a que en los mismos no se testea a millones de personas. “Probablemente esté vinculado, pero es raro”, agregó.

Asimismo llamó a la población a “no asustarse” por estos sucesos. “Se trata de un caso en un millón”, insistió. “Es más posible que sean atropellados por un auto en términos de estadísticas”, dijo y agregó: “Hay que estar atentos a las señales del cuerpo”.

Agencias AP y Reuters