Anuncios

Corte Suprema escuchará caso sobre si Trump debe ser vetado de boleta. Esto es lo que hay que saber

WASHINGTON (AP) — La Corte Suprema de Estados Unidos programó una sesión especial para escuchar los argumentos sobre si el expresidente Donald Trump es inelegible para volver a ser presidente y puede ser retirado de la boleta de las elecciones.

El caso, que será discutido el jueves, se deriva de una sección de la 14ta Enmienda constitucional que prohíbe ocupar cargos públicos a personas que hayan “tomado parte en alguna insurrección”.

La Corte Suprema de Colorado falló que Trump debe ser vetado de la boleta por sus esfuerzos para anular su derrota en las elecciones de 2020, que culminó en el asalto al Capitolio federal el 6 de enero de 2021.

Trump apeló el fallo en el máximo tribunal del país, y ambas partes acordaron que los magistrados deben escuchar el caso y emitir pronto un fallo definitivo.

La corte está moviéndose más rápido de lo habitual para programar los alegatos, así que es posible que emita una decisión relativamente pronto.

Estas son algunas de las cosas que hay que saber:

LA PRIMERA IMPRESIÓN

Es inusual que la Corte Suprema se ocupe hoy día de una disposición constitucional por primera vez, pero eso es exactamente lo que ocurrirá en la disputa sobre la la elegibilidad de Trump para estar en la boleta. La 14ta Enmienda fue incluida en la Constitución en 1868, pero el máximo tribunal estadounidense nunca antes había considerado la Sección 3 de la enmienda, conocida como la cláusula de insurrección.

Dada la falta de precedentes, ambas partes apuntan a indicios históricos para alegar su interpretación de la disposición, incluso cómo fue interpretada al momento de su adopción.

TRIBUNAL COMPLETO

Ginni Thomas, la esposa del magistrado Clarence Thomas, pidió que se anularan los resultados de las elecciones de 2020 y luego asistió al mitin que precedió al asalto al Capitolio.

Sus acciones han provocado llamados para que el juez se aparte de la consideración de la Corte Suprema sobre si Trump es inelegible para volver a ser presidente.

Pero Thomas ha desatendido las peticiones y, en cualquier caso, los abogados de los votantes de Colorado que interpusieron la demanda para vetar a Trump de la boleta no han pedido que Thomas se recuse.

POSTURAS DIVIDIDAS

Los partidos y sus simpatizantes no se han dividido en bloques partidistas o ideológicos.

El caso fue presentado por críticos de Trump que están registrados uno como votante republicano y otro como independiente de Colorado, pero están organizados por un grupo de interés público liberal. Los siete magistrados de la Corte Suprema de Colorado fueron designados por demócratas, aunque se dividieron 4-3 en el fallo contra Trump.

Los republicanos elegidos en Washington y en otras partes del país, así como exfiscales republicanos y grupos de interés conservadores han defendido a Trump. Pero algunos de los partidarios más abiertos en descalificar a Trump bajo la Sección 3 son teóricos jurídicos conservadores. Y exgobernadores y miembros del Congreso republicanos han presentado un documento amicus curiae (amigos de la corte) en el que piden que Trump sea declarado inelegible.

Numerosos expertos que han indagado en la historia de la Sección 3 consideran que es aplicable a Trump. Pero de igual manera varios académicos no están de acuerdo. Trump señala que el presidente Joe Biden está detrás de los casos en su contra, pero el gobierno federal se ha mantenido al margen del caso, y algunos de los abogados dijeron que han sido criticados por los partidarios de Biden por presentarlo.

En eventos relacionados, la secretaria de gobierno de Maine, una demócrata, falló que Trump era inelegible, una decisión que está en pausa mientras Trump la apela. Un juez republicano jubilado de Illinois que estaba escuchando el caso para la Junta Electoral del estado también concluyó que la Sección 3 es aplicable a Trump. (Recomendó que de todas formas la junta mantuviera a Trump en la boleta porque las cortes deben emitir la decisión final).

¿QUIÉNES SON LOS ABOGADOS?

Trump es representado por Jonathan Mitchell, un abogado afincado en Austin, Texas, que se presentará por sexta ocasión ante la corte, en el primero de dos argumentos que realizará este mes. El 28 de febrero, Mitchell alegará en contra de la prohibición a los “bump stocks”, los dispositivos que convierten rifles semiautomáticos en armas completamente automáticas.

Recientemente, Mitchell presentó argumentos en defensa de la SB-8, la ley de aborto de Texas que esencialmente puso fin a los abortos en el estado meses antes de que el máximo tribunal anulara el fallo del caso de Roe contra Wade en junio de 2022.

También se ha desempeñado como procurador general de Texas y al principio de su carrera fue asistente jurídico del magistrado Antonin Scalia.

Jason Murray presentará los argumentos en nombre de los votantes que quieren que Trump sea retirado de la boleta de las primarias republicanas. Murray realizará su primer alegato ante la Corte Suprema, pero está familiarizado con los magistrados. Pasó un año en la corte como asistente jurídico de la jueza Elena Kagan, y previamente trabajó para el juez Neil Gorsuch cuando éste era juez de un tribunal federal de apelaciones en Denver.

La procuradora general de Colorado, Shannon Stevenson, representa a la secretaria de gobierno Jena Griswold, que también hará su debut en el máximo tribunal estadounidense. Stevenson ha estado en el cargo menos de un año. Estuvo en bufetes privados de Denver por 20 años.

UNA AUSENCIA NOTABLE

La procuradora general Elizabeth Prelogar, la principal abogada del gobierno de Biden ante la Corte Suprema, es considerada como una de las defensoras más capaces del máximo tribunal. Pero Prelogar se ausentará del histórico caso sobre si un expresidente puede ser retirado de la boleta con base en una disposición de la Constitución que nunca antes se había considerado en la Corte Suprema del país.

Prelogar en ocasiones es considerada como la 10ma magistrada y la corte a menudo busca su opinión en casos en los que el gobierno federal no está involucrado directamente, pero aún puede tener un interés significativo.

Sin embargo, este caso es políticamente complicado. La corte no ha pedido a Prelogar que se involucre, quizás reconociendo que su decisión podría influir en el futuro político de su jefe, el presidente.

Por su parte, Biden ha dicho que considera que Trump participó en una insurrección, aunque se mantuvo al margen de las cuestiones jurídicas cuando le preguntaron por ellas en diciembre en relación con el fallo de la Corte Suprema de Colorado.

Biden comentó a los reporteros que “algunas cosas son evidentes. Lo vieron todo. Ahora, si la 14ta Enmienda aplica, dejaré que la corte tome esa decisión. Pero él (Trump) ciertamente apoyó una insurrección. No hay duda de ello. Ninguna. Cero”.

Cuando le preguntaron la semana pasada si Trump debería ser declarado elegible para estar en la boleta, Biden respondió: “En lo que a mí respecta, está bien”.

___

Riccardi informó en Denver.