Anuncios

Corte rusa condena a 30 meses a colíder de grupo de derechos por criticar la guerra en Ucrania

El copresidente del grupo ganador de un Nobel de la Paz Centro de Derechos Humanos Memorial, Oleg Orlov, se ve rodeado por periodistas antes de una sesión judicial acusado de desacreditar al ejército ruso en Moscú, Rusia, el martes 27 de febrero de 2024. (AP Foto/Alexander Zemlianichenko)

Un veterano activista de derechos humanos que habló en contra de la guerra en Ucrania fue condenado el martes a dos años y medio de prisión en una corte de Moscú.

Oleg Orlov, de 70 años, fue condenado por “desacreditar de forma reiterada” al ejército ruso en un artículo que escribió en contra de la invasión de Ucrania. Él ha afirmado que el caso tiene motivaciones políticas, y en su alegato final dijo al tribunal que “no lamento nada y no me arrepiento de nada”.

Orlov fue esposado y detenido directamente en la sala. El veredicto ponía fin a una repetición del juicio después de que Orlov recibiera una multa en un proceso anterior. En un reflejo de la escasa tolerancia del gobierno del presidente de Rusia, Vladímir Putin, a las críticas a su invasión en Ucrania, la fiscalía apeló la multa para pedir un castigo más duro.

La fiscalía afirmó que Orlov, copresidente del grupo de derechos humanos Memorial, ganador de un Nobel de la Paz, publicó un artículo motivado por la hostilidad “contra los valores tradicionales espirituales, morales y patrióticos rusos” y el odio al ejército ruso, según indicó el medio independiente ruso Mediazona.

En un comunicado, Memorial describió la sentencia como “un intento de sofocar la voz del movimiento de derechos humanos en Rusia y cualquier crítica al estado”. La organización prometió continuar con su labor.

Docenas de partidarios del activista acudieron a escuchar el veredicto, incluidos 18 diplomáticos occidentales, según Mediazona.

“Estoy alarmada y preocupada por el resultado de hoy. Oleg Orlov ha luchado personalmente por los derechos de los rusos durante más de 45 años”, dijo la embajadora estadounidense en Moscú, Lynne Tracy, en un comunicado. “En épocas anteriores sus esfuerzos habrían sido recibido los más altos honores. En la Rusia actual se le encierra por ello”.

Una corte de Moscú había multado a Orlov en octubre de 2023 con 150.000 rublos (unos 1.500 dólares entonces), un castigo significativamente más suave que las penas de prisión que han recibido otros rusos por criticar la guerra.

Tanto la defensa como la acusación apelaron, y una corte superior anuló la multa y envió el caso de nuevo a la fiscalía. El nuevo juicio comenzó este mes, dentro de una campaña continuada de represión contra la disidencia en Rusia que el Kremlin ha incrementado tras enviar tropas a Ucrania en febrero de 2022.

En su alegato final a la corte el lunes, Orlov volvió a criticar la guerra en Ucrania.

También el martes, una corte en Grozny, la capital de la república rusa de Chechenia, una región de mayoría musulmana, condenó a un hombre a tres años y medio de prisión por quemar en público un Corán ante una mezquita. La agencia estatal rusa de noticias indicó que Nikita Zhuravel admitió haberlo hecho a instancias de los servicios especiales ucranianos a cambio de un pago.

En septiembre del año pasado, el líder autoritario checheno Ramzan Kadyrov publicó un video en el que su hijo parecía golpear a Zhuravel durante su detención. Kadyrov elogió a su hijo por “defender su religión”.

El martes también era el noveno aniversario del asesinato de Boris Nemtsov, un destacado opositor ruso.

Nemtsov, de 55 años y que había sido vice primer ministro, fue baleado cuando caminaba por el puente Bolshoi Moskvoretsky la noche del 27 de febrero de 2015.

Era uno de los miembros más enérgicos y carismáticos de la oposición, y su asesinato fue un golpe para los rivales de Putin, al igual que la muerte de otro líder opositor, Alexei Navalny, en una colonia penal el 16 de febrero.

Un agente en las fuerzas de seguridad del líder checheno, respaldado por el Kremlin, fue condenado a 20 años por hacer los disparos que mataron a Nemtsov. Otros cuatro hombres fueron condenados a entre 11 y 19 años por su participación.