Corte apoya a fotógrafa en pleito por obras de Warhol

LARRY NEUMEISTER
·4  min de lectura

NUEVA YORK (AP) — Un tribunal de apelaciones de Estados Unidos apoyó a una fotógrafa el viernes en su disputa de derechos de autor contra la Fundación Andy Warhol para las Artes Visuales por una serie de obras del artista pop basadas en fotos que ella tomó de Prince.

La Corte de Apelaciones del Segundo Circuito, con sede en Nueva York, dictó que las obras creadas por Warhol antes de su muerte en 1987 no eran transformadoras y que no pueden omitir las obligaciones con la fotógrafa Lynn Goldsmith por sus derechos de autor. El caso fue enviado de vuelta a una corte de menor instancia donde podrá proseguir.

En un comunicado Goldsmith dijo estar agradecida por el resultado de la batalla legal de cuatro años iniciada por una demanda de la Fundación Warhol. Dijo que la fundación “quería usar mi fotografía sin pedirme permiso o pagarme nada por mi trabajo”.

“Pelee esta demanda para proteger no sólo mis derechos, sino los derechos de todos los fotógrafos y artistas visuales que obtienen su sustento por la venta de derechos de su trabajo creativo y también para decidir cuándo, cómo e incluso si es viable explotar sus trabajos creativos o dar licencia a otros para hacerlo”, agregó Goldsmith.

Warhol creó una serie de 16 obras basadas en una foto de Prince de 1981 tomada por Goldsmith, una fotógrafa pionera conocida por sus retratos de músicos famosos. La serie contiene 12 serigrafías, dos impresiones en papel y dos dibujos.

“Crucialmente, la serie de Prince retiene los elementos esenciales de la fotografía de Goldsmith sin agregar o alterar significativamente esos elementos”, dijo la corte en una decisión escrita por el juez Gerard E. Lynch.

Una opinión a favor sobre el fallo escrita por el juez Dennis Jacobs señala que la decisión no afectará el uso de las 16 obras de Prince hechas por Warhol adquiridas por galerías, marchantes y el Museo Andy Warhol porque Goldsmith no retó esos derechos.

La decisión anula un fallo de 2019 de un juez de Manhattan que concluyó que las versiones de Warhol eran tan diferentes de la fotografía de Goldsmith que trascendían los derechos de autor de la fotógrafa, cuyas fotografías se han incluido en casi 100 portadas de álbumes desde la década de 1960.

El juez de distrito John G. Koeltl en Manhattan había concluido que Warhol transformó una foto de un vulnerable e incómodo Prince en una obra que hacía del cantante una figura “emblemática e inmortal”.

En 1984, Vanity Fair dio en licencia por 400 dólares uno de los retratos en blanco y negro de Prince hechos por Goldsmith en diciembre de 1981 y le encargó a Warhol una ilustración de Prince para un artículo titulado “Purple Fame”.

La disputa surgió tras la muerte de Prince en 2016, cuando la Fundación Warhol dio en licencia el uso de la serie de Prince hecha por Warhol a una revista para conmemorar la vida del músico. Una de las creaciones de Warhol apareció en la portada de la revista de mayo de 2016.

Goldsmith señaló que la publicación de la obra de Warhol destruyó una oportunidad importante para cobrar sus regalías.

El abogado Luke Nikas dijo que la Fundación Warhol apelará el fallo.

“Más de 50 años de historia del arte establecida y el consenso popular confirman que Andy Warhol es uno de los artistas más transformadores del siglo XX”, dijo Nikas en un comunicado. “Aunque la Fundación Warhol está fuertemente en desacuerdo con el fallo del Segundo Circuito, esto no cambia este hecho ni cambia el impacto de la obra de Andy Warhol en la historia”.

El abogado Barry Werbin dijo que su clienta, Goldsmith, estaba “más que feliz y muy agradecida con todos los que la ayudaron a llegar hasta este día”.

“Además de estar eufórica con el resultado, en mi opinión es un cambio atrasado para lo que se había convertido en una aplicación extralimitada del uso justo del derecho de autor ‘transformativo’”, dijo Werbin en un correo electrónico.

“La decisión ayuda a reivindicar los derechos de los fotógrafos que se arriesgan a que sus obras sean injustamente apropiadas para uso comercial por artistas famosos bajo el engaño del uso justo”, agregó.

El panel de tres jueces del 2do circuito dijo que espera que su fallo le dé más claridad a la ley de derechos de autor. Comparó repetidamente la disputa de derechos de autor a lo que ocurre cuando los libros son llevados al cine. La película, señalaron, suele ser diferente del libro, pero mantiene sus obligaciones de derecho de autor.

La corte de apelaciones también dijo que la naturaleza única del arte de Warhol no tenía peso en si la obra es suficientemente transformadora como para ser calificada como “uso justo” de derecho de autor, un término legal que libera a un artista de pagar cuotas por el derecho al material en el que están basadas sus obras.

“Nos sentimos obligados a aclarar que es completamente irrelevante para este análisis que cada obra de la serie de Prince es inmediatamente reconocible como un ‘Warhol’”, dijo la corte de apelaciones. “Mantener esa lógica crearía inevitablemente un privilegio de plagiador-celebridad; entre más establecido sea el artista y más distintivo sea el estilo del artista, mayor es la flexibilidad que el artista tendría para hurtar el trabajo creativo de otros”.