Coronavirus. Wikipedia, ante el mayor desafío de su historia: cómo manejar la información del Covid-19

·7  min de lectura

WASHINGTON.- Hace unos doce años, Jason Moore notó que había un error en la página de Wikipedia dedicada a uno de sus discos favoritos del cantante Rufus Wainwright. Como Wikipedia es una enciclopedia de colaboración abierta que puede ser editada por cualquiera que tenga una conexión a Internet, Moore decidió corregir el error.

"Fue muy gratificante esa sensación de poder mejorar de inmediato el contenido de internet", dice Moore, de 35 años, que trabaja como estratega de una consultora digital en Portland, Oregon. Pero al igual que tantas personas, Moore tiene una segunda ocupación: bajo el nombre de usuario AnotherBeliever, también es editor de Wikipedia, y desde aquella primera corrección de hace 12 años, ya ha realizado más de 350.000 intervenciones en la gran enciclopedia online.

Moore suele buscas los temas que le interesan, como los edificios históricos y el arte público, ampliando la información de un artículo existente o creando uno de cero. Y aunque la medicina no es su fuerte, cuando los medios de comunicación tradicionales empezaron a informar sobre el coronavirus en China, se dio cuenta de que sería algo "mucho más grande que un brote aislado".

Tragedia aérea: un avión de Air India se parte en dos durante un aterrizaje de emergencia

Como sabemos, tuvo razón. Y a medida que la pandemia avanzaba por el mundo, también planteaba un desafío mayúsculo para Wikipedia: hacer la crónica en tiempo real de un evento de noticias masivo, en medio de un torrente constante de información y desinformación que ponía a prueba la eficacia del proceso de construcción de la enciclopedia.

Para fines de julio, según una vocera de Wikipedia, más de 67.000 editores habían colaborado para crear más de 5000 artículos en 175 idiomas diferentes sobre el Covid-19 y sus variadas implicancias. Algunos de esos artículos, incluido el artículo principal dedicado a la enfermedad en idioma inglés, son "páginas sensibles" cuya edición está restringida a ciertos usuarios confiables (una decisión tomada por otros voluntarios de Wikipedia), según la vocera de la enciclopedia.

Los editores frecuentes, según Moore, cumplen básicamente dos roles. El primero es escribir o editar concretamente una página específica. El segundo "es una especie de trabajo de organización comunitaria", ayudando a manejar WikiProjects, que actúan como espacios de organización de temas que atraviesan muchas páginas, como "medicina" o "manejo de catástrofes".

A mediados de marzo, cuando vio que el Covid-19 tomaba impulso y que no había un artículo al respecto en la enciclopedia, Moore lo creó. Entre otras cosas, un WikiProject incluye una página de fuentes confiables que los editores pueden consultar o citar. También, como toda página de Wikipedia, contiene una página de "conversación", donde los editores pueden discutir cómo abordar ciertos artículos, qué artículos faltan y habría que escribir, y qué información no cumple con los estándares para ser incluida.

Miles de colaboradores

Para fines de julio, el artículo principal de Covid-19 en inglés ya había sido editado 22.000 veces por más de 4000 colaboradores. Uno de ellos es NethaHussain, una médica de 38 años de Kozhikode, India, que tiene un doctorado en neurociencia clínica y es investigadora de la Universidad de Gotemburgo, Suecia. La doctora Hussain empezó a editar Wikipedia hace una década, cuando todavía era estudiante de grado, pero el Covid-19 fue el mayor desafío que tuvo que enfrentar en sus diez años como editora, porque la información sobre el virus, incluso de las fuentes mejor reputadas, cambiaba constantemente. A diferencia de otras ocasiones pasadas, "ahora tenía que estar pendiente y reaccionar rápido para asegurarme de que la información fuese confiable y actualizada."

Alberto Fernández. "Necesitamos construir cárceles porque si el delito crece, más gente será condenada"

Los editores se pedían mutualmente la creación o ampliación de artículos sobre ciertos temas: a Hussein, por ejemplo, le pidieron que escribiera sobre el Covid-19 y sus efectos durante el embarazo.

El impacto de la pandemia, sin embargo, excedió inmediatamente la cuestión médica para alcanzar todos los temas, desde "derechos humanos" hasta "política nacional" y "economía global", dice Hussein. Otros editores se ocuparon rápidamente de llenar esos agujeros.

Rosie Stephenson-Goodnight, de 66 años, académica de la Universidad Northwestern y veterana editora de Wikipedia, trabaja desde hace tiempo para ampliar la cobertura que tiene Wikipedia de las mujeres importantes de la historia: según el diario de mujeres The Lily, solo el 18% de los artículos biográficos de Wikipedia corresponden a mujeres. Como pasó con muchos otros editores, Stephenson-Goodnight también quedó capturada por la fuerza gravitacional de la pandemia.

"Hicimos lo que hacemos siempre con cualquier tema: sentarnos y ponernos a escribir", dice Stephenson-Goodnight.

Cuando el artículo principal quedó sobresaturado de información, los editores crearon páginas para varios países. Algunos son hiper específicos, como el impacto del Covid-19 en la empresa Walt Disney Co. o en el deporte del disc golf. Stephenson-Goodnight notó que había páginas sobre el impacto de la enfermedad en las artes del espectáculo, los deportes, la música, el turismo y el precio del petróleo, pero nada sobre el descalabro en la industria de la moda. "Nadie había escritos sobre el tema, y hacía falta", dice.

Por supuesto que todas esas páginas son inútiles, o incluso peligrosas, si no son rigurosas. Y casi todos los que fueron a la escuela en las dos primeras décadas del milenio conocen la frase "Wikipedia no es consideraba una fuente confiable", un verdadero problema, si se piensa que hasta el 30 de julio el artículo en inglés sobre el Covid-19 recibió más de 73 millones de visitas.

Jevin West, profesor de la Escuela de Información de la Universidad de Washington, dice que no hay que preocuparse, y que "en líneas generales", Wikipedia ha manejado el tema del virus "excepcionalmente bien".

"No es solamente lo que lee la gente cuando entra", dice West. "La enciclopedia también alimenta los grandes motores de búsqueda, así que el impacto es doble."

"Como alguien que estudia la desinformación y la tergiversación, Wikipedia es como un rayo de esperanza en un mar de contaminación", agrega West. "Los apasiona ser esa especie de curadores del conocimiento humano, y por eso son tan cuidadosos".

Transparencia

West también menciona la transparencia de Wikipedia. Algunas fuentes desacreditadas no son permitidas en el sitio, y todo el historial de ediciones de cada página está fácilmente disponible para el usuario. Además, para cada hecho mencionado se incluye la fuente. "Ese nivel de transparencia genera confianza".

De allí el tajante contraste entre Wikipedia y las redes sociales como Facebook y Twitter, que además tardan tanto en retirar la información errónea de sus sitios. Cuando finalmente lo hacen, las falsedades ya se propagaron. Ambas plataformas, por ejemplo, recién retiraron el video conspiranoico "Plandemia" a principios de mayo, cuando ya había sido reproducido millones de veces.

"Los mecanismos de Wikipedia para frenar la difusión de información falsa son mucho más claros", dice West. "Facebook y Twitter a veces lo hacen y a veces no".

Con tantos editores (y bots) de Wikipedia monitoreando constantemente esa montaña de información, la desinformación suele ser arrancada de cuaje rápidamente. Si aparece un trol o "algún editor anónimo que pone vulgaridades o que funciona claramente fuera de las normas de Wikipedia, no tenemos problema en bloquearlo", dice Moore. "Si nos parece que alguien no entró con propósitos válidos, bloqueamos su IP". Además, siempre hay editores listos para corregir cualquier error, por lo general en cuestión de segundos.

"Sentimos la responsabilidad de redactar esos artículos y de asegurarnos de que lo que escribimos sea correcto", dice Stephenson-Goodknight. "Me siento como una mano más, como una personita que hace su pequeña parte."

West es un verdadero creyente, y está convencido de que la filosofía que sostienen muchos de los editores del sitio es de gran provecho para la humanidad.

"Ojalá haya más gente que adopte esta ética de hacer las cosas bien", dice West. "Tal vez sea el verdadero antídoto contra falsa información".

The Washington Post

Traducción de Jaime Arrambide

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.