Coronavirus en Uruguay: dos muertes marcan que el sistema de salud está al borde del colapso

·4  min de lectura
En el interior del país denuncian que el personal médico no es suficiente y que faltan materiales; ayer Lacalle Pou habló de “blindar mayo”
Matilde Campodonico

Sus nombres son Ernesto Fernández y Oscar Presentado. Ambos murieron en los últimos días a causa de coronavirus en Uruguay y dejaron al descubierto los problemas que enfrenta el sistema sanitario del país en medio de la segunda ola de la pandemia, que golpea aquí con más fuerza.

El caso de Fernández fue denunciado por su esposa y tuvo lugar en la ciudad de Bella Unión. Desde allí su pareja denunció: “Dejaron morir a mi marido en mis brazos, la asistencia que tenemos en Bella Unión es horrible, yo estoy cursando el Covid-19 y no se preocupan por mí tampoco”.

El increíble hallazgo arqueológico en la casa de Monserrat donde Rosas vivió más de 40 años

Asimismo, la mujer contó que llamó a la ambulancia pero que la misma tardó más de una hora en llegar. El paciente murió sin asistencia médica. Al explicar la respuesta que le dieron los médicos al llamarlos, la esposa del fallecido aseguró que le comunicaron que sólo atendían por teléfono, que no podían ir a ver a los pacientes.

Entonces llegó la primera alarma. Tras ello las autoridades de la Administración de Servicios de Salud del Estado informaron del inicio de una investigación de urgencia que dé con los motivos de la falta de atención o explique las razones, de acuerdo con lo publicado por el diario El País.

Testeos en Uruguay
Matilde Campodonico


Testeos en Uruguay (Matilde Campodonico/)

Pero otro caso volvió a poner la atención en la capacidad del sistema de salud, cerca del colapso por la suba de contagios de Covid-19 y que se evidencia en estos episodios.

En el paraje Colonia 18, departamento de Salto, murió Oscar Presentado, de 37 años, también por coronavirus en su casa. Desde su entorno familiar indicaron que llamaron por teléfono varias veces a médicos de la Red de Atención del Primer Nivel pero que la respuesta que recibieron fue que los síntomas que detallaban “no eran más que parte del proceso de la enfermedad que estaba cursando”. Además los profesionales les pidieron que mantuviera la calma porque era común y no iban a durar mucho más.

Si bien los problemas con el sistema de salud se registran a lo largo de Uruguay, la situación parece más grave en el interior del país, donde reclaman más personas y denuncian la falta de materiales para tratar la enfermedad.

Maravillas ocultas: 7 destinos de Argentina que seguro no conocés

Marcela Cuadrado es presidenta de la Sociedad de Medicina Familiar y Comunitaria y afirmó que semanas atrás el seguimiento de pacientes positivos se daba de modo regular pero remarcó que en los últimos días los casos positivos se dispararon y complicaron el escenario. “En las últimas tres semanas con la gran cantidad de casos ha habido una desorganización muy importante en el sistema y es mucha la gente a la que no se le está haciendo ningún tipo de seguimiento”, declaró.

El departamento uruguayo más golpeado en la actualidad por la pandemia es Río Negro. Allí se reporta la mayor cantidad de casos según la densidad de la población. Según el director departamental de Salud, Andrés Montaño, el sistema de primera línea “está al límite” y “cuesta hacer el seguimiento a todos los pacientes”.

Preocupación

Ayer, en medio de la curva de contagios que sigue en alza, el presidente Luis Lacalle Pou consideró que las muertes que deja la pandemia de coronavirus “no se pueden medir en números”, se preguntó “cuántos serían” muchos fallecidos y adelantó que así como se instaló en el país la idea de “blindar abril” con las restricciones, ocurrirá lo mismo con mayo.

“Cada muerte es una tristeza. Las muertes no se pueden medir en números. ¿Cuántas son muchas muertes? ¿10, 20, 70? Si es un familiar de cada uno de nosotros, o un ser querido, ya debería de dolernos. Me parece que contar los muertos como si fuera una cifra es demasiado frío”, expresó el mandatario de acuerdo con lo publicado por la agencia Télam.

Luis Lacalle Pou, Uruguay; mercosur
Captura


Luis Lacalle Pou (Captura/)

Sin embargo Lacalle Pou intentó llevar calma a la sociedad y dijo que los Centros de Tratamiento Intensivo “no han colapsado” pese a que se vaticinaba eso desde hace semanas, aunque sí admitió que el sistema “está estresado, y sobre todo la gente que trabaja está con mucho cansancio, con muchas horas”.

En la actualidad en el país la ocupación total de las unidades de cuidados intensivos es de 75,1% y existen 532 pacientes internados por Covid-19, según datos de la Sociedad Uruguaya de Medicina Intensiva.

Uruguay, que fue reacio inicialmente a establecer restricciones duras y únicamente buscó bajar la circulación durante la primera ola de la pandemia, ahora enfrenta una suba abrupta de casos y la aparición de contagios en los 19 departamentos, situación que propulsó una serie medidas, entre ellas la suspensión de las clases presenciales.

En los últimos días el país llegó a los 160.000 contagiados, aunque 130.000 ya se recuperaron. Las muertes ya son más de 1700.