Coronavirus: ¿Qué prioridad deberían tener las embarazadas para vacunarse?

Evangelina Himitian
·4  min de lectura
Por la cuarentena hay menos nacimientos en Francia
Por la cuarentena hay menos nacimientos en Francia

¿Las embarazadas deberían vacunarse contra el Covid? La pregunta hubiera tenido una respuesta hace cinco meses, cuando se creía que no tenían mayores chances de contagio y mayores riesgos de complicaciones que el resto de la población. Sin embargo, distintos estudios internacionales las han colocado en los últimos días como población de altísimo riesgo, con un 54% más de chances de contagiarse. Y a la vez, las embarazadas Covid positivo tienen tres veces más riesgo de tener una infección que requiera antibióticos, cinco veces más posibilidades de requerir terapia intensiva y 22 veces más de morir en el embarazo, según un trabajo publicado el 22 de abril por el Journal of the American Medical Association Pediatrics (JAMA Pediatrics).

De todas formas, si hoy una mujer embarazada quiere vacunarse, solo puede hacerlo si a la vez pertenece a uno de los grupos priorizados. Esto es si es personal de salud, docente, si trabaja en alguna fuerza de seguridad o en funciones estratégicas del Estado o si tiene alguna comorbilidad como diabetes, hipertensión, obesidad, entre otras.

“Es un error. Todas las embarazadas deberían ser incluidas de inmediato entre los grupos prioritarios. En estos tiempos no podemos esperar. Deberían vacunarse cuanto antes. Si bien al comienzo el virus no afectaba de distinta forma a las embarazadas que a la población general, en estos días, quienes manejan los servicios de obstetricia de los hospitales están viendo un aumento de casos y de complicaciones serias. Es como si estuviéramos hablando de otra enfermedad”, apunta el doctor Manuel Nölting, presidente del tribunal de honor de la Sociedad de Obstetricia y Ginecología de Buenos Aires (Sogiba).

Efectos post Covid-19: ¿Puede el coronavirus provocar caída de pelo?

Roberto Casale, director de publicaciones de Sogiba y jefe del departamento Materno Infantil del Hospital Posadas, lo confirma. Varios hospitales argentinos participaron de la investigación de Jama Pediatrics, entre ellos el Posadas. Casale fue parte de la investigación que coordinó el argentino José Villar, profesor de Medicina Perinatal en la Universidad de Oxford. Estuvieron involucrados un centenar de especialistas, que monitorearon a 2130 mujeres embarazadas de 43 hospitales maternoinfantiles en 18 países en todo el mundo.

La mujer de embarazada tiene el doble de riesgo de enfermarse y morir. Se transforma en población de riesgo en sí misma, igual que si tuviera comorbilidades. El riesgo también aumenta para el bebé que tiene un 70% más chances de sufrimiento fetal, un 55% de riesgo de prematurez y el doble de morbimortalidad perinatal”, dice Casale.

Terreno fértil

“El estatus hormonal de la mujer embarazada la pone en riesgo. Los elevados niveles de estrógenos afectan su coagulación. La mujer se encuentra en un estado proinflamatorio. Su sistema inmunológico rota y se altera para proteger al bebé. Está desprotegida frente al Covid. Además, se pueden presentar cuadros de preeclampsia. Todas estas condiciones hacen que, con el virus, el embarazo sea un terreno muy favorable para las complicaciones. Con cinco veces más probabilidades”, dice Nölting.

El aumento de casos de embarazadas con complicaciones por Covid preocupa a los responsables de Salud, sobre todo en la Ciudad y en la Provincia, donde se registra el mayor número de casos. Desde el Ministerio de Salud porteño explican que la decisión de vacunar a embarazadas la debe tomar la Nación. En el Plan Estratégico del Ministerio de Salud, hasta ahora no figuran las embarazadas como grupo prioritario. LA NACION consultó a los voceros del área para conocer si se esperaban modificaciones, pero no obtuvo respuestas.

Inicialmente, las mujeres embarazadas habían sido excluidas de la vacunación porque se consideraba que las variantes que se aplican en el país no habían sido testeadas en ese grupo de riesgo. Sin embargo, en febrero último, se modificó esa decisión y través de un documento interno emitido por el Ministerio de Salud de la Nación se habilitó el uso de la vacuna Sputnik V a embarazadas, mujeres en período de lactancia que pertenecieran a los grupos prioritarios

“Nosotros estamos haciendo una vigilancia de las embarazadas. Este año, cuando vimos aumento de casos en la positividad y en las complicaciones, las priorizamos en las listas”, explica Sabrina Balaña, directora de Equidad y Género del Ministerio de Salud de la provincia. “Desde marzo tuvimos 1200 casos de embarazadas contagiadas, unas 200 en la actualidad. Del total, 149 mujeres requirieron internación. Por esa razón, tomamos como medida la asignación de turnos prioritarios. Cuando cualquier persona que está en los grupos objetivo informa que está embarazada, sospecha estarlo o está amamantando, se le asignan los primeros turnos”, dice Balaña.

Hisopados en Ezeiza: pese a la cancelación del contrato, la empresa sospechada sigue a cargo de los tests

Hasta el momento, en la provincia se vacunaron 400 mujeres embarazadas, la mayoría docentes y personal de salud y hay otras 8000 en lista de espera.

Aunque tuvieron conversaciones con el Ministerio de Salud de la Nación, asegura que por el momento no está previsto incluir a las embarazadas en general al grupo prioritario, si no tienen otros factores de riesgo, pese a lo que piden los especialistas.

Es un tema complejo en un país con escasez de vacunas. Hoy una mujer embarazada no tiene más riesgo que una persona mayor de 60 años. Pero, haciendo un ranking de riesgos, sí debería figurar a continuación de las personas menores de 60 con comorbilidades”, apunta el infectólogo Eduardo López, miembro del comité de expertos que asesoran al Gobierno.