Qué dijo Pfizer tras las muertes en pacientes vacunados contra el COVID-19 en Noruega

LA NACION
·2  min de lectura

COPENHAGUE.- Luego de que la Agencia Noruega de Medicamentos informara el jueves que un total de 29 personas habían sufrido efectos secundarios tras aplicarse la vacuna de Pfizer/BioNTech contra el coronavirus, y que al menos 23 de ellas habían muerto, la compañía farmacéutica estadounidense y su socia alemana advirtieron que abrirán una investigación para comprender qué sucedió.

En este marco, mientras se conocen las causas, las autoridades del país nórdico afirmaron que dejarán en manos de los médicos la decisión de inocular o no a los pacientes según su condición. Todas las muertes se registraron en ancianos de más de 80 años.

Sin embargo, la agencia destacó que no está "alarmada" por lo ocurrido, en tanto son efectos en algún punto esperables. "Claramente el Covid-19 es mucho más peligroso para la mayoría de los pacientes que la vacunación", dijo Steinar Madsen, director médico de la Agencia Noruega de Medicamentos. "No estamos alarmados", agregó.

"Todos estos pacientes tuvieron enfermedades subyacentes graves. No podemos decir que la gente muere por la vacuna. Podemos decir que puede ser una coincidencia. Es difícil demostrar que es la vacuna la causa directa", aseveró de acuerdo con lo publicado por la agencia Bloomberg.

De hecho Madsen indicó que también es posible que los efectos secundarios de la inmunización llevaran, en algunos casos, "a un curso más grave de la enfermedad subyacente". "No podemos descartar eso", indicó, y aseveró que, según las estadísticas, los fallecimientos ocurridos representan "bastante menos que 1 de cada 1,000". Antes la agencia ya había advertido que "reacciones comunes a las vacunas con ARNm, como fiebre y náuseas, pueden haber contribuido a un desenlace fatal en algunos pacientes frágiles y ancianos".

Hasta el momento Noruega administró al menos una dosis a unas 42.000 personas, con el foco puesto en los pacientes de mayor riesgo. En este contexto el gobierno anunció que relajará algunas restricciones del coronavirus después de que las medidas adicionales introducidas durante las últimas dos semanas provocaran el efecto deseado.

"Aunque las medidas parecen estar funcionando y las tasas de infección son algo más bajas, la situación aún es incierta", dijo la primera ministra Erna Solberg al Parlamento.

El país tiene una de las tasas de infección más bajas de Europa. El número acumulado de casos de Covid-19 en los últimos 14 días por cada 100.000 habitantes en Noruega fue de 157,95 en la semana que finalizó el 10 de enero, el quinto más bajo de Europa detrás de Islandia, Grecia, Bulgaria y Finlandia, según el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades.

Noruega permitirá que los hogares reciban hasta cinco visitantes, mientras que las escuelas también tendrán restricciones más leves, con menos dependencia de la educación en remoto. Sin embargo, los bares y restaurantes todavía tienen prohibido servir alcohol.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

"Secuenciación": el modelo de Islandia elogiado por la OMS para enfrentar nuevas cepas del coronavirus

EN VIDEO: Locuaz narración de "covifiesta" dice lo que todos pensamos

Agencias AP y Reuters