Coronavirus: “Fueron medidas autoritarias porque no consideraron la opinión de la Ciudad”, dijo María Eugenia Vidal

·2  min de lectura
María Eugenia Vidal
Tomás Cuesta

Tras las nuevas restricciones impuestas anoche por el presidente Alberto Fernández -que incluyeron la suspensión de las clases presenciales por dos semanas, desde la próxima-, la exgobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, consideró que “fueron medidas autoritarias porque no consideraron la opinión de la Ciudad” y, en una posición crítica sobre cómo el Frente de Todos lleva adelante la gestión de la pandemia, puntualizó en que “el miedo y prohibición no pueden ser la única política para pelear contra la enfermedad”.

”Yo agotaría todos los recursos legales para que hubiera clases”, aseguró Vidal para Radio Mitre sobre la actitud que le recomendaría tomar al jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta, tras la decisión unilateral de la administración nacional. El mismo Fernández admitió que no consultó la restricción con el mandatario porteño, debido a que no estuvo de acuerdo con el tono que le imprimió la gestión capitalina a las primeras medidas que él tomó para contener la segunda ola.

“Sé que es difícil gobernar una pandemia, pero no podemos tomar medidas y a los pocos días, sin ver su efecto, tomar más medidas y cerrar escuelas cuando nos dicen que ahí no son los contagios”, consideró Vidal, quien dijo que la decisión “fue apoyada por el gobernador” Axel Kicillof y agregó: “No puedo entender que después de lo del año pasado no hayamos aprendido el valor de un día de clases”.

A su vez, se mostró preocupada “porque no se hizo nada” para el retorno a la educación virtual. “El 60% de los chicos es pobre, es altamente probable que no tengan Internet, ni computadora”, sostuvo.

“Son medidas improvisadas, a esta pandemia se la enfrenta con planificación, evidencia y transparencia”, indicó Vidal. Remarcó que no está de acuerdo con que la política para prevenir sea “poner un policía en cada esquina” y se quejó por el nivel de testeos y la falta de vacunas. “El testeo en la Provincia no es suficiente. En la Argentina se testean 80.000 personas por día y 20.000 son en la Ciudad. Algo del testeo está fallando y eso demostró ser efectivo. Si no tenemos vacuna, por lo menos testeemos”, expresó.

Noticia en desarrollo