Acusan a Amazon de poner en peligro a empleados durante pandemia

Redacción - BBC News Mundo
Amazon quiere contratar 100.000 trabajadores más para sus almacenes en Estados Unidos.

"Quédate en casa" es el mantra con el que las autoridades en Estados Unidos y en casi todo el resto del mundo están pidiendo a los ciudadanos que eviten salir de sus hogares como parte de los esfuerzos para frenar la pandemia del coronavirus.

Aunque, en general, las normas de la cuarentena no impiden acudir al supermercado o a la farmacia, muchos ciudadanos han optado por recurrir a las empresas que ofrecen entregas a domicilio para hacer sus compras.

¿El resultado? Un verdadero boom del comercio en línea y de las entregas a domicilio que llevó a Amazon, por ejemplo, a iniciar la búsqueda de 100.000 trabajadores más para sus almacenes en Estados Unidos con el fin de hacer frente a la creciente demanda.

La empresa de Jeff Bezos también anunció que incrementará el pago a los empleados de sus almacenes en todo el mundo, lo que se traducirá en un incremento de US$2 adicionales por hora trabajada en EE.UU. y de 2 libras esterlinas (US$2,48) en Reino Unido, donde recientemente han tenido que pedirle al personal que labore horas extras.

Con el auge del sector, sin embargo, también han resurgido las críticas sobre las condiciones laborales de sus trabajadores que, en plena crisis del coronavirus, incluyen la falta de equipamientos adecuados para protegerse de un contagio.

Acusaciones cruzadas

Este martes, Amazon despidió a un trabajador de un almacén en Nueva York que había organizado una protesta por las medidas de seguridad tomadas por la empresa para hacer frente a la pandemia.

El lunes algunos trabajadores protestaron frente a los almacenes de Amazon en Staten Island (Nueva York).

"Es escandaloso que Amazon despida a un empleado que valientemente se plantó para protegerse a si mismo y a sus colegas. En medio de una pandemia global, Chris Smalls y sus compañeros protestaron públicamente por la falta de medidas de precaución de parte de Amazon para protegerlos del COVID-19", dijo en un comunicado la fiscal general de Nueva York, Letitia James, quien anunció que su oficina indagará todas las opciones legales sobre el caso.

"En un momento en el tantos habitantes de Nueva York están luchando y profundamente preocupados por su seguridad está acción es además inmoral e inhumana", agregó James.

Amazon, por su parte, defendió su decisión y aseguró que Smalls había sido advertido sobre las normas de distanciamiento social y que debía haberse quedado en su casa después de haber estado en contacto con otro empleado infectado.

"Pese a la instrucción de quedarse en su casa y seguir recibiendo su paga, él acudió al almacén, poniendo al equipo en riesgo", dijo un portavoz de la compañía, agregando que solamente 15 de los más de 5.000 empleados de su sede en Nueva York participaron en la protesta.

De acuerdo con el diario estadounidense The Washington Post, se han detectado casos de covid-19 en al menos 21 almacenes de Amazon en Estados Unidos.

Denuncias y protestas contra Amazon

Pero los cuestionamientos sobre las prácticas laborales de Amazon van más allá de lo que ocurre en su sede de Nueva York.

Un grupo de trabajadores de la cadena de supermercados Whole Foods, propiedad de Amazon, realizó una protesta este martes para exigir mejores condiciones de seguridad laboral y beneficios adicionales, entre los cuales se incluye un pago adicional por trabajar en condiciones peligrosas así como un permiso por enfermedad que ampare a aquellos empleados que necesitan someterse a cuarentena o a autoaislamiento.

También ha habido críticas sobre la cadena de supermercados Whole Foods, propiedad de Amazon.

La protesta estaba impulsada por Whole Worker, un movimiento que agrupa a trabajadores de esa cadena, y que invitaba a los empleados a aprovechar el reciente relajamiento de las normas de presentismo para no acudir al trabajo sin temer represalias de la empresa.

En comparación con lo que ocurre en otras partes del mundo, incluidos muchos países de América Latina, en Estados Unidos la legislación y las prácticas laborales dificultan la formación de sindicatos.

Además, muchas personas cobran por hora efectiva trabajada y carecen de beneficios laborales como vacaciones pagadas o seguro médico pese a formar parte de la economía formal.

Algunos congresistas estadounidenses le han escrito a Jeff Bezos para manifestar su preocupación por la falta de materiales de limpieza y de protección, así como por su política de permisos por enfermedad.

Amazon asegura que está tomando medidas adicionales de protección, incluyendo el aumento de la frecuencia con la que se limpian sus instalaciones y estableciendo turnos escalonados para el trabajo y para los descansos, con el objetivo de reducir el contacto entre los empleados.

La pandemia del coronavirus ha disparado las ventas de Amazon.

En Europa, por otra parte, Amazon enfrentó recientemente huelgas de trabajadores en Francia e Italia, mientras que en España hace frente a quejas legales por las condiciones de seguridad de los trabajadores, de acuerdo con una alianza global de sindicatos coordinada por UNI Global Union.

En Italia, la compañía afirmó que redujo sus envíos a domicilio desde el 22 de marzo, pero los sindicatos afirman que debe haber mayor protección para los trabajadores.

Un representante sindical en ese país le dijo a la agencia Reuters, por ejemplo, que muchos empleados de la empresa usan las mascarillas durante días en lugar de tener una nueva cada día.

Noticias relacionadas

15 multimillonarios pierden mucho dinero debido a la pandemia del coronavirus

¿Duele más pagar impuestos tras casos como el del fundador de Amazon, Jeff Bezos?