La corona británica contrata abogados para investigar denuncias de maltrato de Meghan Markle

·2  min de lectura
Meghan Markle quiere que el asunto se resuelva lo antes posible mientras que ANL no tiene apuro
Meghan Markle quiere que el asunto se resuelva lo antes posible mientras que ANL no tiene apuro

LONDRES.- El Palacio de Buckingham contrató a un estudio de abogados externo para investigar las acusaciones de que Meghan Markle, duquesa de Sussex, intimidaba al personal real, según informó CNN.

El Palacio había dicho que iba a investigar el caso luego de que el diario The Times of London reportó versiones de que la duquesa echó a dos asistentes personales e hizo que el personal se sintiera “humillado”. En 2018, Jason Knauf, entonces secretario de comunicaciones para Meghan y su esposo, el príncipe Harry, presentó una queja formal. Knauf ahora trabaja para el príncipe Guillermo, el hermano mayor de Harry.

La entrevista entre Harry y Meghan y Oprah Winfrey se transmitió el 7 de marzo pasado
La entrevista entre Harry y Meghan y Oprah Winfrey se transmitió el 7 de marzo pasado

Un vocero del Palacio de Buckingham dijo el lunes: “Nuestro compromiso de investigar las circunstancias en torno a las acusaciones del expersonal del duque y la duquesa de Sussex se está llevando adelante, pero no proporcionaremos un comentario público al respecto”.

CNN dijo que no se le informó qué empresa estaría investigando los reclamos. La medida se produce cuando el Palacio enfrenta una crisis por las acusaciones hechas por el príncipe Harry y Meghan en su explosiva entrevista con Oprah Winfrey.

Harry y Meghan no hicieron comentarios hoy, pero un vocero de la pareja descartó previamente las acusaciones de acoso informadas por el diario The Times como “difamatorias”.

“Llamemos a esto como es: una campaña de difamación calculada, basada en información engañosa y dañina”, dijo el vocero de los Sussex. “Estamos decepcionados porque vemos este retrato difamatorio de la duquesa de Sussex ha recibido credibilidad por parte de un medio de comunicación”.

La guerra de palabras entre los dos bandos estalló poco antes de la transmisión de la entrevista de Meghan y Harry con Winfrey, en la que la pareja destapó las dificultades de sus vidas como miembros de la realeza e hizo una serie de acusaciones contra la familia.

Lo más sorprendente es que Meghan dijo que había “conversaciones” sobre el color de la piel de su bebé, Archie, y “lo que eso significaría”. El Palacio de Buckingham dijo más tarde que la acusación de racismo era “preocupante”, pero que “la familia la abordaría en privado”.

MÁS HISTORIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

Meghan y Harry son las víctimas, pero la Familia Real se niega a verlo

La mansión de Meghan y Harry fue invadida dos veces en Navidad

¿Es el príncipe Carlos el racista de la familia real británica?

EN VIDEO: Meghan Markle asegura que no se 'callará' al tiempo que la casa real inicia una investigación sobre ella