¿Qué es el Consejo de Adhesión y en qué consiste el proceso para proclamar al nuevo rey Carlos III?

·4  min de lectura

El rey Carlos III será reconocido formalmente como el nuevo soberano de Gran Bretaña en la mañana del sábado, cuando el histórico Consejo de Adhesión se reúna a las 10 am en el Palacio de St. James, Londres, luego de la muerte de la reina Isabel II el jueves.

Por primera vez en la historia, se televisarán los procedimientos del consejo.

Aunque el hijo mayor de la reina se convirtió automáticamente en monarca tras el fallecimiento de su madre, la reunión ceremonial brindará un reconocimiento oficial del hecho y acordará que se lea al resto del mundo una proclamación de la noticia.

Normalmente, la ceremonia tendría lugar dentro de las 24 horas posteriores a la muerte del monarca en turno, pero debido a que el fallecimiento de Su Majestad se anunció en la tarde del jueves, no hubo tiempo suficiente para poner el plan en marcha antes.

Históricamente, todos los miembros del Consejo Privado —un organismo fundado en 1708 para asesorar a los monarcas en asuntos de Estado en privado— serían invitados a asistir al Consejo de Adhesión, pero dado que la membresía aumentó de 175 en 1952 a más de 700 hoy en día, eso ya no es práctico.

En cambio, solo convocarán a 200 y el resto podrá solicitar el derecho de asistencia por votación.

El evento será presidido por Penny Mordaunt, quien fue nombrada lord presidenta del consejo y líder de la Cámara de los Comunes el martes como parte de la remodelación del gabinete de la nueva primera ministra Liz Truss.

La primera parte de la ceremonia en el palacio se referirá a la proclamación en sí. Durante este momento, los consejeros privados reunidos, grandes oficiales de estado, miembros de la Cámara de los Lores, el alcalde de la ciudad de Londres, los concejales de la ciudad de Londres, los altos comisionados de los reinos de la Commonwealth y otros funcionarios públicos se reunirán en el salón de banquetes o en la galería de imágenes para reconocer al nuevo soberano.

El rey entrante estará ausente en ese momento, Mordaunt anunciará la muerte de la reina Isabel II y llamará al secretario del consejo para leer en voz alta la Proclamación de Adhesión.

Luego será firmada por el grupo de la plataforma, compuesto por, entre otros, la reina consorte Camila; el hijo mayor de Carlos, el príncipe William; los arzobispos de Canterbury y York; Liz Truss; el lord canciller; el lord del sello privado; el lord gran chambelán, el conde mariscal y Penny Mordaunt.

Una vez acordada la difusión del pregón y otros asuntos, como el disparo de 41 salvas de cañonazos en Hyde Park y la Torre de Londres, finalmente entrará el rey Carlos III.

La segunda parte, que se espera se celebre en la sala de entrada alfombrada de rojo del palacio, será la primera sesión del Consejo Privado del rey, en la que él hará algunos comentarios personales sobre la muerte de su madre, jurará preservar la Iglesia de Escocia y firmará un instrumento reconociendo el hecho, presenciado por Camila, William, el secretario de Estado de Escocia Alister Jack y la primera ministra escocesa Nicola Sturgeon.

Penny Mordaunt, que fue nombrada lord presidenta del consejo el martes, tendrá un papel clave en los procedimientos (PA)
Penny Mordaunt, que fue nombrada lord presidenta del consejo el martes, tendrá un papel clave en los procedimientos (PA)

Este juramento ha sido realizado por todos los reyes y las reinas entrantes desde Jorge I en 1714 en reconocimiento de la separación de Iglesia y Estado del país.

Luego, Mordaunt concluirá la reunión y los consejeros privados firmarán la proclamación uno por uno a medida que se vayan.

El registro oficial de los procedimientos se transmitirá a The London Gazette para su publicación en un suplemento especial y en su sitio web.

Posteriormente, los Life Guards darán tres toques con las trompetas desde el balcón de Friar Court, antes de que David Vines White, rey de armas de la liga, se presente al mediodía, flanqueado por el conde mariscal y dos sargentos de armas, para leer en voz alta la proclamación que presentará oficialmente al rey Carlos III a su público.

El disparo de las armas sonará entonces desde Hyde Park.

Por respeto al nuevo soberano, todas las banderas que ondeen en el palacio volverán a ondear a toda asta para la lectura de la proclamación en celebración de su nuevo mandato, antes de volver a ponerse a media asta como señal de luto por la reina Isabel.

La proclamación se leerá en voz alta en el Royal Exchange de la ciudad de Londres y en las capitales de los demás países de origen, Edimburgo, Cardiff y Belfast y, según la costumbre, en Windsor y York.

Una vez que hayan concluido estas ceremonias, se autorizará al rey Carlos III a reunirse con el gabinete de Truss, que apenas se anunció el martes por la noche, para presentaciones y debates sobre los asuntos del día.