Confinamiento por coronavirus deja a animales de zoológico de Jerusalén añorando las visitas humanas

·1  min de lectura

JERUSALÉN, 1 feb (Reuters) - Mientras observaban a los visitantes desde sus moradas, eran una fuente popular de entretenimiento en el Zoológico Bíblico de Jerusalén.

Pero los humanos no llegan desde hace un mes debido a las medidas por el coronavirus en Israel, y los animales echan de menos mirarlos, dicen los cuidadores del lugar.

"Están sentados allí arriba, juegan entre ellos", dijo Nili Avni-Magen, veterinario jefe del zoo, en el recinto de los primates. "Intentamos hacer que se entretengan, pero echan de menos a los visitantes en la gran ventana frontal".

El zoo de Jerusalén contiene una gran variedad de especies, pero da prioridad a las que aparecen mencionadas en la Biblia. Sin visitantes, ahora los animales deben conformarse con interactuar con sus cuidadores, que están ocupados alimentando y atendiendo a canguros, cebras y elefantes.

Cuando un equipo de Reuters TV visitó el lugar, los monos aulladores negros y dorados salieron de sus casas, ansiosos por echar un vistazo.

"Lo echan mucho de menos", dijo Avni-Magen sobre la interacción diaria con los visitantes. "Están sentados esperando que el zoo vuelva a abrir".

Los leones, sin embargo, parecen ser una excepción, ya que ahora se acercan a sus cuidadores y a las zonas delanteras de su recinto debido a la tranquilidad reinante.

"Ellos se sienten más seguros cuando ven menos gente", dice Avni-Magen.

(Reporte de Eli Berlzon, escrito por Jeffrey Heller; Editado en español por Javier Leira)