Condenan a 2 años de libertad condicional al alborotador del Capitolio que testificó en el Comité

·2  min de lectura

Stephen Ayres, quien testificó ante el Comité del 6 de enero, fue acusado por los disturbios en el Capitolio y condenado el jueves a 24 meses de libertad condicional y 100 horas de servicio comunitario.

Ayres participó en los disturbios y después fue detenido. Se declaró culpable de un cargo de conducta desordenada y perturbadora en un edificio de acceso restringido durante una vista celebrada a principios de este verano.

Durante la audiencia de sentencia virtual el jueves, el acusado se mostró conmovido y pidió disculpas al “tribunal y al pueblo estadounidense”.

“Aquel día no fui con la intención de causar ningún tipo de violencia ni nada por el estilo”, explicó Ayres. “Pero sí que me dejé llevar por todo lo que había en Internet, en Facebook, que en última instancia sentí que me dirigía en la dirección equivocada”.

Según NBC News, declaró al tribunal que ya había “superado [el asunto de] la gran división [que existe] en el país” y que reza a diario tanto por los alborotadores del Capitolio como por los oficiales “que están luchando con [las secuelas de los disturbios].”

“Solo espero que un día pueda despertarme y no tener que vivir con ello todos los días, porque lo hago, todos los días”, señaló Ayres.

Su esposa rogó al juez que le evitara la cárcel, preocupada porque sus hijos “sintieran esa carga” y que ella no quería eso para ellos.

“Cuando nos casamos, juramos que nunca someteríamos a nuestros hijos a un hogar roto”, indicó Hayle Ayres. “Y si él es encarcelado, habremos roto esa promesa”.

La participación de Ayres en el motín ya le ha costado su trabajo y su casa. Dijo al Comité Selecto de la Cámara de Representantes que se arrepentía de haber depositado su confianza en el expresidente Donald Trump, quien llamó a sus partidarios para que se unieran a él en Washington DC y les indicó que caminaran hasta el Capitolio.

“Sin duda cambió mi vida, no para bien”, afirmó Ayres. “En definitiva, no para bien”.

Ayres explicó a la comisión que se creyó la afirmación sin sustento de Trump de que hubo fraude en las elecciones de 2020. Esta creencia le llevó a asistir al mitin de Trump el 6 de enero en Washington DC. Relató que no llegó con ganas de ir al Capitolio, pero que el discurso de Trump le hizo cambiar de opinión.

Después de los disturbios, Ayres dijo que borró sus cuentas en las redes sociales y comenzó a investigar las diversas demandas que los partidarios de Trump lanzaron para tratar de anular las elecciones de 2020, y empezó a dudar de la historia del expresidente.