Cinco conclusiones de la octava audiencia de la comisión del 6 de enero

·5  min de lectura

En la octava de una serie de audiencias públicas celebradas por la comisión de la Cámara de Representantes que investiga la revuelta del 6 de enero del 2021, el panel acusó al expresidente Donald Trump de incumplimiento del deber por no actuar para detener el ataque al Capitolio que se llevó a cabo en su nombre.

La comisión documentó cómo, durante 187 minutos, Trump permaneció en un pequeño comedor cerca del Despacho Oval, viendo la violencia en televisión y despreció las súplicas de asesores, congresistas republicanos y familiares para que dispersara a la turba incluso mientras continuaba llamando a senadores con la esperanza de convencerlos de detener la certificación de su derrota en el Colegio Electoral.

A continuación, cinco conclusiones.

Trump ignoró un torrente de súplicas para dispersar a sus seguidores.

Congresistas, asesores y su propia hija Ivanka le pidieron a Trump que cancelara la violencia a medida que se desarrollaba frente a él en televisión. Pero los testigos declararon ante la comisión que Trump no solo los ignoró, sino que en varias ocasiones señaló que no quería hacer nada. Los mensajes de texto y audio obtenidos por la comisión mostraron que los manifestantes que acudieron por multitudes al Capitolio estaban muy atentos a lo que Trump dijera. El representante republicano de Illinois Adam Kinzinger, quien ayudó a dirigir la audiencia, dijo que el presidente, tras enterarse de que habían ingresado por la fuerza al Capitolio, se resistió a publicar un tuit que dijera: “Sean pacíficos”.

“Le dijo a Mark Meadows que los alborotadores estaban haciendo lo que se suponía que deberían estar haciendo y que los alborotadores entendían que estaban haciendo lo que Trump quería que hicieran”, comentó Kinzinger, en referencia a lo que Trump le dijo a Meadows, su jefe de personal.

Un testigo, que habló de manera anónima, describió el intercambio entre Eric Herschmann, un abogado que trabaja en la Casa Blanca, y el consejero de la Casa Blanca, Pat Cipollone, sobre la llamada del Pentágono para solicitar una respuesta coordinada.

“Herschmann volteó a ver a Cipollone y le dijo: ‘El presidente no quiso hacer nada’”, declaró el testigo. “Y, entonces, Cipollone tuvo que tomar la decisión”, agregó.

Trump nunca llamó a las autoridades ni al Pentágono.

Mediante varios testimonios, la comisión demostró que Trump nunca contactó a los directivos de ningún cuerpo policiaco, departamento de Seguridad Nacional o agencia gubernamental con el fin de solicitar ayuda para apaciguar la violencia. En videos de Fox News, que Trump estaba viendo desde su comedor, se veía cómo la policía del Capitolio estaba bajo ataque, superada por mucho y que tenía problemas para repeler a la multitud. Pero el presidente permaneció impasible.

El presidente del Estado Mayor Conjunto, el general Mark Milley, se manifestó sorprendido con la respuesta de Trump en su entrevista con la comisión. “Usted es el comandante en jefe; se está desarrollando un ataque al Capitolio de Estados Unidos de América y ¿no va a hacer nada? ¿No va a llamar a nadie? ¿Nada? ¿Cero?”, dijo Milley en el audio de su testimonio.

Los miembros del Servicio Secreto de Pence temieron por su vida.

El testimonio de un funcionario de seguridad de la Casa Blanca, que tuvo acceso a lo que los agentes del Servicio Secreto que estaban en el Capitolio protegiendo al vicepresidente Mike Pence se decían entre ellos a través de los radios, muestra que los agentes temían por su vida mientras los manifestantes se acercaban. La comisión se negó a identificar al funcionario y alteró su voz.

“Hubo muchos gritos”, dijo el funcionario a la comisión. “Muchas llamadas personales por el radio, así que era perturbador. No quiero hablar de ello, pero había llamadas para despedirse de familiares y cosas por el estilo. Por la razón que sea, el equipo del vicepresidente pensó que esto se iba a poner muy feo”, comentó.

El funcionario dijo que los agentes del Servicio Secreto estaban “quedándose sin opciones y poniéndose nerviosos” y que parecía que “estábamos muy cerca de que el Servicio Secreto tuviera que recurrir a opciones letales o a algo peor”.

El nuevo testimonio reforzó la credibilidad de Cassidy Hutchinson.

La comisión ayudó a reforzar la credibilidad de Cassidy Hutchinson, la asistente del ala oeste que el mes pasado proporcionó un testimonio dramático y condenatorio ante la comisión y que Trump y sus aliados atacaron de inmediato. Una de las revelaciones más significativas de Hutchinson fue que hubo una airada disputa entre Trump y su personal de seguridad en su auto cuando los agentes se negaron a llevarlo al Capitolio para reunirse con sus seguidores. El testimonio reproducido el jueves de un funcionario anónimo de seguridad de la Casa Blanca y de un sargento del Departamento de Policía Metropolitana que conducía en la comitiva de Trump corroboró esa afirmación.

“La única descripción que recibí fue que el presidente estaba molesto y se empeñaba en ir al Capitolio”, dijo el sargento Mark Robinson en el testimonio de su declaración reproducido en la audiencia. “Y hubo una acalorada discusión al respecto”. Otros testimonios reproducidos por la comisión mostraron que los asesores de la Casa Blanca creían que si Trump se dirigía al Capitolio se habría sumado a un evento violento.

Incluso al día siguiente, Trump no quiso decir que las elecciones se habían terminado.

Un día después del asalto, Trump grabó un discurso, pero todavía no se atrevía a decir que las elecciones habían terminado. Las grabaciones de ese discurso obtenidas por la comisión mostraron a un Trump enfadado que le decía al operador del teleprompter que editara del discurso una frase sobre que las elecciones habían terminado. Se puede escuchar a Ivanka Trump respondiendo a algunas de las ediciones de Trump.

“Pero estas elecciones terminaron, el Congreso ya certificó los resultados”, dijo el presidente en una toma eliminada.

Luego, dejó de leer del teleprompter.

“No quiero decir que las elecciones han terminado. Solo quiero decir que el Congreso certificó los resultados sin decir que las elecciones han terminado, ¿de acuerdo?”, dijo Trump.

© 2022 The New York Times Company

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.