Conacyt retuvo 1,200 mdp de fideicomisos después de extinguirlos y sin justificarlo

·4  min de lectura
conacyt
conacyt

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) retuvo 1,125 millones de pesos de los fondos desaparecidos por decreto presidencial en 2020, argumentando que eran compromisos para proyectos de investigación en el Consejo y en instituciones como la Conagua, Sedesol y Sagarpa, pero de los que no existen documentación que comprueben su existencia.

Así lo advierte la Auditoría Superior de la Federación en la revisión a dos auditorías realizadas al Conacyt, dirigido por Elena Álvarez Buylla, sobre la desaparición de los fideicomisos para la investigación científica, tras el decreto del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Mientras que en una tercera auditoría advierte que el Conacyt no entregó los estados financieros de 2020 de los Fondos Mixtos del Estado de México y de los municipios de Puebla y La Paz, Baja California Sur, por lo que se desconoce el flujo de esos recursos públicos.

La extinción de fideicomisos comenzó con el decreto del presidente López Obrador del 2 de abril de 2020, luego el Senado aprobó el 21 de octubre de 2020 las modificaciones a leyes para lograr la desaparición de 109 fondos. Un mes después se estableció en el Diario Oficial de la Federación que el Conacyt tendría hasta el 30 de junio de 2021 para entregar el dinero de sus fideicomisos a la Tesorería de la Federación.

Sin embargo, el Conacyt estableció promesas de financiamiento posterior al 6 de noviembre, cuando entró en vigor la reforma del Senado, de acuerdo con la revisión de la auditoría “Gestiones para la Concentración de los Recursos Públicos Federales de los Fondos Institucionales y del Fondo de Investigación y Desarrollo para la Modernización Tecnológica (FIDETEC) en la Tesorería de la Federación”.

Hasta el 31 de diciembre de 2020, los fondos tenían 2 mil 65 millones de pesos distribuidos en 11 cuentas bancarias, de los cuales mil 935 millones de pesos (93%) se reportaron como “comprometidos”.

Durante la revisión del dinero, el Conacyt pudo justificar con documentación que 116 millones de pesos sí debían ser entregados. Sin embargo, con el restante “persiste la irregularidad”, toda vez que, por ejemplo, “no entregó los documentos que justifiquen la obligación de pago a un tercero”, respecto a 813 millones 548 mil pesos.

Por ejemplo, sobre 31 convenios modificatorios por 373 millones de pesos firmados el 21 de septiembre al 18 de diciembre de 2020, del Consorcio Nacional de Recursos de Información Científica y Tecnológica (CONRICYT), “el Conacyt no proporcionó los contratos iniciales que dieron origen a dichos convenios, por lo que no se justificó la reserva de los recursos”.

Además, se comprometieron recursos por 163 millones de pesos entre el 7 y 18 de diciembre de 2020, correspondientes a 37 contratos, pese a que ya existía el decreto de extinción de los fideicomisos, lo cual significó “un incumplimiento de la Ley General de Responsabilidades Administrativas”.

Eso mismo ocurrió con el Fomento Regional para el Desarrollo Científico, Tecnológico y de Innovación-PRONACES, pues el Conacyt comprometió recursos por un total de 84 millones de pesos después del plazo límite establecido en el Decreto del 6 de noviembre de 2020, ya que continuó con el proceso de selección de dos convocatorias publicadas el 10 de agosto y 23 de octubre de 2020 para apoyar 49 proyectos, cuyos resultados se publicaron el 19 de febrero y 16 de abril de 2021.

En la segunda auditoría “Gestiones para la Concentración de los Recursos Públicos Federales de los Fondos Sectoriales en la Tesorería”, es decir, aquellos en los que participaba el Conacyt e instituciones federales, la ASF explica que de 75 millones 813 mil pesos registrados como recursos comprometidos antes de su extinción, “no se acreditó la documentación que justifique el compromiso de pago de 68 millones 283 mil pesos”.

Dichos recursos correspondientes al Fondo Sectorial de Investigación en Salud y Seguridad Social (FOSISS); y respecto de 7 millones 530 mil pesos del Fondo Sectorial de Investigación para el Desarrollo Social (Sedesol), no se contó con la determinación definitiva del Comité Técnico y de Administración para continuar con el proyecto o, en su caso, la rescisión de su convenio y liberación del recurso al patrimonio disponible.

De los recursos reservados “por formalizar”, del Fondo Sectorial de Investigación y Desarrollo sobre el Agua (CONAGUA) “no se evidenció la documentación que justifique el compromiso de pago de 42 millones 820 mil pesos y sobre 14 millones 664 mil pesos de los fondos Sedesol, FOSISS, Fondo Sectorial de Investigación para la Evaluación de la Educación (INEE) y Fondo Sectorial de Investigación en Materias Agrícola, Pecuaria, Acuacultura, Agrobiotecnología y Recursos Fitogenéticos (Sagarpa) “no acreditaron la obligación de pago o, en su caso, la autorización de la liberación y reclasificación del recurso al patrimonio disponible”.

En cuanto a los Fondos Mixtos (Fomix), integrados por gobiernos estatales y municipales, el Conacyt “no proporcionó los estados financieros al cierre del ejercicio 2020, de los Fondos Mixtos del Estado de México, y de los municipios de Puebla, Puebla y La Paz, Baja California Sur”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El cargo Conacyt retuvo 1,200 mdp de fideicomisos después de extinguirlos y sin justificarlo apareció primero en Animal Político.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.