Hinchas de Napoli abuchean a Higuaín; la Juve apenas empata

Por DANIELLA MATAR
1 / 2
El argentino Gonzalo Higuaín, de la Juventus, controla el balón durante un encuentro ante Napoli, el domingo 2 de abril de 2017 (Ciro Fusco/ANSA via AP)

MILÁN (AP) — Cada vez que tocó el balón, Gonzalo Higuaín escuchó las muestras de reprobación que le dirigieron los seguidores de su equipo anterior. Por lo demás, el atacante argentino tuvo una actuación discreta y la Juventus apenas rescató un empate de su visita al Napoli el domingo, en la Serie A italiana.

Fue el primer encuentro de Higuaín en Nápoles desde la transacción que lo envió a la Juve por 90 millones de euros (100 millones de dólares), una cifra récord en el fútbol italiano.

"Pipita" Higuaín hizo 36 goles la temporada anterior con el Napoli, para romper un récord impuesto 66 años atrás en la Serie A.

El argentino, que lleva cinco partidos sin anotar, pasó inadvertido.

"Higuaín tuvo un buen partido, estoy conforme con él", dijo el técnico de Juventus Massimiliano Allegri. "Debe estar agradecido con Napoli por lo que le dieron y Napoli debe estar agradecido con él por lo que hizo".

Pero los "tifosi" de Napoli no le perdonan que se haya marchado. Antes del partido, se repartieron miles de silbatos azules, que el público empleó principalmente para mostrar rechazo a su antiguo héroe.

Tendrán otra oportunidad de descargar su frustración el miércoles, cuando ambos equipos chocan de nuevo, en la vuelta de las semifinales de la Copa Italia, donde la Juve tiene la ventaja por 3-1.

La "Vecchia Signora", líder del certamen de liga, amplió a seis puntos su delantera respecto de la Roma. Napoli siguió en el tercer peldaño, 10 puntos debajo de los "Bianconeri".

A Juventus le llevó menos de siete minutos el tomar la delantera. Sami Khedira hizo una jugada de pared con Miralem Pjanic y venció a Rafael, el arquero brasileño de Napoli, quien paró en sustitución del lesionado español Pepe Reina.

Otro español, José Callejón, vio invalidado un tanto a los 56, por fuera de juego. Pero la presión ejercida por el Napoli brindó recompensas cuatro minutos después, cuando Dries Mertens prodigó un magnífico pase en profundidad, enviado a las redes por Marek Hamsik.

También el domingo, quedó claro que incluso los mejores arqueros cometen errores.

El adolescente Gianluigi Donnaruma, quien ha cosechado elogios y ha redituado puntos para el Milan con sus fantásticas actuaciones durante esta temporada en la Serie A, cometió una pifia en los albores del encuentro del domingo, y los "Rossoneri" terminaron empatando 1-1 ante Pescara.

Un pase retrasado del argentino Gabriel Paletta parecía inocuo, pero le rebotó en un pie a Donnaruma y terminó en las redes a los 12 minutos. En el registro, el tanto quedó como un autogol del zaguero, pero está claro que el responsable fue Donnaruma.

El portero de 18 años se reivindicó a los 30 minutos, cuando rechazó un remate de Jean Cristophe Bahebeck.

Y Milan empató cuatro minutos antes del entretiempo. Gerard Deulofeu emprendió un veloz contragolpe y su disparo fue rechazado por el guardameta Vincenzo Fiorillo. El colombiano Carlos Bacca peleó el balón dentro del área, para que éste le quedara a modo a Mario Pasalic, quien definió de volea.

Milan siguió en el séptimo puesto.

Napoli, que es tercero, recibe más tarde a Juventus, en lo que será el regreso de Gonzalo Higuaín a su antigua casa.

En otro encuentro, el argentino Alejandro Gómez marcó un triplete y Atalanta siguió peleando por un puesto en las competiciones europeas, al triturar 5-0 al Genoa.

Gracias a la goleada como visitante, Atalanta se colocó en el quinto puesto, dos puntos detrás de Lazio y a cinco de Napoli. Genoa se quedó con 10 hombres desde los 60 minutos, por la expulsión del chileno Mauricio Pinilla, quien juega cedido a préstamo por el Atalanta.

También el domingo, Torino igualó 2-2 frente a Udinese; Fiorentina superó 1-0 a Bologna; Crotone se impuso 2-1 a Chievo Verona y Cagliari doblegó 3-1 a Palermo.