Incidentes tras manifestación en Puerto Rico dejan un policía herido leve

Agencia EFE

San Juan, 23 ene (EFE).- Un agente de la Policía que requirió tres puntos de sutura en una mano es el saldo final de los incidentes que siguieron a la manifestación convocada este jueves para pedir la dimisión de la gobernadora de Puerto Rico por su gestión de la crisis de los terremotos de las últimas semanas.

El comisionado de la Policía de Puerto Rico, Henry Escalera, informó que se dispersó a los manifestantes con el lanzamiento de gases lacrimógenos después de que estos arrojaran objetos contra miembros de las fuerzas del orden y se hicieron catorce advertencias antes de iniciar el dispositivo.

El responsable policial no informó de arrestos durante los incidentes, que terminaron cerca de la medianoche cuando los manifestantes se dispersaron por la calles del casco histórico del Viejo San Juan de la capital puertorriqueña.

"La Policía garantiza el derecho a la libre expresión y posteriormente se convierte en lo que acabamos de ver, agresión contra los policías y daño a las propiedades", indicó Escalera.

La Policía puertorriqueña lanzó gases lacrimógenos para dispersar a las personas que se manifestaban en San Juan para pedir la dimisión de la gobernadora por la atención a los damnificados de los terremotos, tras conocerse que no se repartieron víveres disponibles en las áreas afectadas.

Las fuerzas del orden recurrieron a los gases lacrimógenos después de varias advertencias a los cientos de personas que permanecían frente a La Fortaleza, sede del Ejecutivo en San Juan, horas después de que finalizara la manifestación encabezada por artistas en la que se exigió la salida de la gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez.

Tras pedir el fin de la concentración sin éxito, sobre las 21.00 hora local (01.00 GMT del viernes) se activó la Unidad de Operaciones Tácticas (UOT) y la Unidad Motorizada de la Policía de Puerto Rico.

Tras el lanzamiento de gas cientos de personas se diseminaron por las calles del casco histórico del Viejo San Juan mientras hacían sonar cacerolas en señal de protesta.

Los enfrentamientos se produjeron horas después del fin de la manifestación, cuando parecía que no se iban a registrar incidentes.

Cantantes y deportistas encabezaron hoy una marcha que pidió la dimisión de la gobernadora de Puerto Rico por cómo gestionó la atención a los damnificados de los terremotos de la últimas semanas, tras salir a la luz que no se repartieron víveres disponibles en las áreas afectadas.

(c) Agencia EFE