Comenzó en un McDonald’s de Hialeah y ahora este joven prodigio venezolano brilla en Washington

·4  min de lectura

La mente de Luis Moros corre a mil por hora. Sus proyectos y ambiciones también. Este joven venezolano de 20 años, oriundo de la ciudad de Puerto La Cruz, al oriente del país, ha vivido cinco años de experiencias vertiginosas. Pasó de no tener techo a adentrarse en la política estadounidense.

En su niñez ya intuía que Venezuela no podía ofrecerle lo que precisaba para desarrollarse plenamente como adulto.

“Siempre quise ser abogado y sabía que si ejercía en mi país había solo dos opciones: trabajar con el chavismo o ser perseguido por defender las leyes. Emigrar era para mi la única opción”, sentenció Moros, quien se desempeña como pasante de The Bipartisan Policy Center, un think tank en Washington, D.C., diseñado para fomentar el bipartidismo.

Cuatro años más tarde, su madre y “heroína”, como él la define, Fabiola Fernández le cumplió su propósito: emigrar a Estados Unidos, un cambio radical de vida que al principio no fue tan prometedor como pensaba: saltar de casa en casa, no tener un lugar fijo dónde pernoctar era parte de su dinámica diaria, circunstancia que se repitió durante el primer año como migrantes, hasta que llegaron a Hialeah.

Su primer año en el país estuvo lleno de dificultades e incertidumbre, vivieron en al menos ocho lugares diferentes, en alojamientos temporales y refugios, al no contar con ahorros. Llegaron con $100 en en el bolsillo.

La Ciudad de Hialeah, donde vivió tres años, le brindó sus primeras oportunidades. Se graduó en la secundaria vecina, en Hialeah Gardens High School, dónde estuvo nominado al Silver Knight Award 2020 del Miami Herald y el Nuevo Herald en la categoría World Languages.

“Pasé de no tener dónde dormir a trabajar en el Capitolio. Todas las respuestas que uno busca están en la educación”, indicó Moros, al resaltar que fue becario en la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

Luis Moros fue nominado en 2020 al Silver Knight Award otorgado por Miami Herald y el Nuevo Herald, en la categoría de World Languages, un reconocimiento otorgado a un grupo selecto de estudiantes destacados de secundaria
Luis Moros fue nominado en 2020 al Silver Knight Award otorgado por Miami Herald y el Nuevo Herald, en la categoría de World Languages, un reconocimiento otorgado a un grupo selecto de estudiantes destacados de secundaria

“Hialeah es mi casa, si tuviera que decidir cuál ciudad me identifica dentro de los Estados Unidos, sin duda sería Hialeah. Me apoyaron tanto, me dieron todo. Ahí empecé a trabajar en un McDonald’s, comencé a ahorrar y vi las oportunidades que se me presentaban como un trampolín”, explica el joven estudiante.

Cuando llegó a EEUU no hablaba inglés, pasaba la mayor parte del tiempo escolar sin entender las asignaciones hasta que encontró como refugio a la Sociedad Honoraria Hispánica en Hialeah Gardens High School, lugar que le permitió ampliar sus conocimientos literarios y comenzar a entender otras culturas.

“La nominación del Silver Knight me ayudó a conectar y todo esto ocurrió gracias a gente maravillosa que confió en mi”, explicó Moros, quien cursa simultáneamente dos licenciaturas en Ciencias Políticas y Justicia Penal en la Universidad Internacional de Florida (FIU), incluidos los certificados en Pre-Derecho y Liderazgo Cívico.

Moros está en el programa Hamilton Scholar de FIU, ideado para estudiantes que buscan tener un impacto y lanzar sus carreras durante un semestre académico en la capital, de acuerdo con la universidad.

El Instituto Maurice A. Ferré para el Liderazgo Cívico de FIU al que pertenece ha publicado que “está muy orgulloso de su becario, Luis Moros, y de sus continuos esfuerzos para fomentar el liderazgo cívico y la participación en sus comunidades”.

Pero no es lo único que hace, ya tiene la mente puesta en 2024 cuando comenzará sus estudios en la prestigiosa Stanford Law School (SLS).

Moros fue junto con otros 19 estudiantes uno de los seleccionados de la Facultad de Derecho para acudir a un programa piloto diseñado “para ayudar a abordar los obstáculos que los estudiantes universitarios de minorías, de primera generación y de bajos ingresos subrepresentados en particular podrían enfrentar para acceder a un educación legal”, dijo Jenny Martínez, profesora de Derecho Richard E. Lang y decana de la Facultad de Derecho de Stanford.

Jornada de orientación estudiantil en Stanford Law School, a la que asistió Luis Moros luego de ser seleccionado como uno de los 19 estudiantes que cursarán programa piloto de la escuela de leyes
Jornada de orientación estudiantil en Stanford Law School, a la que asistió Luis Moros luego de ser seleccionado como uno de los 19 estudiantes que cursarán programa piloto de la escuela de leyes

Su experiencia profesional abarca desde sus convicciones por la defensa de los derechos humanos, la educación y la inmigración. Ha realizado investigaciones con grupos políticos y organizaciones sin fines de lucro, como When we all vote, promovida por Michelle Obama, según FIU.

Además hizo pasantías en la Cámara de Representantes de Florida, en la Cámara de Representantes de Estados Unidos en la oficina de la congresista Rosa DeLauro, en el Instituto Cato, en la Organización de los Estados Americanos (OEA) y en el Centro de Política Bipartidista.

Agatha Caraballo, directora del primer instituto cívico conocido como el Maurice A. Ferre Institute, en FIU; Harper White, asistente legislativo para la congresista Rosa DeLauro, y Luis Moros, joven embajador del instituto universitario, quien además fue pasante de la legisladora
Agatha Caraballo, directora del primer instituto cívico conocido como el Maurice A. Ferre Institute, en FIU; Harper White, asistente legislativo para la congresista Rosa DeLauro, y Luis Moros, joven embajador del instituto universitario, quien además fue pasante de la legisladora

“Me gusta conocer las estadísticas para romper paradigmas. Trabajé con la congresistas DeLauro y nadie confiaba en lo que decía, porque soy muy joven, porque soy venezolano. Fui el primer venezolano en tener una pasantía en este cargo y me siento muy orgulloso de lo que he logrado. Les probé que yo merecía ese puesto”, sentenció Moros.

A pesar de haber hecho conexiones en el ámbito legislativo del país, el joven no sueña con ser congresista, sino con ser juez.

“Me gustaría enfocarme en el lado judicial, ser imparcial y llegar a ser juez de la Corte Suprema”, acotó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.