Colorado busca zanjar brecha de cobertura de salud hispana, herencia de Trump

·6  min de lectura

Por Rae Ellen Bichell y Markian Hawryluk

Denver(CO), 23 Jun (KHN vía EFE News).- Armando Peniche Rosales tiene un dedo del pie torcido, que durante años ha pronosticado el clima y se vuelve sensible cuando se avecina la lluvia o el frío.

“Nunca se curó bien”, dijo Peniche Rosales, quien se rompió el dedo medio del pie izquierdo hace años cuando era jugador de fútbol en una escuela secundaria de Denver, y regresó cojeando a su casa sin ver a un médico.

En ese momento, estaba viviendo en Estados Unidos sin papeles. Desde los 9 años, cuando se mudó a Denver, hasta los 20, no tuvo cobertura de salud.

Ese dedo es un pequeño recordatorio de los momentos en que su familia sintió que tenía que “elegir entre su salud o su futuro”, dijo Peniche Rosales, que ahora tiene 35 años.

Su madre eligió su propia salud, regresando a México para recibir tratamiento por migrañas y una afección de la tiroides, aunque significara pasar una década separada de su familia. Su padre eligió su futuro, trabajando duro, con síntomas que las clínicas gratuitas le dijeron que eran hemorroides. Era cáncer de colon.

El padre de Peniche Rosales ahora está enterrado en un cementerio de Denver con vista a las Montañas Rocallosas.

A nivel nacional y en Colorado, la proporción de personas sin seguro médico ha sido durante mucho tiempo significativamente más alta entre los hispanos que entre los blancos, negros o asiáticos no hispanos. Los inmigrantes que no tienen papeles, y las familias con estatus migratorio mixto, constituyen una gran parte de ese grupo.

Colorado recientemente volvió elegibles a algunos de ellos para cobertura de salud. Pero defensores dicen que el estado enfrenta un desafío: deshacer los efectos paralizantes de las políticas de la administración de Donald Trump, que aumentaron los temores de inscribirse para obtener seguro por miedo a poner en peligro la permanencia en el país.

“Por temor a las posibles repercusiones, ya sea ahora o en futuros trámites migratorios, las personas que quizás habían pensado en buscar beneficios de salud volvieron a vivir en las sombras”, advirtió María Albañil-Rangel, gerenta de políticas y promoción de Tri-County Health Network, con sede en Telluride, Colorado. “Se perdió la confianza. Se necesita tiempo para reconstruirla”.

KHN trabajó con Colorado News Collaborative para examinar el progreso del estado en los últimos años para abordar las desigualdades raciales y étnicas, incluyendo la salud.

El Departamento de Salud del estado estima que alrededor del 30% de los adultos hispanos no tienen seguro. Esto contrasta con el promedio estatal del 12% de adultos sin cobertura. La mayoría de los hispanos de Colorado son ciudadanos o residentes legales, pero pueden enfrentar barreras para inscribirse, incluyendo el idioma y el costo.

En la mayoría de los estados, las personas indocumentadas no pueden obtener beneficios públicos ni comprar seguro en los mercados establecidos por la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA).

Según KFF, aproximadamente un tercio de los hispanos sin seguro menores de 65 años no son elegibles para ACA, Medicaid o el Programa de Seguro de Salud Infantil (CHIP) debido a su estatus migratorio.

Colorado ha tomado medidas para cambiar esto para grupos específicos de residentes indocumentados que viven en hogares de bajos ingresos. Una ley aprobada recientemente brindará cobertura de Medicaid y CHIP a embarazadas y niños, comenzando en 2025.

A partir del próximo año, una ley aprobada en 2020 utilizará fondos estatales para ayudar a algunos residentes que viven por debajo del nivel federal de pobreza (13.590 dólares anuales para una persona sola o 27.750 anuales para una familia de cuatro, en 2022)a comprar cobertura en el mercado individual.

Colorado también cubre la diálisis regular para personas cuya opción sería llegar muy enfermas a una sala de emergencias.

A nivel nacional, con ACA, las tasas de cobertura mejoraron en todos los grupos raciales y étnicos, a pesar de persistir inequidades. “Los hispanos tuvieron las mayores ganancias en cobertura durante ese período, aunque significativamente en menor grado que los blancos no hispanos”, señaló Samantha Artiga, directora del programa de políticas de salud y equidad racial para KFF. “Luego, lo que vimos en 2017 es que las tasas de no asegurados comenzaron a subir de nuevo”.

Expertos en Colorado sospechan que ese repunte de hispanos sin cobertura estuvo relacionado con las políticas de inmigración de la administración Trump, incluyendo sus cambios a la regla de carga pública.

Esta regla de larga data determina cuándo se le puede negar a alguien la residencia permanente (green card) porque se considera que depende, o podría depender, de beneficios gubernamentales.

La administración Trump amplió la lista de beneficios que podrían usarse para negarle a un inmigrante desde el estatus migratorio hasta cupones de alimentos.

La investigación de Ideas 42, un grupo sin fines de lucro que estudia el comportamiento, encontró que el anuncio de los cambios de la administración Trump a la regla de carga pública se asoció con una disminución a nivel nacional en la inscripción a Medicaid: cerca de 260.000 niños menos comparado con 2017.

Colorado también vio caer las tasas de seguros entre hispanos. Una encuesta estatal del Instituto de Salud de Colorado descubrió que, aunque la tasa general de personas sin seguro se había mantenido estable desde ACA, había aumentado entre los hispanos, especialmente entre los niños. Según el instituto, en 2015 cerca del 3% de los hispanos de 18 años o menos no tenían seguro, en comparación con alrededor del 8% en 2021.

Entre el total de niños elegibles pero no inscritos, alrededor de la mitad eran hispanos, a pesar de que componían alrededor de un tercio de todos los niños de Colorado, dijo Erin Miller, vicepresidenta de iniciativas de salud de Colorado Children's Campaign.

En 2021, el Gobierno del presidente Joe Biden revirtió los cambios de carga pública de Trump, y se espera que finalice una nueva regla a finales de este año.

“Pero eso no cambia el hecho de que muchos inmigrantes realmente desconfían de lo que pueden compartir y con quién pueden compartirlo”, señaló Liz Tansey, gerente senior de Colorado Community Health Network.

Como resultado de las leyes estatales recientes, el seguro al que acceden los residentes de Colorado sin papeles no puede jugar en su contra en las determinaciones de carga pública, con una excepción: niños con discapacidades o afecciones que necesitan atención a largo plazo, explicó Rayna Hetlage , gerenta de políticas del Center for Health Progress, de Denver.

María Rodríguez, especialista en alcance y equidad de la División de Seguros de Colorado, es la persona clave para hacer correr la voz sobre los nuevos subsidios para ayudar a los indocumentados a comprar seguro médico. Ha organizado reuniones comunitarias para prepararse para la fecha de inscripción abierta del 1 de noviembre.

En el primer año del programa, el estado puede inscribir hasta alrededor de 10.000 indocumentados de Colorado, apenas una parte de los hispanos sin papeles y sin seguro.

KHN (Kaiser Health News) es la redacción de KFF (Kaiser Family Foundation), que produce periodismo en profundidad sobre salud. Es uno de los tres principales programas de KFF, organización sin fines de lucro que analiza la problemática de salud y salud pública de la nación.

Versión original en inglés: https://bit.ly/3OBj1pf

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.