Anuncios

Colombia recibirá en abril a los primeros presos repatriados de Ecuador

BOGOTÁ (AP) — El gobierno colombiano recibirá en abril a un primer grupo de 13 connacionales repatriados desde Ecuador que fueron condenados en ese país por pedido del presidente ecuatoriano Daniel Noboa, quien busca aliviar la crisis en las cárceles donde suelen presentarse motines.

El ministro de Justicia de Colombia, Néstor Osuna, anunció el martes a la prensa que pondrán en marcha un mecanismo de colaboración judicial para repatriar a colombianos, luego de sostener una reunión en Bogotá con la ministra de Relaciones Exteriores de Ecuador, Gabriela Sommerfeld.

Osuna no detalló el día de la repatriación e indicó que falta por definir en cuáles cárceles serán privados de la libertad por el tiempo que les resta para pagar su condena. Sin embargo, indicó que Colombia pretende ofrecerles “resocialización” a quienes están en la parte final de la pena.

“La resocialización funciona mejor cuando la persona... está más cerca de su familia, más cerca de su entorno, donde al salir pueda conseguir también un trabajo”, explicó Osuna.

Noboa anunció en diciembre que expulsaría a 1.500 presos extranjeros, la mayoría de Colombia, Perú y Venezuela. Sin embargo, Colombia rechazó una repatriación masiva y aceptó estudiar caso por caso en el marco de un convenio de 1990 para repatriación.

Colombia está revisando expedientes enviados por Ecuador para determinar en cuáles casos procede la repatriación, así como el protocolo que emplearán, según explicó el viceministro de Relaciones Exteriores de Colombia, Francisco Coy.

La ministra ecuatoriana agregó que en la reunión con las autoridades colombianas hicieron una evaluación del proceso tratando de buscar “formas de optimizarlo y de concretar en los próximos días ya parte de este acuerdo”.

Sommerfeld indicó que también trataron sobre “cooperación en seguridad, entendiéndose que los problemas que aquejan al Ecuador, aquejan a la región” y Colombia puede apoyar con capacitación de las fuerzas de seguridad de su país.

Noboa decretó en enero el estado de excepción y de conflicto interno armado para combatir a los grupos de delincuencia organizada vinculados al narcotráfico que asedian a la población y tras un recrudecimiento de la violencia en Ecuador.