Colombia proyecta caída de producción de petróleo y carbón en la próxima década

·2  min de lectura
Foto de archivo. Vista aérea del campo petrolero Rubiales en el departamento del Meta
Foto de archivo. Vista aérea del campo petrolero Rubiales en el departamento del Meta

BOGOTÁ, 27 oct (Reuters) - Colombia prevé para la próxima década una caída en su producción de petróleo de un 16,9% y de un 28,4% en la de carbón, sus dos principales generadores de divisas, un impacto que sería compensado con una posible recuperación de los precios, revelaron el martes datos del Gobierno.

La producción de crudo del país sudamericano disminuiría de 787.000 barriles en promedio diarios (bpd) este año a unos 654.000 bpd en 2030, precisó un informe del viceministro de Hacienda, Juan Alberto Londoño, durante la presentación del presupuesto de regalías ante las comisiones económicas del Congreso.

Colombia inició una carrera contra el reloj incrementando la exploración y mejorando la recuperación de petróleo en sus campos para incrementar sus reservas probadas de 2.036 millones de barriles de crudo, equivalentes a 6,3 años de consumo.

Inmediatamente no estuvo claro si los pronósticos incluyen los planes de exploración de depósitos de hidrocarburos no convencionales o fracking, pendientes de aprobación por parte del Consejo de Estado.

El país anunciará el viernes los adjudicatarios de una subasta por cuatro bloques petroleros en tierra firme, en una puja en la que 16 compañías calificaron.

No obstante, el Ministerio de Hacienda estimó un alza en los precios del petróleo que pasarían de un promedio de 37 dólares por barril este año a 74 dólares en 2030.

Mientras, la producción de carbón se desplomaría a 53 millones de toneladas en 2030 desde las 74 millones esperadas en 2020.

Pero la tonelada del mineral aumentaría de unos 29 dólares este año a 46 dólares en 2030.

La desaceleración del crecimiento económico en China está pesando sobre las expectativas de demanda de carbón térmico en el mercado más grande del mundo para ese combustible fósil, mientras los movimientos globales hacia una energía más limpia están agravando los problemas derivados del exceso de oferta.

La mejora en los precios compensaría la caída en la producción de crudo y carbón, con lo que las regalías que recibe el país por la explotación de hidrocarburos y minerales aumentarían a 9,4 billones de pesos (2.465 millones de dólares) al 2030, desde los 7,07 billones de pesos (1.854 millones de dólares) previstos para este año, según el Ministerio de Hacienda.

(1 dólar = 3.812,82 pesos)

(Reporte de Nelson Bocanegra y Carlos Vargas. Editado por Luis Jaime Acosta)