Anuncios

Colombia: Disidencia FARC anuncia expansión en respuesta a suspensión del cese al fuego del gobierno

Un autobús pasa por Toribio, Colombia, el martes 19 de marzo de 2024. Rebeldes del Estado Mayor Central (EMC) mataron a la líder indígena Carmelina Yule Pavi cuando ella y otros miembros de la comunidad Nasa intentaron impedir que secuestraran a un niño en la zona rural. (Foto AP/Fernando Vergara)

BOGOTÁ (AP) — La mayor disidencia de la extinta guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia anunció el lunes su expansión en medio de una mesa de negociación en crisis y en respuesta a la suspensión del cese al fuego bilateral ordenada por el gobierno al suroeste del país.

Vestido con traje de camuflado militar y rodeado de cuatro insurgentes con armas largas, alias “Marlon Vásquez”, informó en un video difundido a la prensa el surgimiento del “Bloque Central Comandante Isaías Pardo”, una nueva estructura que operaría en los departamentos de Valle del Cauca, Huila, Tolima y Quindío, al centro-oeste del país andino.

La mesa de negociación instalada desde octubre pasado entre el gobierno y la disidencia autodenominada Estado Mayor Central atraviesa una crisis desde marzo, cuando armados atacaron una población indígena en Cauca, al suroeste, causando la muerte de una de sus líderes y dejando dos personas más heridas. En respuesta el gobierno decidió suspender en esa parte del país el cese al fuego bilateral.

Analistas coinciden en que el anuncio de la creación de un nuevo bloque pretende demostrar una posición de fortaleza ante el Estado en medio de las negociaciones de paz.

Elizabeth Dickinson, analista senior para Colombia del International Crisis Group, indicó a The Associated Press que se trata de una muestra de expansión y de alcance territorial que debe preocupar porque se daría en zonas como Quindío y Tolima que están experimentando una nueva ola de violencia luego de haberse beneficiado con mayor tranquilidad como consecuencia del acuerdo de paz firmado en 2016 entre el Estado y la antigua guerrilla FARC.

El Estado Mayor Central dice ser el “heredero” de las FARC y no acepta ser llamado “disidente”. Se conformó con quienes se negaron a firmar el acuerdo de paz con el Estado y su estructura está compuesta por varias facciones que se juntaron y ahora suman unos 5.000 insurgentes, según las Fuerzas Armadas.

Daniel García Colorado, consultor en conflictividad y diálogo social, considera que con el anuncio de un nuevo bloque la disidencia muestra que la etapa de negociación le ha servido para fortalecerse en algunos departamentos.

“Es un mensaje directo al gobierno de que ellos son los que imponen la agenda y van a seguir creciendo... lo que genera cierto escepticismo en la negociación”, indicó a la AP.

El gobierno aceptó a mediados de marzo que en los meses recientes han aumentado las tropas del Estado Mayor Central, la guerrilla Ejército de Liberación Nacional y el cártel Clan del Golfo. Con los dos primeros el gobierno adelanta negociaciones de paz y con el último abrió la puerta para un acogimiento a la justicia.

Alias “Marlon Vásquez” indicó en el video que el nuevo bloque se crea en “solidaridad” a la disidencia presente en el occidente del país —responsable del ataque a la población indígena— sobre la que el gobierno ha incrementado su ofensiva militar.

“Es un mensaje a la fuerza pública de que el Estado Mayor Central está en una posición militar para resistir a las operaciones”, agregó Dickinson sobre la creación del bloque.

La Operación Mantus, como ha denominado el Estado su ofensiva, combina inteligencia con operativos contra el narcotráfico, captura de sospechosos y combates. Está destinada al suroeste del país, donde no está vigente el cese al fuego bilateral.

Además, el presidente Gustavo Petro ordenó a sus tropas capturar “vivo” a Néstor Gregorio Vera, alias “Iván Mordisco”, líder máximo de las disidencias.