Colombia cumplirá regla fiscal, pero finanzas públicas están al límite y requieren reformas: Comité

·2  min de lectura

BOGOTÁ, 19 sep (Reuters) - Colombia cumplirá la regla fiscal en el 2022 y el 2023, pero las finanzas públicas se encuentran al límite, por lo que además de lograr la aprobación de una reforma tributaria el Gobierno debe promover a futuro más cambios para reducir el gasto público y trabajar en disminuir la deuda, dijo el lunes un comité.

Aunque el Marco Fiscal de Mediano Plazo establece una meta de déficit del Gobierno Nacional Central de un 5,6% del Producto Interno Bruto (PIB) para este año y de un 3,6% del PIB para el 2023, la actual administración del presidente Gustavo Petro podría incrementar esos desbalances y aun así cumplir con la regla fiscal debido a que no afecta la metodología de la norma.

Así, este año el déficit podría subir hasta un 8% del PIB y el próximo hasta un 4% del PIB y el país cumpliría la senda de la regla fiscal, dijo Andrés Velasco, director ejecutivo del Comité Autónomo de la Regla Fiscal (CARF).

"Se genera un mayor déficit, pero el balance primario mejora", explicó.

No obstante, el CARF advirtió que los recursos provenientes de la reforma tributaria que el Gobierno tramita ante el congreso para levantar unos 25 billones de pesos adicionales en 2023 (5.635 millones de dólares) deberán ser incluidos en los escenarios fiscales.

Además, el organismo autónomo del Gobierno consideró riesgoso elevar las necesidades de financiamiento de la nación en medio de las condiciones de los mercados financieros locales e internacionales.

"Las finanzas públicas están al límite (...), ante los elevados niveles de déficit y de financiamiento requeridos, resulta imperativo que el Gobierno y el Congreso adelanten una agenda para hacer más eficiente el gasto y viable el ajuste fiscal", alertó el CARF.

El organismo también recomendó incorporar en las metas de déficit fiscal una deuda del Fondo de Estabilización de los Precios de los Combustibles (FEPC) por subsidios otorgados por el Gobierno y que se estima en 38 billones de pesos este año (8.566 millones de dólares).

"De esta forma se conocerá de forma más transparente y oportuna el estado de las finanzas públicas", dijo Juan Pablo Córdoba, presidente del CARF. "Un subsidio a los combustibles de cerca de 40 billones de pesos anuales es insostenible", agregó.

El Gobierno de Petro anunció que a partir de octubre comenzará a incrementar los precios de los combustibles para reducir el déficit del FEPC, lo que causaría un impacto alcista sobre la inflación, según analistas.

(1 dólar = 4.435,84 pesos)

(Reporte de Carlos Vargas, escrito por Nelson Bocanegra. Editado por Luis Jaime Acosta)