Colapso sanitario en Brasil: camiones con oxígeno venezolano llegan a Manaos

LA NACION
·2  min de lectura

MANAOS (AFP).- Cinco camiones con oxígeno donado por Venezuela llegaron anoche para abastecer la demanda de Manaos, capital amazónica de Brasil, sumida en una grave crisis sanitaria durante la segunda ola de la pandemia.

Proveniente del estado Bolívar, en el sur de Venezuela, el convoy cargando 107.000 m3 de oxígeno salió el fin de semana y recorrió poco más de 1.500 kilómetros hasta la capital del estado Amazonas (norte). Uno de los camiones llevaba una bandera venezolana desplegada en el tanque.

El cargamento debe ayudar a aliviar la grave situación en la región que vive un aumento exponencial de casos de covid-19 con un sistema de salud colapsado. Desde el jueves, decenas de personas han fallecido asfixiadas debido a la falta de oxígeno en centros de salud, que ha llevado a los habitantes al borde de la desesperación.

Coronavirus: la Argentina sumó 235 muertes y 12.141 nuevos casos

Cientos de brasileños en la capital han peregrinado en busca de oxígeno para tratar a sus familiares en casa ante la debacle de los hospitales, algunos de los cuales incluso pararon de recibir nuevos pacientes.

La demanda diaria de Amazonas en estos momentos ronda los 76.000 m3 de oxígeno, en tanto que las empresas proveedoras no consiguen producir más de 28.200 m3 por día.

La donación de oxígeno se da pese a que el gobierno del presidente Jair Bolsonaro no reconoce al del venezolano Nicolás Maduro, a quien tilda de "dictador".

Coronavirus: Israel dice que la primera dosis de la vacuna de Pfizer es menos efectiva que lo que indica la empresa

Maduro dijo el domingo que la situación en Manaos era un "escándalo" y que "Venezuela ha extendido su mano solidaria al pueblo de Amazonas". En tanto, el mandatario brasileño ironizó el envío, pero no rechazó la carga.

"Si Maduro nos quiere suministrar oxígeno, podemos recibirlo sin ningún problema; pero podría dar ayuda de emergencia a su gente también, el salario mínimo allí [en Venezuela] compra medio kilo de arroz", aclaró Bolsonaro a simpatizantes en Brasilia.

Venezuela enfrenta la peor crisis económica de su historia contemporánea, con hiperinflación y siete años de recesión, lo que ha impactado en su propio sistema de salud, afectado por escasez de insumos médicos y material de protección para el Covid-19.