Qué ver y hacer en Colón

·3  min de lectura

QUERÉTARO, Qro., septiembre 2 (EL UNIVERSAL).- Ubicado a menos de una hora de la capital de Querétaro, el municipio de Colón es una joya turística para las familias que desean pasar un fin de semana lleno de historia, gastronomía y muestras religiosas.

La localidad forma parte de tres rutas: la Ruta del Queso y del Vino, la Ruta Otomí-Chichimeca con sus capillas oratorio y la Ruta de Las Haciendas. Y aquí te compartimos algunas de las opciones para disfrutar de estas tierras queretanas.

Santa patrona de Querétaro

Una de las visitas obligadas es la visita a la Basílica de la Virgen de los Dolores de Soriano, santa patrona de la Diócesis de Querétaro.

Su construcción, de estilo neoclásico de este recinto, se dio entre 1880 y 1912. Cada año recibe gran afluencia de peregrinos de todo el estado para venerar a la virgen de Los Dolores, una escultura de madera policromada, de 65 centímetros de altura, que posiblemente data del siglo XVII.

Las festividades de la virgen son el Viernes Santo y el 15 de septiembre.

Colón y su historia cristera

El Centro Histórico de Colón ofrece una guía para las personas interesadas en el turismo religioso. A través de quince placas conmemorativas se puede conocer la historia del levantamiento en armas contra el gobierno en defensa de la libertad religiosa el 4 de febrero de 1928.

Además de la belleza arquitectónica, en Colón está el Cerro del Zamorano, que ofrece uno de los paisajes más espectaculares de la zona. Declarado Patrimonio de la Humanidad desde 2009 es visitado por expertos escaladores para recorrer sus peñascos.

Este sitio se encuentra a 3 mil 200 metros sobre el nivel del mar y se puede acampar o bien pasar la noche en cabañas que ofrecen en la zona.

Ruta del Queso y del Vino

Además de atraer turismo religioso, el municipio queretano forma parte del circuito del vino y de las queserías del estado.

Viñedos como Vinaltura, Paso de Serra, Terra de Peña, Donato y Tierra Alonso, son algunas de las fincas en las que puedes disfrutar del vino local y su elaboración.

Quesos VAI y Flor de Alfalfa completan el maridaje de esta ruta. Estas queserías son de las más importantes y productivas del municipio. Aquí puedes conocer cómo preparan sus productos, así como del cuidado de los animales de sus ranchos.

La Ruta de las Haciendas

En este municipio queretano hay 13 haciendas, de las cuales las tres más antiguas son: Ajuchitlán, El Zamorano y La Esperanza.

Las fincas asentadas en esta zona poco a poco han adquirido nuevos usos, como La Salitrera, que trabaja como una cooperativa mediante un proyecto ecoturístico.

Otra es El Blanco, que se encarga de la cría del toro de lidia y a la degustación del queso y el vino. La hacienda Ajuchitlán, sirve para eventos sociales.

La Esperanza cuenta con recorridos por la propiedad, así como algunos talleres de cerveza artesanal. Fue propiedad de Josefa Vergara, famosa benefactora y filántropa mexicana.