Cocaína, acusaciones contra William y Carlos y un contacto con el espíritu de Diana: las revelaciones de Harry en sus memorias

El príncipe Harry y el rey Carlos, en el funeral de Isabel II
El príncipe Harry y el rey Carlos, en el funeral de Isabel II - Créditos: @LOIC VENANCE

LONDRES.- “En la sombra”, como tradujeron al español el título del libro del príncipe Harry que debía ver la luz a nivel mundial el 10 de enero (Spare, en inglés), pero que fue puesto “accidentalmente” a la venta este jueves por un momento en España, será quizás el libro más revelador de los últimos meses.

La dedicatoria "Para Meg, Archie y Lili... y, por supuesto, mi madre" es apenas la introducción a distintos temas: los ataques a su hermano William y a su padre Carlos III, recuerdos de la muerte de su madre, el consumo de cocaína y hasta el recuerdo del día en que perdió su virginidad.

Harry afirma que él y William le “rogaron” a su padre Carlos que no se casara con Camilla -que según el libro, la apodaron la “Otra Mujer”- después de la muerte de Lady Di.

"Recuerdo haberme preguntado si ella sería cruel conmigo; si sería como todas las madrastras malvadas de los cuentos", escribe el duque de Sussex en uno de los fragmentos filtrados por el tabloide británico Daily Mail, que accedió a una de esas copias vendidas “accidentalmente”.

"Willy había sospechado de la Otra Mujer durante mucho tiempo, lo que lo confundió y atormentó; cuando se confirmaron esas sospechas, sintió un remordimiento agónico por no haber hecho ni dicho nada antes", agrega el hijo menor de Carlos y Diana.

William y Harry caminan detrás del féretro de su abuela - Créditos: @Daniel Leal
William y Harry caminan detrás del féretro de su abuela - Créditos: @Daniel Leal

Harry también menciona a su madre, la princesa Diana y cómo la tristeza lo llevó a buscar ayuda de una mujer que “afirmaba tener poderes” y podría transmitirle un mensaje. “Estás viviendo la vida que ella no pudo”, dice Harry que la mujer le dijo. “Estás viviendo la vida que ella quería para ti”.

Su relato de lo que dice que fue una conversación con su madre muerta es breve. No especifica dónde ni cuándo ocurrió el encuentro con la médium, pero que fue a conocerla porque se la recomendaron amigos de confianza. La mujer le dijo: “Tu madre está contigo ahora mismo”. Harry dice que se le calentó el cuello y se le humedecieron los ojos.

El príncipe Harry y Diana de Gales
El príncipe Harry y Diana de Gales - Créditos: @getty images

En su libro también describe enfrentamientos interminables con la prensa en medio de viajes a clubes londinenses y visitas a África, Europa y Hollywood, y admite haber consumido cocaína. Describe cómo fue arrastrado a la oficina de un miembro anónimo del personal de la Casa Real durante el Jubileo de Oro de su abuela, la Reina Isabel, en 2002 después de que un periodista preguntara al Palacio sobre sus hábitos de consumo de drogas.

Admitiendo que mintió al personal de la Casa Real durante su interrogatorio, Harry dice que consumir cocaína “no fue muy divertido” y que lo hizo en parte para ser diferente y porque era un "chico de 17 años dispuesto a probar casi cualquier cosa que molestara el orden establecido".

Según las traducciones obtenidas por MailOnline y también informadas por Sky News, escribe: "No fue muy divertido y no me hizo sentir particularmente feliz de la forma en que parecían sentirse los demás, pero me hizo sentir diferente y ese era mi objetivo principal. Sentir y ser diferente".

Su hermano, su “archienemigo”

En el libro, además, también hace mención a su hermano William, príncipe de Gales, tildándolo de ser su “archienemigo” y su “polo opuesto”. En principio, Harry acusa a su hermano mayor de ser el principal agresor durante el Megxit (el alejamiento de los duques de Sussex) alegando que su relación se ha vuelto tan tensa y dañada que el Príncipe de Gales le “frunciría el ceño”.

En un extracto filtrado del periódico The Guardian, Harry recuerda lo que describe como un ataque físico por parte de su hermano, que según él le dejó heridas visibles, incluidos “rasguños y contusiones”.

La disputa supuestamente estalló en la cocina de su casa en Londres en el 2019. Según cuenta, William calificó a Meghan de “difícil”, “grosera” y “abrasiva” e insistió en que estaba tratando de “ayudar” a su hermano menor durante una reunión sobre “toda la catástrofe continua” de su relación fallida y las peleas de Harry con la prensa.

El príncipe William, duque de Cambridge y el príncipe Harry, duque de Sussex recibieron una terrible noticia a pocos días de los 60 años de su madre, la princesa Diana
El príncipe William, duque de Cambridge y el príncipe Harry, duque de Sussex recibieron una terrible noticia a pocos días de los 60 años de su madre, la princesa Diana - Créditos: @Gareth Fuller

Harry acusó a su hermano de “repetir la narrativa de la prensa” sobre su esposa estadounidense antes de que se produjera una pelea a gritos que terminó en una agresión física, afirma el libro.

“Me agarró por el cuello, rasgó mi collar y me tiró al suelo. Aterricé en el plato del perro, que se partió debajo de mi espalda, los pedazos me cortaron. Me quedé allí un momento, aturdido, luego me puse de pie y le dije que saliera”.

Más adelante, Harry revela haber perdido su virginidad con una mujer mayor no identificada a la edad de 17 años: según el libro, su primera amante anónima lo trató como a un “joven semental” y dio detalle del lugar del intercambio: un campo detrás de un “pub muy concurrido”.

La familia real británica lleva meses preparándose para las revelaciones potencialmente explosivas contenidas en las memorias del príncipe, que en 2020 sacudió a la monarquía cuando, junto a Meghan, anunció que dejaban sus cargos y se fueron a vivir a Estados Unidos.

familia real britanica
familia real britanica - Créditos: @Samir Hussein

Tras años de rumores sobre la tumultuosa relación entre los dos hermanos, muy unidos en su adolescencia por la muerte de su madre, Harry ajustó cuentas con William en una controvertida serie documental titulada Harry & Meghan, estrenada por Netflix en diciembre.

En ella, él y Meghan Markle, de 41 años, relataron sus dificultades en el seno de la familia real y fustigaron los ataques racistas contra la exactriz, que es mestiza, y el acoso de la prensa sensacionalista británica. Desde que se fueron a California, donde viven la familia y amigos de la exactriz, la imagen de la pareja cayó en picado en el Reino Unido, donde muchos los acusan de ser egoístas y aprovechados.

En extractos de una entrevista televisiva antes del lanzamiento del libro a ITV en el Reino Unido y CBS en Estados Unidos, cuya difusión está prevista este domingo, Harry asegura que quiere “una familia, no una institución”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Me gustaría recuperar a mi padre. Me gustaría recuperar a mi hermano”, afirmó.

Aunque aparecieron juntos en septiembre ante los británicos reunidos en Windsor para rendir tributo a su difunta abuela, parece que los dos hermanos no se hablan apenas desde que Harry y Meghan se fueron a vivir a Estados Unidos.

Agencias AFP y AP

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

El príncipe Harry no se compromete a asistir a la coronación de su padre