Clichés de la alta fantasía que ya no queremos ver

·5  min de lectura
Clichés de la alta fantasía que ya no queremos ver
Clichés de la alta fantasía que ya no queremos ver

La alta fantasía como la conocemos hoy en día es sinónimo de mundo medievalizantes llenos de magia, elfos, enanos, dragones gracias a la obra de J.R.R. Tolkien . Sus obras ayudaron a cimentar a este género en el imaginario cultural. Dicho eso, hay ciertos lugares comunes que de tanto repetirse ya se han convertido en clichés. Inclusive algunos que provienen de obras relativamente más recientes como A Song of Ice and Fire de George R.R. Martin , que la mayoría conoce por la serie de televisión estrella de HBO: Game of Thrones (59%).

Aquí les dejo algunos que me molestan particularmente.

No te pierdas: Razones por las que Game of Thrones ha perdido relevancia con los años

El empoderamiento a través de violaciones

Este es un cliché del que abusó mucho Game of Thrones, la serie, no la novelas. La realidad es que no es exclusivo de la fantasía. Lo podemos encontrar en toda clase de obras y géneros. Así es como se empodera al personaje homónimo de la novela Doña Bárbara y quien haya visto Love, Death & Robots (100%) habrá notado que los episodios "Sonnie’s Edge" y "Good Hunting" son ejemplos de esto. En ambos hay un personaje femenino que se vuelve más fuerte a partir de que es victima de una violación. En el caso particular de la fantasía medieval hay personas que defiende esto con el argumento de que es para darle realismo y verosimilitud a la serie, pero como mencionó el novelista Dave Rudden:

Ha habido gente que ha tratado de explicarme la necesidad de tener constantes escenas de violación y de violencia sexual como un elemento ‘fiel a la época’, a la par que omiten el hecho de que, si fuéramos realmente precisos, no habría dragones y Jaime Lannister no tendría dientes. Horrorizar sin significado es algo vacío. La violencia sexual es demasiado utilizada por autores masculinos (y showrunners) como una forma de motivar a los personajes masculinos con poco o nulo interés en el personaje femenino que está experimentando la agresión.

Ahora pensemos cuántas mujeres de la Edad Media fueron empoderadas a partir de una violación y veremos que esto no tiene nada que ver con darle realismo a una obra, sino con tópicos cosificantes y machistas. Por supuesto, a los personajes masculinos no se les empodera así. Pensemos en Theon de Game of Thrones, ser víctima de Ramsey lo emascula en un sentido literal y figurado.

Orcos

Los orcos son un elemento problemático de la fantasía desde las novelas de Tolkien. La idea de que un mundo europeizante y medievalizante habitado por razas blancas en su mayoría es invadido por fuerzas del mal de piel más oscura tiene elementos racistas y colonialistas que no han pasado desapercibidos a los lectores, críticos y autores del género desde hace un tiempo. Mucho se ha escrito sobre el asunto, pero me gusta en particular lo que dijo N. K. Jemisin "The Unbearable Baggage of Orcing":

En la mayoría de las obras de fantasía que yo he consumido los orcos son violentos, irracionales o menos inteligentes que los seres humanos, brutales, matones y siempre son caóticos malvados. Pero estos son adjetivos, no sustantivos. Todas las creaturas mitológicas tienen una raíz en el mundo real. […] ¿Qué se supone que son los orcos? Tolkien dio varias explicaciones para sus orcos, y la que Peter Jackson dio en su adaptación cinematográfica para ser una que muchos fans apoyan: elfos + magia malvada. Los elfos mismo pueden ser vistos como humanos + magia o humanos + divinidad, dependiendo el caso; busca a un académico experto en Tolkien si quieren detalles mucho más específicos. Tolkien se inspiró en historia europea y mitología, así que hay una cierta cantidad de fuentes posibles de las que se inspiró para sus orcos —como los nithings nórdicos y, por supuesto, las partes más aterradoras del folclore céltico feérico. Resultado: en casi todas las iteraciones de los orcos que ocurren en la fantasía, ellos tienen la intención de ser un reflejo distorsionado de la humanidad. Ellos tiene todas las cosas que hay en los humanos —emociones, un cierto nivel de inteligencia, alguna vez libre albedrío—, pero todo está mal. Ellos están corrompidos ya sea por magia malvada o degradación del medioambiente o su propia hibris. En algunas iteraciones los orcos son sexualmente perversos, así que tenemos que considerar a la mala genética también. Ellos son cuerpos humanos + magia malvada – la esencia de la humanidad, dependiendo el valor que esa esencia pueda tener: un alma, una mente, esteticismo, lo que sea. Y por ello, en la mayoría de los mundos de fantasía en los que los orcos aparecen, ellos sólo sirven para una cosa: para ser aniquilados, usualmente con sólo verlos y sin negociación alguna por Nuestros Héroes. Los orcos son seres humanos que pueden ser asesinados sin conciencia y sin tener que disculparse. Piensen en eso. Creaturas que se ven como personas, pero que realmente no lo son. Casi como gente que no son dignos de las más básicas consideraciones morales, como el derecho a existir. La única manera de lidiar con ellos es controlarlos por completo a través de la esclavitud o matarlos a todos.

En otras palabras, pueden ser visto como un derivado de la visión colonialista europea. Algo interesante de notar es que, como ella misma señaló en un comentario de esa publicación, en las escritoras de fantasía encontramos menos de este tipo de especies. En las obras de fantasía de Ursula K. Le Guin , Tamora Pierce, Naomi Novik, Jacqueline Carey y un largo etcétera no hay orcos.

También lee: El cristianismo problemático de Las Crónicas de Narnia de C. S. Lewis: el caso de Susan

La dama en peligro en lugar de más mujeres guerreras

Este es un tópico que existe desde siempre y que llegó a la alta fantasía gracias a las novelas de caballería y a la materia artúrica. El asunto es que ese tópico proviene de un período en el que las mujeres tenían roles más pasivos y sobre todo si hablamos de literatura artúrica medieval. En realidad en las novelas de caballerías hispánicas y otro tipo de textos caballerescos del renacimiento y auriseculares tenemos a personajes femeninos que no se limitan a ser raptadas. El mejor ejemplo de esto son las llamadas virgo bellatrix o doncellas guerreras. El nombre lo indica; son básicamente mujeres caballero o caballera. Las encontramos en novelas de caballerías como el Primaleón (1512), Polindo (1526), Amadís de Grecia (1530) y Cristalián de España (1545). En el poema épico caballeresco italiano Orlando Furioso, de Ludovico Ariosto también existen; tenemos el ejemplo de Bradamante. El punto es que sí la literatura del siglo XVI podía tener mujeres que no necesitaran ser rescatadas y que pudieran rescatar y ayudar a sus amados con sus habilidades guerreras, por supuesto que en el siglo XXI podemos y debemos tener lo mismo. Hay muchas novelas de fantasía protagonizadas por mujeres fuertes que merecen una adaptación (algunas ya están en camino): las primeras que me vienen a la mente son Song of the Lioness Quartet de Tamora Pierce, Valdemar de Mercedes Lackey, Uprooted, de Naomi Novik y Sword of the Rightful King, de Jane Yolen, entre otras obras.

Resurrecciones mágicas

Una cosa tremendamente cierta es que las muertes tienen un peso dramático en la historia. Son parte de la tensión. Una historia de aventuras funciona mejor si hay cosas en riesgo. Parte de ello es saber que los personajes son mortales. Nada rompe la tensión como el hecho de que los personajes puedan revivir con facilidad. ¿Qué sentido tiene una muerte como la de Jon Snow si va a revivir al poco tiempo? Hay que admitir que las resurrecciones mágicas pueden tener sentido si en sí mismas son una aventura con un cierto nivel de complejidad y cosas en riesgo. Si tus personajes reviven a diestra siniestra, no tienen mucho sentido que hayan muerto en primer lugar. Y sí todos estamos pensando en Jon Snow, pero también en Dragon Ball.

No te quedes sin leer: 5 animes que debes ver si eres fan de Game of Thrones

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.