Anuncios

Ciudad rusa suspende festividades de epifanía ortodoxa ante amenaza de ataques ucranianos

El canciller ruso Serguei Lavrov habla en su conferencia de prensa anual en Moscú, jueves 18 de enero de 2024. (AP Foto/Alexander Zemlianichenko)

Una ciudad rusa cerca de la frontera con Ucrania suspendió las tradicionales festividades de la Epifanía ortodoxa el viernes debido a la amenaza de ataques, cuando las fuerzas de Kiev aplican una nueva estrategia al acercarse el segundo aniversario de la guerra.

La ciudad de Belgorod ha suspendido los eventos en que los fieles se lanzan a lagos y lagunas a través de agujeros en el hielo en la festividad de la Epifanía, el 19 de enero, informó el ministerio regional de emergencias a través de la agencia noticiosa estatal Tass. Los festejos anuales se realizan en muchas partes de Rusia.

Los ataques desde el otro lado de la frontera se han vuelto más frecuentes en Belgorod, una ciudad rusa de 340.000 habitantes que está al alcance de armas móviles relativamente sencillas como los lanzacohetes. Se encuentra unos 100 kilómetros (60 millas) al norte de Járkiv, la segunda ciudad más grande de Ucrania.

El 30 de diciembre, obuses mataron a 21 personas e hirieron a 110 en el centro de Belgorod, dijeron funcionarios regionales, en uno de los ataques más letales en territorio ruso desde que Moscú inició la invasión de su vecino.

Las aldeas de frontera han sido blancos esporádicos de la artillería, cohetes, obuses y drones ucranianos, lanzados desde bosques densos donde son difíciles de detectar. Pero hasta el jueves, que se sepa, no se habían cancelado grandes eventos.

Mientras tanto, n Moscú, el canciller ruso Serguéi Lavrov descartó una propuesta de Estados Unidos de reanudar el diálogo sobre el control de armas nucleares, declarando que eso es imposible mientras Washington dé apoyo militar a Ucrania.

En su conferencia de prensa anual, Lavrov acusó a Occidente de acrecentar los riesgos a la seguridad global al alentar los ataques ucranianos a territorio ruso y aseguró que Moscú logrará sus objetivos en el conflicto a pesar de la ayuda occidental a Kiev.

El presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy ha prometido alcanzar nuevos blancos en territorio fronterizo ruso este año. Su objetivo es trastornar la vida e inquietar a los rusos de cara a las elecciones del 17 de marzo en las que el presidente Vladímir Putin buscará su reelección a un nuevo sexenio.