¿Inmunidad colectiva? Un nuevo estudio revela en qué situación se encuentra la ciudad de Buenos Aires

·5  min de lectura
Los estudios se realizan con muestras de sangre extraídas a los voluntarios para determinar el nivel de anticuerpos que posee la población
Ricardo Pristupluk

Ocho de cada diez habitantes de la ciudad de Buenos Aires tienen anticuerpos contra el Covid-19. Ese es el dato más importante que se desprende del último estudio de seroprevalencia realizado por el Ministerio de Salud porteño para medir la evolución del nivel de inmunización, una medición que comenzó en agosto del año pasado cuando era apenas del 4%.

El análisis, que se desprende de una muestra estadística, presentado esta mañana por el ministro de Salud, Fernán Quirós, incluye a las personas que fueron vacunadas, las que cursaron la enfermedad y los asintomáticos. Fue el quinto de este tipo y contempla una proyección de lo que ocurrirá a fines de noviembre, cuando –se estima– el 89% de los porteños tendrá una elevada protección de anticuerpos.

Superbacterias: fuerte advertencia de los infectólogos por otra consecuencia de la pandemia

Con estos números, de acuerdo con las estimaciones de la comunidad científica internacional, la ciudad habrá alcanzado o estará cerca de lograr la inmunidad colectiva. Aunque aún no existe evidencia sobre cuál debe ser el porcentaje de la población inmunizada para alcanzar ese hito, sobre todo por la amenaza de la variante delta, se calcula que podría ser entre el 80% y 85%.

El estudio se realizó en 3500 domicilios seleccionados al azar y notificados previamente por la Dirección General de Estadística y Censos. No incluyó a los menores de 18 años. “En estas evaluaciones se toma una muestra representativa de la población porteña para saber la evolución de anticuerpos. Son datos muy útiles para saber la situación epidemiológica en términos de protección inmunológica a lo largo de la pandemia”, explicó Quirós.

Vacunación en el país

El crecimiento del nivel de anticuerpos desde el año pasado fue notable, con la salvedad que en los dos estudios realizados este año incluyeron a las personas vacunadas, como no había sucedido en 2020. En agosto del año pasado, el 4% de la población tenía anticuerpos; en septiembre, el 9%, y en octubre, el 11%. Este año, en agosto el 74% de los porteños presentaba anticuerpos y en septiembre, el 78%. La proyección indica que en octubre será el 85% y en noviembre alcanzará al 89%.

“Lo que hoy sabemos es que el 78% tiene anticuerpos o las defensas detectables a un nivel alto. Es un dato importante, porque las personas están protegidas contra la enfermedad, sobre todo, para casos graves o mortales”, sostuvo el ministro. “En la ciudad todavía nos queda por delante un aumento de casos con la variante delta, pero estos resultados significan que más allá de que los casos puedan aumentar la mayoría de los porteños tienen una protección inmunológica que evitará internaciones en terapia intensiva o muertes. Eso estuvimos buscado todo este tiempo, no tanto evitar la tercera ola, sino que el aumento de casos no termine provocando consecuencias graves”, agregó.

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), la inmunidad colectiva o de grupo es la protección indirecta contra una enfermedad infecciosa que se consigue cuando una población se vuelve inmune, ya sea como resultado de la vacunación o de haber presentado la infección con anterioridad. Para lograr la inmunidad colectiva contra el sarampión, por ejemplo, es necesario vacunar aproximadamente al 95% de una población; el otro 5% estará protegido porque la enfermedad no se propagará entre las personas vacunadas. En el caso de la poliomielitis, el umbral es del 80%.

Los estudios de seroprevalencia se realizan con muestras de sangre extraídas a los voluntarios
Los estudios de seroprevalencia se realizan con muestras de sangre extraídas a los voluntarios


Los estudios de seroprevalencia se realizan con muestras de sangre extraídas a los voluntarios

“Con estar arriba del 85% de la población con anticuerpos, la inmunidad colectiva se considera alcanzada, sobre todo en el marco de variante delta. Aunque donde quede gente susceptible a contraer la enfermedad, la pandemia se convertirá en endemia y habrá que estar atentos a la aparición de nuevas variantes”, explicó la infectóloga Elena Obieta.

Para la especialista, el porcentaje de población con anticuerpos alcanzado es representativo a pesar de no contar con adolescentes y niños, porque en los últimos meses ya están integrados al plan de vacunación y, además, la capacidad de infección y transmisión es menor.

“Sabemos que con el tiempo los anticuerpos puedan bajar, por eso es probable que necesitemos terceras dosis para suplir esa necesidad. Puede ser que el año próximo se necesite esa dosis de refuerzo sobre todo para las primeras personas que fueron vacunadas. No hay que hacer anticuerpos previos a la revacunación, no es que antes de darte la dosis de refuerzo se deba hacer un test de anticuerpos, sino vacunar directamente”, opinó.

Última información sobre la situación sanitaria en la Ciudad, conferencia de Fernán Quirós
Captura


El ministro de Salud, Fernán Quirós, dio detalles del nivel de anticuerpos que posee la población porteña y le puso fecha a la aplicación de la tercera dosis (Captura/)

En ese sentido, esta mañana Quirós anunció que desde la semana próxima a todos los mayores de 50 años que hayan completado los esquemas de Sinopharm serán convocados para recibir una tercera dosis, en este caso, de AstraZeneca, para reforzar el nivel de anticuerpos. El ministro también adelantó que avanzarán con las personas inmunodeprimidas.

“Para la variante delta nadie sabe cuánta población tendría que estar vacunada para asegurar la protección colectiva, pero cuando se llega a entre el 80% y 85% se hace una enfermedad más leve y será menor la cantidad de gente internada en terapia intensiva. Son números muy buenos teniendo en cuenta que en la ciudad el 60% de circulación del virus es delta”, analizó el infectólogo Eduardo López.

“La inmunidad colectiva aún no se puede definir porque nadie sabe qué porcentaje se debe alcanzar, en ningún lugar del mundo. Por eso es importante la dosis de refuerzo, porque la eficacia empieza a caer después de un tiempo. Que la gente tenga anticuerpos no significa que todos están protegidos, aunque es una gran noticia porque se va en camino de la protección grupal”, agregó el experto.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.