El circo familiar le pasa factura a Isabel Pantoja también como cantante

·3  min de lectura
MADRID, SPAIN - APRIL 29: Isabel Pantoja attends 'Top Star ¿Cuanto Vale Tu Voz?' photocall at Mediaset Studios on April 29, 2021 in Madrid, Spain. (Photo by Carlos Alvarez/Getty Images)
Las entradas del concierto de Isabel Pantoja no se venden (Photo by Carlos Alvarez/Getty Images)

Isabel Pantoja no levanta cabeza y es que tras un año muy duro con ruptura familiar casi irreconciliable de por medio, ahora la suerte en lo profesional tampoco le sonríe y es que todo va relacionado.

La tonadillera lleva un año siendo la villana oficial de los medios por cortesía de su hijo Kiko Rivera que ha paseado todos sus secretos y presuntas estafas en Mediaset. Justo ahora que se cumple un año de ‘La Herencia Envenenada’, el programa que destruyó por completo la imagen de la cantante, Kiko vuelve a sentarse en el ‘Deluxe’.

Cuando parecía que la vida le daba tregua a Pantoja con un acercamiento hacia sus hijos Kiko e Isa, resulta que todo ha sido un espejismo que duró lo justo para el funeral y velatorio de Doña Ana, la madre de la artista que ha fallecido hace apenas mes y medio.

El drama de perder a su madre y, en el caso de Kiko a su abuela, propició un aflorar de empatía por parte del DJ pero, por lo visto, no por parte de la tonadillera. En el ‘Deluxe’, Kiko ha asegurado que: “Tras el encuentro, hice una videollamada con mis hijas y se volvió loca, y las niñas también. A los días le llamé y le dije que me quería sentar con ella y que explicara cosas pero no en Cantora ni en mi casa, en otro sitio. Se puso a la defensiva a partir de ahí dejó de ser mi madre y salió de nuevo Isabel Pantoja. Me dijo '¿preguntarme tú? La que tiene que preguntarte soy yo'. Le dije todo lo que pensaba y le dije ya no te voy a llamar más”.

Así que, sin relación con sus hijos y con Anabel Pantoja como su sobrina favorita pero que no dudó en casarse a pesar del fallecimiento de Ana, Isabel buscaba refugio en sus conciertos y es que, a causa de la pandemia, su regreso al escenario se ha visto retrasado en varias ocasiones.

Su retorno debió producirse el 7 de agosto en Jerez de la Frontera pero al final no fue así, luego tenía dos conciertos en Chile para el 5 y 6 de noviembre que se han aplazado a mayo de 2022 pero es que, ni siendo su gran regreso triunfal sobre las tablas, consigue vender entradas.

Según recoge la revista ‘Semana’, sus únicas actuaciones en latinoamericano no están cautivando al público y es que la venta de tickets está estancada. Lo cierto es que los precios en tiempos de pandemia no ayudan y es que lo más barato a la venta actualmente para verla cantar cuesta 48 euros mientras que lo VIP llega a los 168 euros, según recoge el semanario.

Lo cierto es que la cantante no lleva ni el 30% de entradas vendidas. El miedo al coronavirus ya no es “excusa” y es que en Chile ya hay un 78% de la población vacunada y el concierto contará con las medidas de seguridad oportunidad para disminuir al máximo el riesgo de contagio.

La gran baza de Isabel Pantoja siempre ha sido su fiel público pero ahora parece que hasta sus fans más devotos le dan la espalda. Cabe recordar que entre el caso Malaya que la llevó a la cárcel, sus presuntas mentiras sobre la herencia de Paquirri y la soberbia de la que ella siempre ha hecho gala, su imagen se ha deteriorado mucho a nivel mediático.

Aunque Telecinco (cadena que la hundió con ‘Aquí Hay Tomate’) la rescató e hizo resurgir con ‘Supervivientes’, ahora ya no cuenta con ella como jurado de ‘Idol Kids’ por el chasco de audiencia de la última edición y es que todo apunta a que el público se está cansando de ver los dramones del clan Pantoja, no solo en televisión, sino también en los conciertos y ese sí es un problema serio para Isabel que podría ver peligrar su verdadera profesión.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.