Cinco razones por las que mujeres y niñas son las más afectadas por los efectos del cambio climático

·3  min de lectura

Este artículo fue producido por la Oficina Regional de ONU Mujeres para las Américas y el Caribe en exclusiva para Yahoo en Español.

El cambio climático y sus efectos es el desafío más grande que le ha tocado enfrentar hasta ahora a la especie humana. Hacerle frente requiere de compromisos globales, como los que se intentaron lograr en la reciente cumbre climática (COP26), pero también una conciencia de que el fenómeno afecta de forma particular a las personas más vulnerables.

Una mujer camina con sus hijos por la selva boliviana. (Foto: ONU Mujeres Bolivia)
Una mujer camina con sus hijos por la selva boliviana. (Foto: ONU Mujeres Bolivia)

Estas son las cinco razones por las que el cambio climático y sus efectos perjudican de forma desproporcionada a mujeres y niñas:

1.- Son más vulnerables a la violencia y el abuso sexual: cuando ocurren inundaciones, terremotos y otros desastres naturales, las mujeres y niñas que pierden sus viviendas quedan más expuestas a este tipo de ataques porque deben dormir sin condiciones apropiadas de seguridad o a la intemperie, además de no contar con instalaciones sanitarias protegidas y seguras.

2.- Son las primeras en abandonar la escuela: en situaciones extremas, como una sequía, por ejemplo, las niñas se ven forzadas a ocuparse de labores del hogar o dejan de asistir a clases para procurar fuentes de ingreso para la familia. También deben dedicar más tiempo a tareas como buscar agua u ocuparse de familiares enfermos.

3.- Aumenta el riesgo de muerte o lesiones: los desastres naturales suelen forzar la separación de las familias (los hombres salen a buscar trabajo o a buscar alimentos) y las mujeres y niñas suelen permanecer en el lugar. También ocurre que, a causa de los roles tradicionales atribuidos a mujeres y niñas, en muchos lugares no se les enseña a nadar, por ejemplo.

Una mujer lava los platos cerca de su refugio improvisado después de ver sus casas destruidas por el ciclón amphan. (Foto de Mushfiqul Alam/NurPhoto vía Getty Images)
Una mujer lava los platos cerca de su refugio improvisado después de ver sus casas destruidas por el ciclón amphan en Bangladesh. (Foto de Mushfiqul Alam/NurPhoto vía Getty Images)

4.- Aumentan las posibilidades de matrimonio infantil y embarazo adolescente: tras un desastre natural, muchas familias ven en el matrimonio una salida a la difícil situación económica en la que quedan. Buscan, de este modo, garantizar alimentación y un hogar a sus hijas. No es inusual que estas niñas resulten embarazadas muy jóvenes también.

5.- Escasean la comida y las fuentes de ingreso: en muchas sociedades se prioriza a los hombres a la hora de repartir alimentos, especialmente cuando escasean. También se les atribuye a ellos el rol de ser los principales generadores de ingresos. Esto deja a las mujeres con pocas posibilidades de alimentarse adecuadamente y en situación de dependencia.

Para hacerle frente a esta realidad, es indispensable que los planes de adaptación y mitigación de los efectos del cambio climático tomen en cuenta las consecuencias desproporcionadas que sufren mujeres y niñas, que se diseñen planes específicos para ellas cuando ocurren los desastres y que haya cada vez más mujeres en los espacios de coordinación y ejecución de los planes de emergencia.

—————————- o —————————

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Refugiados climáticos: Millones huyen del clima sin tener un lugar que los reciba

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.